Chi­ca WH

Women's Health (Spain) - - CONTENIDO - MÓ­NI­CA MAR­TÍ­NEZ EDU GAR­CÍA

Amaia Sa­la­man­ca mu­cho más que atriz.

Cuan­do de­ci­mos que es ‘tri­per­fec­ta’ no nos que­da­mos cor­tas. Nues­tra pro­ta­go­nis­ta de por­ta­da com­pa­gi­na su fa­ce­ta de ma­dre (tie­ne tres hi­jos), ac­triz (ha­ce te­le­vi­sión, ci­ne y tea­tro) y de­por­tis­ta (se ha atre­vi­do con el triatlón). La ac­triz ma­dri­le­ña bus­ca ya su pró­xi­mo re­to.

“Se le da de­ma­sia­da im­por­tan­cia a mi cuer­po, me cui­do de ma­ne­ra sa­na y me en­can­ta co­mer. Me da pe­na que se ba­na­li­ce con en­fer­me­da­des de ese ti­po”.

Amaia Sa­la­man­ca de­bu­tó co­mo ac­triz ha­ce de 12 años y des­de en­ton­ces ha par­ti­ci­pa­do en más de 10 se­ries de te­le­vi­sión, ha pro­ta­go­ni­za­do cua­tro pe­lí­cu­las e in­clu­so ha pi­sa­do las ta­blas del his­tó­ri­co tea­tro eme­ri­ten­se. Se de­cla­ra aman­te de los re­tos y qui­zá por eso no ha que­ri­do de­jar pa­sar la opor­tu­ni­dad de pro­bar­se a sí mis­ma en una dis­ci­pli­na de­por­ti­va que in­clu­ye co­rrer, mon­tar en bi­ci y na­dar. “Lle­va­ba mu­cho tiem­po que­rien­do ha­cer un triatlón, pe­ro siem­pre me que­da­ba em­ba­ra­za­da y no po­día ha­cer­lo, y es­ta vez ya no te­nía ex­cu­sa. Se lo pro­pu­se a Úr­su­la Cor­be­ró pa­ra ha­cer­lo jun­tas, y no le ape­te­cía mu­cho, me di­jo que lo fue­ra ha­cien­do yo… (ri­sas). Al fi­nal lo hi­ce con una de mis me­jo­res ami­gas del co­le­gio, con la que prac­ti­ca­ba atle­tis­mo y con la que es­tu­ve en el cam­peo­na­to de Es­pa­ña. Ella ha se­gui­do en el de­por­te, ha si­do sub­cam­peo­na de Es­pa­ña de 400 me­tros va­lla y ha su­pe­ra­do un cán­cer sin de­jar de en­tre­nar. Me ani­mó y es­tu­vo pen­dien­te de mí en to­do el pro­ce­so de en­tre­na­mien­to y en la ca­rre­ra. Es un bo­ni­to re­cuer­do pa­ra las dos”, se­ña­la la ac­triz.

Es­ta dis­ci­pli­na olím­pi­ca asus­ta un po­co de­bi­do a su gran exi­gen­cia, pe­ro prac­ti­car de­por­te pa­ra Amaia no es al­go nuevo. “Ten­go un her­mano sie­te años ma­yor y él siem­pre me ha in­cul­ca­do la im­por­tan­cia del de­por­te. El fút­bol me gus­ta mu­cho, tan­to ver­lo co­mo ju­gar­lo; de pe­que­ña hi­ce ju­do, aun­que no lle­gué a las tres cla­ses (ri­sas), y sal­to de al­tu­ra, pe­ro co­mo me que­dé en es­ta­tu­ra me­dia no pu­de se­guir por ahí. El atle­tis­mo es lo que más me gus­ta y con lo que más dis­fru­to des­de pe­que­ña”. Es fá­cil pen­sar, en­ton­ces, que el seg­men­to de ca­rre­ra del triatlón fue lo más fá­cil de pre­pa­rar pa­ra la in­tér­pre­te, pe­ro hay otras dos dis­ci­pli­nas con las que li­diar pa­ra lle­gar a me­ta... “Con lo que iba más có­mo­da era con la ca­rre­ra, por­que lo he he­cho to­da la vi­da y se me da me­jor. Nun­ca me ha gus­ta­do la na­ta­ción ni me­ter la ca­be­za ba­jo el agua, me ago­bia­ba, y creo que so­lo he su­pe­ra­do ese mie­do pa­ra rea­li­zar el trialtlón. En el agua ten­go la sen­sa­ción de que si su­ce­de al­go no pue­des pa­rar ni po­ner los pies en el suelo y te pue­des aho­gar. Por eso creo que hay que en­tre­nar tam­bién la men­te pa­ra una prue­ba así y no so­lo la par­te fí­si­ca. En cuan­to a la bi­ci, la pre­pa­ra­ción con­sis­tía en ha­cer mu­chos ki­ló­me­tros y en­tre­né mu­cho es­te seg­men­to con mi ami­ga Car­lo­ta. La pre­pa­ra­ción de es­ta prue­ba es muy sa­cri­fi­ca­da; yo he po­di­do ha­cer­lo por­que en ese mo­men­to ha­bía he­cho un pa­rón pro­fe­sio­nal, pe­ro es di­fí­cil com­pa­gi­nar en­tre­na­mien­tos tan exi­gen­tes. In­ten­ta­ba sa­car cin­co días por se­ma­na: uno pa­ra en­tre­nar fuer­za, dos pa­ra na­ta­ción, un día pa­ra co­rrer se­ries, otro pa­ra ti­ra­da lar­ga y al­ter­nar con bi­ci pa­ra su­mar ki­ló­me­tros. No sé có­mo pue­den si­mul­ta­near­lo los triatle­tas con su tra­ba­jo, ¡los ad­mi­ro mu­cho!”.

