Un ale­mán en Sui­za

Automoviles (Uruguay) - - Informe Especial - Por Ro­dri­go Bar­cia fo­tos Pren­sa Au­di y Ro­dri­go Bar­cia

EL 28 Y 29 DE JU­NIO SE REALI­ZÓ EL LAN­ZA­MIEN­TO MUN­DIAL DEL AU­DI Q2 PA­RA LA PREN­SA ES­PE­CIA­LI­ZA­DA EN LA CIU­DAD SUI­ZA DE ZÚRICH Y AU­TO­MÓ­VI­LES FUE UNO DE LOS ME­DIOS ASISTENTES. AQUÍ COM­PAR­TI­MOS LA CRÓ­NI­CA DEL EVEN­TO JUN­TO A UNA EN­TRE­VIS­TA AL RES­PON­SA­BLE DE DESA­RRO­LLO DEL PRO­DUC­TO, JENS KOSYNA

Ha­ce al­gu­nos días pu­di­mos co­no­cer el Au­di Q2, la pri­me­ra apues­ta de la mar­ca ale­ma­na por los SUV de seg­men­to B. Es­te mo­de­lo fue pre­sen­ta­do a la pren­sa en el pa­sa­do Sa­lón de Ginebra 2016, pe­ro la mar­ca tam­bién es­tu­vo rea­li­zan­do du­ran­te ca­si un mes en Zúrich, Sui­za, la pre­sen­ta­ción di­ná­mi­ca pa­ra los pe­rio­dis­tas es­pe­cia­li­za­dos de to­do el mun­do.

En uno de esos gru­pos es­tu­vo AU­TO­MÓ­VI­LES gra­cias a la in­vi­ta­ción de Au­di Uru­guay. Aun­que el even­to fue bre­ve (un día y me­dio), sir­vió pa­ra ade­lan­tar­nos al lan­za­mien­to en nues­tro país, que se pro­du­ci­rá en al­gún mo­men­to del 2017. Así que es­tu­vi­mos pro­ban­do el mo­de­lo ca­si seis me­ses an­tes, aun­que es de es­pe­rar que cuan­do arri­ben las pri­me­ras uni­da­des al mer­ca­do lo­cal, vol­va­mos a po­ner­le las ma­nos en­ci­ma.

LA PRE­VIA

El even­to co­men­zó el mar­tes bien tem­prano con el tras­la­do de los pe­rio­dis­tas des­de sus ho­te­les a la ba­se aé­rea de dü­ben­dorf, don­de se en­cuen­tra el co­man­do ge­ne­ral de la Fuer­za Aé­rea Sui­za, lu­gar uti­li­za­do co­mo cen­tro de ope­ra­cio­nes del ejér­ci­to sui­zo du­ran­te la

A NUES­TRA RE­GIÓN EL Q2 LLE­GA­RÁ EN DOS OP­CIO­NES: EL 1.4 TFSI DE 150 CV DE PO­TEN­CIA CON TRANS­MI­SIÓN S TRONIC DE SIE­TE RE­LA­CIO­NES Y DO­BLE EMBRAGUE ASO­CIA­DO A UNA TRAC­CIÓN DE­LAN­TE­RA, Y EL 2.0 TFSI DE 190 CV CON LA MIS­MA CA­JA DE CAM­BIOS, PE­RO CON TRAC­CIÓN IN­TE­GRAL QUATTRO

se­gun­da gue­rra mun­dial. Hoy se uti­li­za co­mo pis­ta de ate­rri­za­je y ha­ce un par de se­ma­nas, co­mo el pun­to de par­ti­da pa­ra el des­pe­gue del Q2 rum­bo a la pri­me­ra par­te de la jor­na­da de prue­bas de ma­ne­jo.

