HOM­BROS ES­CUL­PI­DOS

¿So­lo te acuer­das de tus bra­zos cuan­do te po­nes el bi­ki­ni? Mal he­cho. De­ja de mo­men­to a un la­do los ab­do­mi­na­les y las sentadillas y cén­tra­te en ejer­ci­tar es­ta zo­na, que es la que de pue­de cam­biar el as­pec­to de tu cuer­po.

Women's Health (Spain) - - ENFORMA - POR AMA­LIA PANEA

¿ Te es­tás re­sis­tien­do a qui­tar­te la ca­mi­se­ta de man­ga lar­ga? Lo pri­me­ro, ¡fue­ra com­ple­jos! Y, lo se­gun­do, pon­te ma­nos a la obra pa­ra pre­su­mir de bra­zos. De tus hom­bros de­pen­de la ar­mo­nía de to­do tu cuer­po. ¡Es­ta­rás desean­do lu­cir cue­llos hal­ter! Pe­ro, ade­más, si for­ta­le­ces es­ta par­te me­jo­ra­rá ex­po­nen­cial­men­te tu en­tre­na­mien­to, sea cual sea la dis­ci­pli­na que prac­ti­ques, des­de Cross­fit a yo­ga o te­nis. “A los chi­cos les mar­ca el trián­gu­lo per­fec­to del tor­so y en las chi­cas, un hom­bro de­fi­ni­do lu­ce di­vi­na­men­te las pren­das con ti­ran­tes. Unos hom­bros mol­dea­dos se­rán la me­jor “per­cha” pa­ra tu ro­pa, te ha­rán pa­re­cer más al­ta, más es­bel­ta y más po­de­ro­sa (¡y sen­tir­te así!)”, di­ce Fer Gon­zá­lez, sub­di­rec­to­ra de Ar­se­nal Fe­me­nino Ma­drid. Y no so­lo eso: “El en­tre­na­mien­to de fuer­za del tren su­pe­rior es la cla­ve pa­ra ar­mo­ni­zar tu cuer­po si tie­nes la ca­de­ra an­cha y acer­car­te más a la desea­ble si­lue­ta del re­loj de are­na”, aña­de. El tra­ba­jo de hom­bro re­clu­ta bí­ceps y trí­ceps, de cu­yo tono mus­cu­lar de­pen­de la te­mi­da fla­ci­dez en la ca­ra in­ter­na del bra­zo. “Anató­mi­ca­men­te ha­blan­do, es­ta par­te une el bra­zo al tor­so y es­tá for­ma­da por la es­cá­pu­la, el hú­me­ro y la cla­ví­cu­la, ade­más de li­ga­men­tos, ten­do­nes y múscu­los, co­mo el tra­pe­cio y el del­toi­des an­te­rior, me­dio y pos­te­rior (los que le dan esa bo­ni­ta for­ma re­don­dea­da)”, apun­ta Gon­zá­lez. Las mu­je­res no so­le­mos pres­tar­le tan­ta aten­ción en el gym, pe­ro es fun­da­men­tal. Co­mo ex­pli­ca Ma­nuel Ro­za­lén, doc­tor en Fi­sio­te­ra­pia de Fi­sio­serv, “es la ar­ti­cu­la­ción más mó­vil del cuer­po, la que más ran­go de mo­vi­mien­to tie­ne, lo que le per­mi­te ge­ne­rar más po­si­cio­nes pe­ro tam­bién la ha­ce más vul­ne­ra­ble a las le­sio­nes". Es­ta ar­ti­cu­la­ción es vi­tal pa­ra le­van­tar, ti­rar y em­pu­jar; o di­cho de otra ma­ne­ra, la ne­ce­si­tas pa­ra prác­ti­ca­men­te to­do lo que ha­gas en tu día a día, así que te jue­gas mu­cho si es­tá dé­bil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.