Po­co tiem­po an­tes de en­fren­tar­se a es­ta prue­ba, la ac­triz fue in­vi­ta­da a un pro­gra­ma de te­le­vi­sión y al día si­guien­te so­lo se co­men­ta­ba su ex­tre­ma del­ga­dez, al­go que a la que fue­ra pro­ta­go­nis­ta de la se­rie Sin te­tas no hay pa­raí­so (Te­le­cin­co) le pa­re­ce muy des­agra­da­ble. “Es­ta prue­ba tie­ne mu­cho de es­fuer­zo e in­ten­si­dad. He no­ta­do que he per­di­do pe­so y he ga­na­do ma­sa mus­cu­lar, no­to que me con­su­mo de­ma­sia­do y por eso creo que no es un de­por­te pa­ra mí, por­que soy muy ner­vio­sa y los días pre­vios es­ta­ba con un do­lor de es­tó­ma­go tre­men­do. Adel­ga­cé mu­cho, aun­que siem­pre he si­do muy del­ga­da del tren su­pe­rior, ten­go los bra­zos fi­nos y se me mar­ca la cla­ví­cu­la, pe­ro tam­bién hay un com­po­nen­te ge­né­ti­co (mi pa­dre tam­bién es muy del­ga­do), y su­ma­do a ese du­ro en­tre­na­mien­to cin­co días por se­ma­na y a tres ni­ños en ca­sa, me he con­su­mi­do. Creo que se le da de­ma­sia­da im­por­tan­cia a mi cuer­po, yo me cui­do de una ma­ne­ra sa­na y me en­can­ta co­mer, he te­ni­do cer­ca ca­sos de per­so­nas que han en­fer­ma­do por pro­ble­mas de ali­men­ta­ción y me pa­re­ce feo ba­na­li­zar con te­mas im­por­tan­tes”. Es­tá cla­ro que ha si­do al­go pun­tual; la ima­gen que te­ne­mos

de la ac­triz es otra dis­tin­ta, ya que ha si­do ele­gi­da por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo pa­ra pro­ta­go­ni­zar la cam­pa­ña de ve­rano de una co­no­ci­da fir­ma es­pa­ño­la es­pe­cia­li­za­da en len­ce­ría y cor­se­te­ría. “Es­toy su­per­fe­liz de ser de nuevo ima­gen de Wo­men’se­cret, me gus­ta que ellos vean en mí los va­lo­res que quie­ren trans­mi­tir”. Aun así, Amaia, cons­cien­te de su pér­di­da de pe­so por el es­fuer­zo, se pu­so pos­te­rior­men­te en ma­nos de un nu­tri­cio­nis­ta pa­ra re­cu­pe­rar el cuer­po de una for­ma sa­na. “Me ha da­do mu­cha in­for­ma­ción que yo no te­nía. Me gus­ta desa­yu­nar hue­vos fri­tos, en tor­ti­lla o re­vuel­tos, y el es­pe­cia­lis­ta me ha di­cho que pue­do to­mar has­ta sie­te a la se­ma­na, y eso me ha­ce fe­liz. Otras ve­ces pre­fie­ro tos­ta­das in­te­gra­les con to­ma­te, acei­te de oli­va y, a me­dia ma­ña­na, ba­ti­do con yo­gur y fru­ta des­pués de en­tre­nar pa­ra in­ge­rir pro­teí­nas. En la ce­na op­to por ver­du­ras y pes­ca­do. Si­go una die­ta equi­li­bra­da y aho­ra he em­pe­za­do a ha­cer cin­co co­mi­das al día. Con­su­mo más hi­dra­tos, car­ne no más de tres días por se­ma­na y pes­ca­do, cua­tro”.

Pe­ro la ac­triz ma­dri­le­ña tie­ne otras tres ra­zo­nes pa­ra es­tar muy ac­ti­va. Es ma­dre de una ni­ña de cua­tro años y de dos ni­ños, de tres y dos, aun­que na­die lo di­ría vien­do su

“Me gus­ta desa­yu­nar hue­vos fri­tos o en tor­ti­lla y me ha di­cho la nu­tri­cio­nis­ta que pue­do to­mar has­ta sie­te a la se­ma­na, y eso me ha­ce fe­liz”.