Tras un bre­ve brie­fing, los pe­rio­dis­tas pu­di­mos su­bir­nos por pri­me­ra vez al mo­de­lo. En el ca­so de los la­ti­noa­me­ri­ca­nos, te­nía­mos que se­guir so­lo dos ins­truc­cio­nes (ade­más de res­pe­tar las nor­mas de trán­si­to sui­zas): pro­bar so­lo dos mo­to­res de los cua­tro que ha­bía dis­po­ni­bles y dis­fru­tar del be­llí­si­mo pai­sa­je zu­ri­qués. Res­pec­to a las mo­to­ri­za­cio­nes, a nues­tra re­gión el Q2 lle­ga­rá en dos op­cio­nes: el 1.4 TFSI de 150 CV de po­ten­cia con trans­mi­sión S tronic de sie­te re­la­cio­nes y do­ble embrague aso­cia­do a una trac­ción de­lan­te­ra; y por otro la­do, el 2.0 TFSI de 190 CV con la mis­ma ca­ja de cam­bios, pe­ro —po­si­ble­men­te pa­ra Uru­guay— con trac­ción in­te­gral quattro.

En la gran flo­ta que te­nía­mos pa­ra eva­luar es­ta­ba dis­po­ni­ble so­lo el 1.4 TFSI S tronic, ya que el 2.0 TFSI de 190 CV se­rá pre­sen­ta­do en Eu­ro­pa re­cién en la se­gun­da mi­tad de es­te año, por lo que no ha­bía uni­da­des pa­ra pro­bar. En

su lu­gar se nos su­gi­rió (y lo hi­ci­mos) ma­ne­jar el 2.0 TDI de igual po­ten­cia, pe­ro con 400 Nm de par mo­tor, con­tra los 320 Nm que ten­drá el 2.0 naf­te­ro.

Tam­bién es­ta­ban pa­ra ma­ne­jar los otros mo­to­res TDI, un 1.6 de 116 CV, cua­tro ci­lin­dros con trac­ción quattro y ca­ja ma­nual de seis re­la­cio­nes; y un 2.0 TDI de 150 CV, tam­bién con trac­ción in­te­gral y ca­ja ma­nual de sex­ta. La cuar­ta mo­to­ri­za­ción dis­po­ni­ble era el 1.0 TFSI naf­te­ro de tres ci­lin­dros con una po­ten­cia de 116 CV y trans­mi­sión ma­nual de seis re­la­cio­nes con trac­ción de­lan­te­ra.

A BOR­DO

El pri­mer tra­mo del día com­pren­día un tra­yec­to de unos 35 ki­ló­me­tros des­de la ba­se de dü­ben­dorf has­ta Enea, un mu­seo bo­tá­ni­co na­tu­ral que tam­bién se de­di­ca a ex­po­ner es­cul­tu­ras realizadas en ma­de­ra. Un lu­gar es­pec­ta­cu­lar si­tua­do en las afue­ras de Zúrich y ro­dea­do por los Al­pes sui­zos. Allí tu­vi­mos el al­muer­zo y, una vez ter­mi­na­do, nos pro­pu­sie­ron cua­tro op­cio­nes de ca­mi­nos a se­guir por di­ver­sas ru­tas es­cé­ni­cas pa­ra pro­bar los vehícu­los y ha­cer las co­rres­pon­dien­tes tomas fo­to­grá­fi­cas.

