Pri­me­ras ca­nas

Women's Health (Spain) - - GOOD LOOKS -

Un buen día te mi­ras en el es­pe­jo de ca­sa o en el del co­che mien­tras es­pe­ras a que el se­má­fo­ro se pon­ga en ver­de y te des­cu­bres, ¡ho­rror!, una ca­na. Di­cen que los 40 son los nue­vos 30, pe­ro en ma­te­ria ca­pi­lar, es­to no sir­ve. Y sa­bes que de­trás de un pe­lo al­bino, ven­drán los me­cho­nes blan­cos, por­que es­te es un pro­ce­so irre­ver­si­ble. “La ca­na es un ca­be­llo sin pig­men­to y por ello tie­ne ma­yor po­ro­si­dad. Su gro­sor y for­ma de­pen­de mu­cho de la ge­né­ti­ca; hay per­so­nas que las tie­nen fi­nas y li­sas, y otras grue­sas y ri­za­das. Pe­ro, eso sí, son pe­los más frá­gi­les y sus­cep­ti­bles a los agen­tes ex­ter­nos, con lo cual la es­truc­tu­ra se sue­le da­ñar más con el tiem­po”, apun­ta Dia­na Dau­reo.

CUI­DA­DOS DIY Aun­que ha­ya quien pien­se lo con­tra­rio, es­tos ca­be­llos tam­bién re­quie­ren cui­da­dos es­pe­cí­fi­cos. “Lo más im­por­tan­te es uti­li­zar en ca­sa un cham­pú an­ti­ama­ri­llean­te, pues­to que al ser un ca­be­llo blan­co con una cu­tí­cu­la más abier­ta y más sen­si­ble a los agen­tes ex­ter­nos, tien­de a adop­tar es­te co­lor. Y con­vie­ne ha­cer ca­da tres se­ma­nas un tra­ta­mien­to de­to­xi­fi­can­te pa­ra lim­piar­lo en pro­fun­di­dad”.

COR­TE Y CON­FEC­CIÓN

¿Te has vis­to al­gu­nas ca­nas bri­llan­tes en las sie­nes? No hay por qué en­trar en pánico ni tam­po­co es im­pe­ra­ti­vo os­cu­re­cer­te to­da la me­le­na pa­ra cu­brir­las. “Se pue­de apli­car hen­na pa­ra di­si­mu­lar­las co­mo si fue­ran me­chas sin te­ner que re­cu­rrir a los tin­tes, que pue­den va­riar el tono que lle­va­mos en el ca­be­llo”. En cuan­to al pei­na­do, con­vie­ne usar pro­duc­tos que con­tro­len el frizz y no abu­sar del ca­lor.

EN EL SA­LÓN Bio-de­tox Ca­pi­lar es el nom­bre del pee­ling bio­ló­gi­co que pro­po­nen en Dia­na Dau­reo. A ba­se de in­gre­dien­tes or­gá­ni­cos, lim­pia in­ten­sa­men­te la fi­bra ca­pi­lar y el cue­ro ca­be­llu­do, eli­mi­nan­do la sa­tu­ra­ción de re­si­duos, que pue­den pro­vo­car que la fi­bra pier­da su co­rrec­ta per­mea­bi­li­dad y se des­hi­dra­te. Los efec­tos du­ran en­tre 30 y 45 días, de­pen­dien­do del es­ta­do del ca­be­llo y de có­mo se cui­de a pos­te­rio­ri (15 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.