Ta­ba­ré y Mu­ji­ca se­lla­ron un en­cuen­tro pa­ra an­tes de que ter­mi­ne el año

Anuario (Uruguay) - - DICIEMBRE 2015 -

Co­mo dos vie­jos ami­gos. Am­bos líderes apro­ve­cha­ron un en­cuen­tro ca­sual pa­ra acor­dar una nue­va reunión an­tes de que ter­mi­ne el año.

Pa­re­ció un en­cuen­tro ca­sual, que pa­ra mu­chos pa­só inad­ver­ti­do. Sin em­bar­go, no fue un sa­lu­do más el que se die­ron ayer el Pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez y su an­te­ce­sor Jo­sé “Pe­pe” Mu­ji­ca. Sin pen­sar­lo, el ac­to en de la Fun­da­ción Mi­che­li­ni lo­gró con­cre­tar una char­la lar­ga­men­te es­pe­ra­da en un año en el que co­rrió mu­cha agua ba­jo el puen­te que une al Fren­te Am­plio y al Go­bierno.

Con­sien­tes de que las mi­ra­das se po­sa­ban en ellos, am­bos líderes se sa­lu­da­ron con un abra­zo, co­mo dos vie­jos ami­gos y com­par­tie­ron por lo ba­jo fra­ses de oca­sión, con son­ri­sas re­cí­pro­cas y una dia­lo­go có­mo­do que más de uno que­ría es­cu­char.

Si hu­bie­ra si­do un en­cuen­tro pau­ta­do, de­ce­nas de mi­cró­fo­nos se hu­bie­sen vol­ca­do so­bre ellos, pe­ro co­mo la oca­sión era otra, to­do trans­cu­rrió sin mu­cho re­vue­lo pe­rio­dís­ti­co y abrió la puer­ta pa­ra un en­cuen­tro fu­tu­ro que ser­vi­rá pa­ra ce­rrar el año, se­gu­ra­men­te sen­ta­dos ya fren­te a fren­te en el si­tio ele­gi­do pa­ra dia­lo­gar sin apu­ros, co­mo tan­tas ve­ces an­tes.

Fiel a su es­ti­lo, Jo­sé Mu­ji­ca no agran­dó la si­tua­ción.

“Nos en­con­tra­mos de ca­sua­li­dad y no hu­bo nin­gún te­ma con­cre­to. So­lo que­da­mos en en­con­trar­nos más ade­lan­te pa­ra te­ner una char­la más lar­ga”, co­men­tó ano­che a LA RE­PÚ­BLI­CA el ex­pre­si­den­te.

Tran­qui­lo y aco­mo­dan­do sus co­sas pa­ra cum­plir su de­ci­sión de aban­do­nar el Se­na­do en mar­zo pró­xi­mo, Mu­ji­ca ase­gu­ra es­tar “con­ven­ci­do” de qué es lo me­jor. “¿Van a char­lar so­bre eso con Ta­ba­ré?, pre­gun­ta­mos. “No, no, eso es in­de­pen­dien­te. Ha­bla­re­mos de otros te­mas”, res­pon­dió sin más pis­tas.

“So­lo fue un en­cuen­tro ca­sual y acor­da­mos en­con­trar­nos un día de es­tos”. ¿Pe­ro fi­ja­rán al­gu­na agen­da? “No, pa­ra na­da”. ¿Se­rá an­tes de fin de año? “Sí, se­gu­ra­men­te”, res­pon­dió el se­na­dor del MPP.

La crónica pe­rio­dís­ti­ca di­rá que el ac­to fue pa­ra que se pre­sen­ta­ra ofi­cial­men­te la agen­da de ac­ti­vi­da­des con las que el año pró­xi­mo se con­me­mo­ra­rá, des­de la Fun­da­ción Mi­che­li­ni, el 40 aniver­sa­rio del ase­si­na­to de Zel­mar Mi­che­li­ni, Héc­tor Gu­tié­rrez Ruiz, Ro­sa­rio Ba­rre­do, Wi­lliam Whi­te­law y la des­apa­ri­ción de Ma­nuel Li­be­roff. Pe­ro la reali­dad es que al mar­gen de ello, se pro­du­jo el en­cuen­tro más es­pe­ra­do y se fi­jó una reunión que se­gu­ra­men­te da­rá que ha­blar.

Váz­quez reivin­di­có la fi­gu­ra del pró­cer de la pa­tria

Co­mo un “ac­to tras­cen­den­tal” ca­li­fi­có el pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez el iza­mien­to de la ban­de­ra del ge­ne­ral Jo­sé Ar­ti­gas en la for­ta­le­za del Ce­rro ayer, en ho­ras del me­dio­día.

“Es tiem­po de que la ban­de­ra de Jo­sé Ger­va­sio Ar­ti­gas on­dee más y más al­to pa­ra sig­ni­fi­car la vi­gen­cia de su pro­yec­to”, se­ña­ló Váz­quez an­te un pú­bli­co con­for­ma­do por mi­li­ta­res, le­gis­la­do­res, au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les, mi­nis­tros y ase­so­res.