En nues­tro ca­so, pa­ra lle­gar has­ta Enea ele­gi­mos un Q2 1.4 TFSI con pa­que­te S li­ne de co­lor Rojo Tan­go que, ho­nes­ta­men­te, le que­da­ba de ma­ra­vi­llas. Pa­ra el se­gun­do tra­mo del día, la or­ga­ni­za­ción su­ge­ría ha­cer un ca­mino de al­go más de 73 km que con­te­nía un tra­mo que bor­dea­ba los la­gos de Zúrich y otro que subía mon­ta­ñas pa­ra lue­go ba­jar por un la­do de la ciu­dad, y pos­te­rior­men­te re­tor­nar al mu­seo Enea. Ele­gi­mos ese tra­yec­to (ha­bía otro de 101 km, pe­ro im­pli­ca­ba una zo­na de trán­si­to más con­ges­tio­na­da) es­pe­cial­men­te por los ca­mi­nos ser­pen­tean­tes en tre­pa­da y lue­go ba­ja­da. En es­ta ins­tan­cia, uti­li­za­mos un Q2 2.0 TDI con pa­que­te Sty­le y un lla­ma­ti­vo co­lor Ama­ri­llo Ve­gas. Tras el re­gre­so a Enea y lue­go del ca­fe­ci­to de ri­gor pa­ra se­guir en pie, fui­mos al ho­tel 25Hours Zúrich West, don­de pa­sa­ría­mos la noche del mar­tes al miér­co­les. Un lu­gar muy co­ol, que iba a tono con el es­pí­ri­tu jo­ven (y, por qué no, hips­ter) del mo­de­lo, así co­mo tam­bién de la pro­pia ciu­dad sui­za.

La jor­na­da pro­si­guió has­ta la tar­de­ci­ta, cuan­do par­ti­mos rum­bo al res­tau­ran­te y bar Rüs­te­rei, en la par­te an­ti­gua de Zúrich. In­creí­ble­men­te no fui­mos ni en una mi­ni­ván ni ma­ne­jan­do los Q2. Nues­tro me­dio de trans­por­te fue un vie­jo tran­vía —lla­ma­do Apé­ro-Tram— res­tau­ra­do a nue­vo, que re­co­rre la zo­na his­tó­ri­ca de la ciu­dad, cru­zan­do so­bre el río Lim­mat que, con los 26 ºc de pro­me­dio que hay en es­ta épo­ca del año (va­ca­cio­nes pa­ra los sui­zos), a las seis de la tar­de es­ta­ba col­ma­do de gen­te pa­sean­do y to­man­do he­la­do.

CON LOS EX­PER­TOS

du­ran­te la ce­na pu­di­mos com­par­tir me­sa con Matt­hias Fink, el res­pon­sa­ble del di­se­ño del Q2, que muy ama­ble­men­te con­ver­só con los pe­rio­dis­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos y, ya en­tra­do en con­fian­za, in­clu­so se ani­mó a ti­rar unos tra­zos so­bre la car­ta del menú. Pe­ro pre­vio a es­te re­lax noc­turno y ve­ra­nie­go del pri­mer mun­do, an­tes de sa­lir a la ru­ta, AU­TO­MÓ­VI­LES pu­do en­tre­vis­tar a Jens Kosyna, di­rec­tor del pro­yec­to Q2 du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años de desa­rro­llo del mo­de­lo, pa­ra co­no­cer un po­co más so­bre la gé­ne­sis de es­te pro­duc­to.

¿En qué fran­ja del mer­ca­do pen­sa­ron mien­tras desa­rro­lla­ban Q2?

Pen­sa­mos mu­cho en el mer­ca­do con­for­ma­do por el pú­bli­co más jo­ven. Que­re­mos traer un clien­te nue­vo a Au­di, por eso al Q2 lo con­si­de­ra­mos den­tro de la ofer­ta co­mo un com­ple­men­to al A1, aun­que no com­par­ten mu­chos ele­men­tos en­tre sí. Con es­tos dos pro­duc­tos in­ten­ta­mos atraer a una nue­va clien­te­la y man­te­ner­la den­tro de la mar­ca por mu­chos años.

¿Qué as­pec­tos del Q2 son ex­clu­si­vos del mo­de­lo?

