Co­mi­da con co­ra­zón

Re­ce­tas de­li­cio­sas que cui­dan tu sa­lud

Women's Fitness - - CONTENIDOS -

Se­gún las es­ta­dís­ti­cas, las mu­je­res tie­nen tres ve­ces más pro­ba­bi­li­da­des de mo­rir de una en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar que de cán­cer de ma­ma.

Afor­tu­na­da­men­te, exis­te un sin­fín de me­di­das pre­ven­ti­vas que se pue­den to­mar pa­ra evi­tar­lo; ha­cer ejer­ci­cio con re­gu­la­ri­dad, evi­tar fu­mar y cui­dar tu die­ta, por ejem­plo.

Da­le Pin­nock, co­no­ci­do co­mo el Chef Mé­di­co, ha pre­sen­ta­do una nue­va se­rie de li­bros de co­ci­na, Co­me pa­ra me­jo­rar tu sa­lud (Qua­dri­lle), el cual in­clu­ye uno lla­ma­do En­fer­me­da­des Car­dio­vas­cu­la­res.

Se tra­ta de una obra im­pres­cin­di­ble pa­ra cual­quie­ra que quie­ra cam­biar su mo­do de ali­men­tar­se pa­ra me­jo­rar la sa­lud de su co­ra­zón; una co­lec­ción de re­ce­tas que lle­ga en el mo­men­to ade­cua­do. "Las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res se es­tán ex­ten­dien­do muy rá­pi­do, y pa­re­ce ser que po­drían ser la pri­me­ra cau­sa de mor­ta­li­dad del pla­ne­ta", co­men­ta Da­le.

Ser cons­cien­te de lo que uno co­me ayu­da; in­cre­men­tar la in­ges­ta de fru­tas y ver­du­ras, y de­cir adiós a los ali­men­tos pro­ce­sa­dos es fun­da­men­tal. "El con­su­mo de es­tos y de la co­mi­da ba­su­ra se es­tá ge­ne­ra­li­zan­do. Hay quien no co­me na­da de fru­ta ni de ver­du­ra. Es­te es un se­rio pro­ble­ma, y afec­ta a un al­to por­cen­ta­je de la po­bla­ción".

Pe­ro con co­mer bien no bas­ta. Por ejem­plo, hay que cui­dar el equi­li­brio de ome­ga-3 y ome­ga-6; ¿sa­bías que hay que co­mer el do­ble de ome­ga-3 que del seis? Tam­bién hay que te­ner en men­te la res­pues­ta glu­cé­mi­ca de nues­tro cuer­po a los ali­men­tos; "Es de­cir, cuán­to ele­va un ali­men­to con­cre­to nues­tro azú­car en san­gre", ex­pli­ca Da­le. Y, por su­pues­to, no hay que ol­vi­dar la im­por­tan­cia de co­mer pro­teí­na y gra­sas ca­da vez que se to­men hi­dra­tos de car­bono. "La gra­sa y las pro­teí­nas ra­len­ti­zan la di­ges­tión, lo que sig­ni­fi­ca que el azú­car se li­be­ra­rá len­ta­men­te, y se in­tro­du­ci­rá en el flu­jo san­guí­neo po­co a po­co", re­ve­la Da­le.

Aun­que pa­rez­ca com­pli­ca­do, no lo es tan­to. Si quie­res po­ner­lo en prác­ti­ca, no te pier­das las re­ce­tas que te trae­mos...

‘Tan­to la pro­teí­na co­mo las gra­sas ra­len­ti­zan la di­ges­tión, lo cual quie­re de­cir que el azú­car se asi­mi­la­rá len­ta­men­te’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.