Adel­ga­za na­dan­do

Pier­de pe­so a ba­se de bra­za­das

Women's Fitness - - CONTENIDOS -

Tan­to si eres una na­da­do­ra ha­bi­tual que quie­re me­jo­rar su mar­ca, co­mo si no has pi­sa­do la pis­ci­na en años, te­ne­mos el plan per­fec­to pa­ra que lo­gres tus ob­je­ti­vos.

Ca­si to­das nos mo­ve­mos con sol­tu­ra por nues­tra ca­lle, pe­ro la ma­yo­ría he­mos de ad­mi­tir que nues­tra téc­ni­ca ne­ce­si­ta un re­pa­so y que po­dría­mos sa­car más pro­ve­cho de nues­tras ho­ras en la pis­ci­na.

Por ello, he­mos con­fec­cio­na­do una guía y un fa­bu­lo­so plan de tres se­ma­nas que te ayu­da­rá a sa­car lo me­jor de ca­da se­sión. ¿Pre­pa­ra­da? ¿Lis­ta? ¡A na­dar!

Cli­nic téc­ni­co

¿No sa­bes por qué no pue­des ir más rá­pi­do? ¿Te can­sas tras un par de lar­gos? ¿Te sien­tes arrít­mi­ca? Te ayu­da­mos con los pro­ble­mas téc­ni­cos más ha­bi­tua­les. La ali­nea­ción es cla­ve Es po­si­ble que te gus­te cen­trar­te en la bra­za­da o en la pa­ta­da, pe­ro si el ali­nea­mien­to no es el ade­cua­do, pue­de que es­tés des­per­di­cian­do fuer­zas. “El error más co­mún al na­dar es es­te”, co­men­ta Ste­ven Shaw, au­tor de Mas­ter The Art Of Swim­ming (Ano­va Books) y crea­dor del Mé­to­do Shaw pa­ra na­dar. “La ma­yo­ría de los na­da­do­res se cen­tran de­ma­sia­do en el mo­vi­mien­to de la pier­na y del bra­zo, y no se dan cuen­ta de la im­por­tan­cia de la re­la­ción en­tre la ca­be­za, el cue­llo y su es­pal­da. Una ma­la ali­nea­ción im­pli­ca ra­len­ti­zar­te; ca­da cen­tí­me­tro que ba­je tu ca­be­za, las ca­de­ras ten­de­rán a caer otros dos”. E ig­no­rar es­to po­dría con­lle­var le­sio­nes. “Tu ca­be­za es tan pe­sa­da co­mo un ma­zo, y te­ner­la en una po­si­ción po­co na­tu­ral 20 o 30 mi­nu­tos pue­de ge­ne­rar ten­sión mus­cu­lar en la zo­na de la co­lum­na ver­te­bral”, ex­pli­ca Ste­ven. La téc­ni­ca lo es to­do Na­dar no de­be­ría ser una es­pe­cie de ba­ta­lla; la téc­ni­ca ade­cua­da te ayu­da­rá. “Pa­ra co­rre­do­res y ci­clis­tas, el ejer­ci­cio ae­ró­bi­co y de fuer­za es cla­ve. En cam­bio, na­dar bien de­pen­de mu­cho de la téc­ni­ca”, co­men­ta Ste­ven.”Po­drías es­tar fuer­te co­mo un oso, co­rrer 10 ma­ra­to­nes, pe­ro co­mo no ten­gas el es­ti­lo co­rrec­to, no se­rás efi­cien­te en la pis­ci­na. Los bue­nos na­da­do­res sue­len es­tar fuer­tes, pe­ro na­dan co­mo si no les su­pu­sie­se un es­fuer­zo. En con­tras­te, los no­va­tos pa­re­cen es­tar pe­gán­do­se con el agua”.

Hay que bus­car el equi­li­brio. “La cla­ve es sa­ber dón­de y cuán­do ejer­cer la fuer­za”, ex­pli­ca Ste­ven. “Has de dar­te cuen­ta de que con ca­da mo­vi­mien­to pa­ra pro­pul­sar­te hay otro pa­ra des­li­zar­te”. Co­mo los pro­fe­sio­na­les Hay mu­chas co­sas que pue­des cam­biar. “Lo me­jor pa­ra co­rre­gir tu téc­ni­ca es acu­dir a un pro­fe­sor pa­ra que te ins­tru­ya”, co­men­ta Ste­ven. Pe­ro hay otras ma­ne­ras. “No te fíes de­ma­sia­do de los pro­fe­so­res que en­se­ñan des­de la ori­lla”, ad­vier­te Ste­ven. “So­lo los ins­truc­to­res que se me­ten en el agua con­ti­go po­drán ver qué es lo que ha­ces y te guia­rán pa­ra que me­jo­res. Los me­jo­res de to­dos son los pro­fe­so­res que te gra­ban en ví­deo (una ima­gen va­le más que mil pa­la­bras); si co­no­ces tus erro­res, es mu­cho más fá­cil arre­glar­los”.

‘La cla­ve es no pe­lear­se con el agua; con la téc­ni­ca ade­cua­da, na­dar es fá­cil y di­ver­ti­do’

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.