Lo pri­me­ro es el di­se­ño. Con es­te mo­de­lo es­ta­mos es­tre­nan­do un nue­vo len­gua­je, con mu­chas lí­neas fi­lo­sas y mar­ca­das. Lo se­gun­do que qui­si­mos im­pri­mir­le al Q2 es la di­ver­sión de ma­ne­jo. Tra­ba­ja­mos mu­cho en el com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co par­tien­do de la ba­se de la pla­ta­for­ma MQB. Co­mo te­ne­mos dis­po­ni­ble en al­gu­nos mo­de­los de Au­di co­mo el S3 la di­rec­ción pro­gre­si­va, de­ci­di­mos in­cor­po­rar­la al Q2 pa­ra ga­nar en agi­li­dad a la ho­ra de do­blar. Y es un ítem que va a ser de se­rie en to­dos los mer­ca­dos don­de lo co­mer­cia­li­ce­mos.

Otro ele­men­to que su­ma es la po­si­bi­li­dad de te­ner de for­ma op­cio­nal el Au­di dri­ve Se­lect, que per­mi­te ele­gir en­tre di­ver­sos pa­rá­me­tros del cha­sis, la me­cá­ni­ca y la trans­mi­sión. Por úl­ti­mo, te­ne­mos un an­cho de vías bas­tan­te ge­ne­ro­so pa­ra el seg­men­to, que per­mi­te que el vehícu­lo va­ya me­jor plan­ta­do en las cur­vas y sen­tir me­jor lo que van pi­san­do las rue­das.

En com­pa­ra­ción con un A3 Sport­back, ¿qué di­fe­ren­cias de di­men­sio­nes exis­ten con el Q2?

El Q2 es 130 mm más cor­to que el A3 SB, pe­ro en con­tra­par­ti­da es un pro­duc­to ape­nas más an­cho y al­to que el A3 (9 y 83 mm res­pec­ti­va­men­te). En ma­te­ria de es­pa­cio de car­gas, tam­bién hay di­fe­ren­cias en­tre am­bos mo­de­los. Por ejem­plo, un Q2 tie­ne 405 li­tros de ca­pa­ci­dad, mien­tras que el A3 SB cuen­ta con 380 li­tros.

Qui­si­mos ha­cer un vehícu­lo más cor­to, pe­ro que fue­ra más di­ver­ti­do de ma­ne­jar y a la vez más espacioso que el A3 SB. Al ser un SUV chi­co, pen­sa­mos mu­cho en la ver­sa­ti­li­dad de uso que un hatchback tra­di­cio­nal no pue­de dar y lo combinamos con la fa­ci­li­dad pa­ra mo­ver­se en la ciu­dad, por­que es un pro­duc­to muy ma­nio­bra­ble y sen­ci­llo de es­ta­cio­nar en es­pa­cios reducidos.

Cuan­do es­ta­ban desa­rro­llan­do el Q2, ¿pen­sa­ron en un clien­te más en­fo­ca­do al uso ur­bano o tam­bién en aquel que gus­ta de sa­lir a la ca­rre­te­ra?

Nos gus­tó ha­cer­lo pa­ra com­bi­nar am­bos usos, nos en­can­ta la mez­cla de ver­sa­ti­li­da­des. Pa­ra la se­ma­na, es per­fec­to pa­ra usar en la ciu­dad, pe­ro tam­bién pa­ra ha­cer una es­ca­pa­da al cam­po o a la pla­ya. En Au­di con­si­de­ra­mos que exis­te es­te ti­po de con­su­mi­dor y has­ta el mo­men­to no le es­tá­ba­mos ofre­cien­do en la mar­ca un pro­duc­to que sa­tis­fi­cie­ra esas ne­ce­si­da­des.

¿El sis­te­ma de trac­ción in­te­gral quattro del Q2 tie­ne un desa­rro­llo es­pe­cí­fi­co del mo­de­lo o, al igual que la di­rec­ción o la pla­ta­for­ma, se tomó de otros mo­de­los de Au­di?

Es pro­pio de la pla­ta­for­ma MQB. Po­dría­mos de­cir que es si­mi­lar al sis­te­ma quattro que usan los A3 en sus tres ti­pos de ca­rro­ce­ría.