“Me abu­rro si ha­go lo mis­mo du­ran­te mu­cho tiem­po, por eso me voy po­nien­do re­tos”.

cuer­po, ya que se re­cu­pe­ra en tiem­po ré­cord tras ca­da em­ba­ra­zo. “Hay mu­cho de ge­né­ti­ca y co­mo de pe­que­ña ha­cía mu­cho de­por­te, el cuer­po tie­ne me­mo­ria. En los em­ba­ra­zos no he en­gor­da­do mu­cho, unos 10 ki­los, y no me he vuel­to lo­ca por vol­ver al pe­so que te­nía an­tes. Así que du­ran­te ese pe­rio­do ha­cía ejer­ci­cio mo­de­ra­do, y des­pués de tres me­ses rea­li­za­ba ya ejer­ci­cios sin im­pac­to, por­que hay que te­ner cui­da­do con el suelo pél­vi­co”. Ser ma­dre le ha cam­bia­do, sin em­bar­go, por den­tro. “Es una ca­rre­ra de fon­do y tie­nes que dis­fru­tar con los ni­ños y la edu­ca­ción que les das ca­da día, por­que se ve­rá re­fle­ja­da con los años. La edu­ca­ción es du­ra, siem­pre di­go que es fá­cil te­ner­los, lo di­fí­cil es guiar­los en su vi­da. La ma­ter­ni­dad me ha en­se­ña­do a re­la­jar­me por­que yo era más alo­ca­da y aho­ra tie­nes que es­tar más cen­tra­da y no pen­sar so­lo en ti, he ma­du­ra­do de re­pen­te”.

No nos ol­vi­da­mos de su pro­fe­sión, en la que ha to­ca­do to­dos los pa­los y ha in­ter­pre­ta­do muy dis­tin­tos per­so­na­jes. “Me que­do con mu­chos, por­que son muy di­fe­ren­tes en­tre ellos, aun­que qui­zá des­ta­ca­ría el de Sin te­tas no hay pa­raí­so; fue el pri­me­ro, el tram­po­lín, o el de Gran Ho­tel, por­que fue mi ini­cio con Bam­bú, pro­duc­to­ra que lue­go ha con­ta­do siem­pre con­mi­go. Y, por su­pues­to, en el tea­tro, ir al Fes­ti­val de Mé­ri­da ha si­do una ex­pe­rien­cia pre­cio­sa. Si crees en el pro­yec­to, le sa­cas to­do el par­ti­do y dis­fru­tas pa­ra ha­cer­lo lo me­jor po­si­ble. Aun­que qui­zá sue­ne mal, me abu­rro si ha­go lo mis­mo du­ran­te mu­cho tiem­po, por eso me voy po­nien­do re­tos. Me gus­ta ir ha­cien­do co­sas y mo­ver­me, si me que­da­ra so­lo es­tan­ca­da en te­le­vi­sión me fal­ta­ría al­go, por eso me gus­ta par­ti­ci­par en dis­tin­tos proyectos, por­que de to­dos te lle­vas al­go”.

¿El pró­xi­mo?, le pre­gun­ta­mos. “Ten­go pen­dien­te ha­cer más ci­ne, por­que me he de­di­ca­do más a la te­le­vi­sión y aho­ra me ape­te­ce in­ter­pre­tar al­gún pa­pel pa­ra la gran pan­ta­lla, y si fue­ra en otro país y en otro idio­ma el re­to se­ría aún me­jor”, se­ña­la. Se­gu­ro que lo con­si­gue, co­mo lo­gró su­pe­rar el re­to de­por­ti­vo y aho­ra ya es­tá pen­san­do en el si­guien­te. “Apar­ca­ré el trialtlón, por­que a mi­tad de ca­rre­ra me caí y me ro­cé con la gra­va del suelo to­do el cos­ta­do de­re­cho y fue do­lo­ro­so. Ade­más su­frí una le­sión de pu­bal­gia. To­dos me de­cían que lo dis­fru­ta­se a to­pe, pe­ro la ver­dad es que no ha si­do tan agra­da­ble. Cuan­do te caes no te due­le na­da, por­que so­lo quie­res ter­mi­nar, pe­ro al pa­sar las ho­ras no­tas la caí­da. Pe­ro sí ten­go en la ca­be­za cum­plir al­gún otro re­to”, nos di­ce sin des­ve­lar­nos cuál se­rá.

Top de adi­das by Ste­lla Mccart­ney(64,95 €) y short de Od­lo (30 €).

Body de Cal­vin Klein Per­for­man­cey cor­ta­vien­tos ‘Li­te Pac­ka­ble Jac­ket’, de New Ba­lan­ce (105 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.