Sien­to una sen­sa­ción des­agra­da­ble en la gar­gan­ta. ¿Qué me pue­de es­tar pa­san­do?

Women's Health (Spain) - - PREGUNTAAWH -

R: Hay un nom­bre pa­ra es­to, se lla­ma re­flu­jo. O pa­ra ha­blar con pro­pie­dad, re­flu­jo gas­tro­eso­fá­gi­co y con­sis­te en que el áci­do del es­tó­ma­go sube ha­cia el esó­fa­go e irri­ta su re­ves­ti­mien­to. “Cuan­do es más fre­cuen­te de lo nor­mal o es­tá en con­tac­to de­ma­sia­do tiem­po con el esó­fa­go, se pro­du­cen le­sio­nes”, ex­pli­ca el doc­tor Jo­sé Ma­ría Al­ber­di, je­fe de Apa­ra­to Di­ges­ti­vo del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Sanitas La Mo­ra­le­ja. Los pro­duc­tos con al­to con­te­ni­do en gra­sa, co­mo bo­lle­ría, man­te­qui­lla, ho­jal­dres, em­bu­ti­dos o que­sos, jun­to al cho­co­la­te, el al­cohol o la ca­feí­na, son los que tie­nen más op­cio­nes de pro­vo­cár­nos­lo. Por esa ra­zón es con­ve­nien­te cui­dar la ali­men­ta­ción: “Nues­tra die­ta me­di­te­rrá­nea es un ejem­plo per­fec­to de ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble”, ex­pli­ca el es­pe­cia­lis­ta. Aun­que no so­lo se tra­ta de lo que co­me­mos. “To­da pos­tu­ra que au­men­te la pre­sión en el ab­do­men pue­de fa­vo­re­cer el re­flu­jo: es­tar tum­ba­do bo­ca­ba­jo, fle­xio­nar el tor­so, in­clu­so el pro­pio em­ba­ra­zo. La obe­si­dad y el uso de ro­pa apre­ta­da son otras cau­sas que pue­den fa­vo­re­cer su apa­ri­ción”, afir­ma el doc­tor. De to­das ma­ne­ras, si ves que es­to se re­pi­te, lo me­jor es que ha­gas una vi­si­ta a tu mé­di­co, ya que tal y co­mo in­di­ca es­te fa­cul­ta­ti­vo, es­to po­dría de­ri­var en al­go más gra­ve, co­mo eso­fa­gui­tis o esó­fa­go de Ba­rrett, una trans­for­ma­ción de la mu­co­sa de es­te ór­gano que pue­de dar lu­gar a la apa­ri­ción de tu­mo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.