“QUI­SI­MOS HA­CER UN VEHÍCU­LO MÁS COR­TO,

PE­RO QUE FUE­RA MÁS DI­VER­TI­DO DE MA­NE­JAR Y A LA VEZ MÁS ESPACIOSO QUE EL A3 SB. AL SER UN SUV CHI­CO, PEN­SA­MOS MU­CHO EN LA VER­SA­TI­LI­DAD DE USO QUE UN HATCHBACK TRA­DI­CIO­NAL NO PUE­DE

DAR Y LO COMBINAMOS

CON LA FA­CI­LI­DAD PA­RA MO­VER­SE EN LA CIU­DAD” JENS KOSYNA, DI­REC­TOR

DEL PRO­YEC­TO Q2

Ade­más del sis­te­ma de trac­ción, la di­rec­ción y la pla­ta­for­ma, ¿qué otros ele­men­tos es­tá to­man­do pres­ta­do el Q2 de otros Au­di?

Lo que uno pue­de ver y sen­tir al ma­ne­jar es to­do pro­pio del Q2. Pe­ro por su­pues­to, por cues­tio­nes de ren­ta­bi­li­dad bus­ca­mos ele­gir al­gu­nos ele­men­tos de in­no­va­ción que ya te­nía­mos en pro­duc­tos de seg­men­tos su­pe­rio­res. Tal es el ca­so del Au­di vir­tual cock­pit, que lo es­tre­na­mos en los Q7 y TT, lue­go en el A4 y aho­ra lo es­ta­mos lle­van­do a un seg­men­to más ac­ce­si­ble con el Q2.

Fue­ra de esos ele­men­tos ya men­cio­na­dos, el Q2 no com­par­te nin­gu­na pie­za de ca­rro­ce­ría con otros Au­di, así co­mo tam­po­co al­gu­nos ele­men­tos del in­te­rior, co­mo los asien­tos, los pa­ne­les de puer­tas y la con­so­la cen­tral.

Más allá de los seg­men­tos, ¿en qué se di­fe­ren­cia el Q2 de su her­mano ma­yor, el Q3?

Co­mo hay 200 mm de di­fe­ren­cia en­tre am­bos, co­mo se­ña­lás, los se­pa­ra un seg­men­to en­te­ro. El Q2 es­tá un po­co más de­di­ca­do a un clien­te que no es Au­di tra­di­cio­nal. Por eso, apos­ta­mos a la per­so­na­li­za­ción con mu­chas op­cio­nes de colores y tex­tu­ras. El Q3 en ese sen­ti­do es un pro­duc­to

más clá­si­co de la mar­ca, así co­mo tam­bién en cuan­to al di­se­ño.

Pe­ro tam­bién uno se en­fo­ca a un clien­te más fa­mi­liar, co­mo es el ca­so del Q3, don­de se prio­ri­za la prac­ti­ci­dad so­bre el es­ti­lo, al­go que no pa­sa con el Q2, don­de apos­ta­mos a ele­men­tos co­mo las lu­ces am­bien­ta­les del in­te­rior o la po­si­bi­li­dad de per­so­na­li­zar las bu­ta­cas, los apli­ques in­te­rio­res, ta­pi­za­dos, et­cé­te­ra. Tam­bién le he­mos pues­to mu­cha tec­no­lo­gía al Q2, que es al­go que los clien­tes más jó­ve­nes siem­pre pi­den.

Por eso te­ne­mos An­droid Au­to o Ap­ple CARPLAY, el Au­di vir­tual cock­pit, las lu­ces am­bien­ta­les, el equi­po de au­dio Bang & Oluf­sen, el car­ga­dor inalám­bri­co e in­duc­ti­vo pa­ra te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes, co­ne­xión a in­ter­net me­dian­te LTE 4G, en­tre otros.