Unos 25 me­tros de al­to tie­ne el más­til cons­trui­do en el em­pla­za­mien­to de la tra­di­cio­nal for­ti­fi­ca­ción mi­li­tar en la ci­ma del ce­rro de Mon­te­vi­deo. “Al Jefe de los Orien­ta­les le pe­di­mos una vez más que nos guíe en la ta­rea de cum­plir su le­ga­do”, apun­tó el pre­si­den­te.

Váz­quez des­ta­có que la ban­de­ra en la for­ta­le­za que des­de 1882 lle­va el nom­bre del ge­ne­ral Ar­ti­gas, “no es un acon­te­ci­mien­to re­dun­dan­te ni su­per­fluo, es sin du­das un ac­to tras­cen­den­tal pa­ra la glo­ria de nues­tro má­xi­mo jefe”. La idea de cons­truir el más­til en don­de fla­mea­rá de aho­ra en más la ban­de­ra gi­gan­te de Ar­ti­gas par­tió de la pro­pia Pre­si­den­cia y el Ejér­ci­to lo reali­zó co­mo ho­me­na­je a su pri­mer jefe mi­li­tar en el año del Bicentenario de su go­bierno en el Campamento de Pu­ri­fi­ca­ción, la se­de del Pro­tec­to­ra­do de los Pue­blos Li­bres de 1815 a 1818 que es­tu­vo ubi­ca­da en las cer­ca­nías del río Uru­guay.

Por su par­te, el co­man­dan­te en jefe del Ejér­ci­to Gui­do Ma­ni­ni Ríos di­jo que con es­te más­til y la ban­de­ra que se izó, “el Ejér­ci­to rin­de ho­me­na­je a su pri­mer jefe, del que or­gu­llo­sa­men­te se sien­te he­re­de­ro”, agre­gan­do que el pa­be­llón del “Pro­tec­tor de los Pue­blos Li­bres es sím­bo­lo de su idea­rio, ba­sa­do en la in­clu­sión so­cial y la op­ción pre­fe­ren­cial por los po­bres”. “Que su som­bra nos co­bi­je a to­dos sin ex­cep­cio­nes”.

“Al Jefe de los Orien­ta­les le pe­di­mos una vez más que nos guíe en la ta­rea de cum­plir su le­ga­do”, re­cal­có, y ex­pre­só su de­seo de que “es­ta ban­de­ra, que des­de hoy on­dea a la vis­ta de los mon­te­vi­dea­nos, se cons­ti­tu­ya en un sím­bo­lo de unión entre to­dos los orien­ta­les”.

En su in­ter­ven­ción Ma­ni­ni Ríos re­pa­só la his­to­ria de Ar­ti­gas y sus di­fe­ren­tes di­se­ños de sus banderas. Váz­quez, lue­go de ha­blar al pú­bli­co pre­sen­te, pro­ce­dió a la inau­gu­ra­ción jun­to al in­ten­den­te de Mon­te­vi­deo Da­niel Mar­tí­nez. El ac­to fue acom­pa­ña­do de 21 ca­ño­na­zos de sal­vas y la en­to­na­ción del Himno de Ar­ti­gas.

La ban­de­ra de Ar­ti­gas fue enar­bo­la­da por pri­me­ra vez el 13 de enero de 1815 en el ac­tual te­rri­to­rio de Uru­guay.

Ade­más del pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez y del in­ten­den­te Da­niel Mar­tí­nez, es­tu­vie­ron pre­sen­tes los mi­nis­tros Eleute­rio Fer­nán­dez Hui­do­bro, de De­fen­sa Na­cio­nal, Ma­ría Ju­lia Mu­ñoz, de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra, Er­nes­to Mu­rro, de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial, y En­zo Be­nech, in­te­ri­no de Ga­na­de­ría, Agri­cul­tu­ra y Pes­ca, ade­más de los co­man­dan­tes en Jefe de las Fuer­zas Ar­ma­das, del ex­pre­si­den­te Luis Al­ber­to La­ca­lle (1990-1995) y de otras per­so­na­li­da­des. Tam­bién lle­ga­ron a Mon­te­vi­deo pa­ra es­ta ce­re­mo­nia re­pre­sen­tan­tes de va­rias pro­vin­cias her­ma­nas de Ar­gen­ti­na que tie­nen en Ar­ti­gas su prin­ci­pal re­fe­ren­te his­tó­ri­co. La idea de cons­truir el más­til en don­de fla­mea­rá de aho­ra en más la ban­de­ra gi­gan­te de Ar­ti­gas par­tió de la pro­pia Pre­si­den­cia y el Ejér­ci­to lo reali­zó co­mo ho­me­na­je a su pri­mer jefe mi­li­tar en el año del Bicentenario de su go­bierno en el Campamento de Pu­ri­fi­ca­ción, la se­de del Pro­tec­to­ra­do de los Pue­blos Li­bres de 1815 a 1818 que es­tu­vo ubi­ca­da en las cer­ca­nías del río Uru­guay.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.