Aun­que es­tos pro­duc­tos se en­fo­can a un clien­te jo­ven y eu­ro­peo, en La­ti­noa­mé­ri­ca el con­su­mi­dor de pro­duc­tos pre­mium sue­le ser al­guien más ma­yor y con un buen ni­vel eco­nó­mi­co. ¿Du­ran­te el desa­rro­llo se to­ma­ron en cuen­ta es­tos fac­to­res pa­ra otros mer­ca­dos me­nos desa­rro­lla­dos en don­de los SUV chi­cos son muy po­pu­la­res?

des­de ya que sí. Sa­be­mos que los SUV pe­que­ños son muy po­pu­la­res en esa re­gión. Con­si­de­ra­mos que Q2 va a te­ner una par­ti­ci­pa­ción in­tere­san­te en La­ti­noa­mé­ri­ca co­no­cien­do el com­por­ta­mien­to de ese mer­ca­do. En re­la­ción con los clien­tes, pen­sa­mos que hay tres gru­pos bien mar­ca­dos. Por un la­do es­tán las fa­mi­lias de buen po­der ad­qui­si­ti­vo con hi­jos pe­que­ños que es­tán bus­can­do un se­gun­do au­to pe­ro que si­ga sien­do espacioso y prác­ti­co pa­ra el uso dia­rio; por otro, es­tá el gru­po de los jó­ve­nes sol­te­ros o en pa­re­ja, y por úl­ti­mo la fa­mi­lia

“ES­PE­RA­MOS CAP­TAR A CLIEN­TES DE OTRAS MAR­CAS CON ES­TE NUE­VO SUV, POR­QUE SO­MOS LA PRI­ME­RA MAR­CA PRE­MIUM QUE SE JUEGA EN ES­TA PAR­TE DEL MER­CA­DO Y LO HA­CE­MOS TRAS­LA­DAN­DO LA CA­LI­DAD DE AU­DI A UN SEG­MEN­TO MÁS PO­PU­LAR” JENS KOSYNA, DI­REC­TOR

DEL PRO­YEC­TO Q2

re­cién for­ma­da que es­tá bus­can­do co­mo úni­co au­to un SUV pre­mium.

Cree­mos que es un pro­duc­to per­fec­to pa­ra en­trar con la mar­ca Au­di en La­ti­noa­mé­ri­ca. Mu­cho más que el A1 in­clu­so, que es un au­to pen­sa­do pa­ra un pú­bli­co más eu­ro­peo y no tan glo­bal co­mo pa­sa con el Q2.

Por eso es­pe­ra­mos cap­tar a clien­tes de otras mar­cas con es­te nue­vo SUV, por­que so­mos la pri­me­ra mar­ca pre­mium que se juega en es­ta par­te del mer­ca­do y lo ha­ce­mos tras­la­dan­do la ca­li­dad de Au­di a un seg­men­to más po­pu­lar y ac­ce­si­ble pa­ra más con­su­mi­do­res, no so­lo a ni­vel la­ti­noa­me­ri­cano o eu­ro­peo, sino tam­bién pen­san­do en el mer­ca­do glo­bal.

¿Es­tán pen­san­do en desa­rro­llar una ver­sión de­por­ti­va co­mo un SQ2 o RS Q2, por ejem­plo? Ya se han vis­to al­gu­nas uni­da­des de prue­ba gi­ran­do en el cir­cui­to de Nür­bur­gring, que dan al­gu­nos in­di­cios de es­to…

Por el mo­men­to no es­toy au­to­ri­za­do a de­cir na­da ofi­cial­men­te, lo sien­to (ri­sas). So­lo diré que el Q2 es un pro­duc­to que pue­de dar más de lo que ve­mos hoy con las mo­to­ri­za­cio­nes que es­ta­mos pre­sen­tán­do­le a la pren­sa. La pla­ta­for­ma MQB po­see mu­cha fle­xi­bi­li­dad pa­ra so­por­tar mo­to­res con más po­ten­cia to­da­vía, así que po­dría­mos dar­le una sorpresa a más de uno en el cor­to pla­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.