El cua­dro des­col­ga­do

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL -

co­no­ci­da re­tó­ri­ca del “nue­vo pu­ri­ta­nis­mo”, el he­cho fue pre­sen­ta­do co­mo un ac­to “mo­ra­li­zan­te” y “pe­li­gro­so”. Si bien la reac­ción in­dig­na­da de los siem­pre de­fen­so­res del sta­tu quo no lla­ma par­ti­cu­lar­men­te la aten­ción, lo que preo­cu­pa es la ac­ti­tud de aque­llos que, te­nien­do he­rra­mien­tas pa­ra de­ba­tir con pro­fun­di­dad, eli­jen re­pro­du­cir la pos­tu­ra alar­mis­ta des­con­tex­tua­li­za­da y anu­lar la re­fle­xión.

La lí­nea de ra­zo­na­mien­to sim­pli­fi­ca­da es más o me­nos así: “Co­mo la obra re­pre­sen­ta a unas ado­les­cen­tes des­nu­das y al­guien con­si­de­ra que eso re­fuer­za la ob­je­ti­za­ción de la mu­jer, de­ci­die­ron cen­su­rar­la”. Si el in­te­rés hu­bie­ra si­do ese, la ar­tis­ta de­be­ría ha­ber cen­su­ra­do va­rias obras más, por­que al pa­re­cer la sa­la en cues­tión ex­hi­be un gran nú­me­ro de des­nu­dos fe­me­ni- nos ( una ten­den­cia que, por su­pues­to, no es ex­clu­si­va de la Man­ches­ter Art Ga­llery: co­mo ya se­ña­la­ba el co­lec­ti­vo ar­tís­ti­co Gue­rri­lla Girls en 1989, en el Mu­seo Met de Nue­va York “me­nos de 5% de los ar­tis­tas en la sec­ción de Ar­te Mo­derno son mu­je­res, pe­ro 85% de los des­nu­dos son fe­me­ni­nos”). Des­de el mo­men­to mis­mo en que el cua­dro fue qui­ta­do, un car­tel en su lu­gar in­for­ma­ba que la pie­za era tem­po­ral­men­te re­ti­ra­da con el ob­je­ti­vo de “pro­vo­car una con­ver­sa­ción” so­bre có­mo se ex­hi­ben y se in­ter­pre­tan las obras de ar­te en una co­lec­ción pú­bli­ca.

Lo que pro­po­ne Boy­ce es una re­lec­tu­ra de la co­lec­ción del mu­seo, en lí­nea con al­gu­nas de las prin­ci­pa­les ten­den­cias de tra­ba­jo cu­ra­to­rial ac­tual. Quie­nes se in­dig­nan an­te la “ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca” de una obra de ar­te, pa­re­cen des­co­no­cer que lo po­lí­ti­co siem­pre ha atra­ve­sa­do las ex­pre­sio­nes ar­tís­ti­cas y que las ins­ti­tu­cio­nes mu­seís­ti­cas no son po­lí­ti­ca­men­te neu­tras. La crí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal co­mien­za ya en la dé­ca­da de 1970 y 1990, aun­que co­mo plan­tea Pe­ter Bür­ger (1974), ya des­de los mo­vi­mien­tos de van­guar­dia, co­mo el Da­daís­mo, el ar­te co­mien­za a cues­tio­nar­se a sí mis­mo co­mo ins­ti­tu­ción, así co­mo su rol den­tro de la so­cie­dad bur­gue­sa. Las ins­ti­tu­cio­nes ar­tís­ti­cas han es­ta­do his­tó­ri­ca­men­te vin­cu­la­das a la cons­truc­ción de la cla­se do­mi­nan­te, en­car­nan­do “los idea­les bur­gue­ses” ( Ni­na Mönt­mann, 2006). Con­si­de­rar que la obra de So­nia Boy­ce va en con­tra de las “li­ber­ta­des al­can­za­das” en el mun­do del ar­te, no so­lo des­co­no­ce la fal­ta de neu­tra­li­dad de las ins­ti­tu­cio­nes, sino que ade­más li­mi­ta la li­ber­tad de la ar­tis­ta pa­ra lle­var ade­lan­te su pro­pio tra­ba­jo.

El cua­dro de las ninfas es­tá ex­pues­to en una sa­la de la ga­le­ría que lle­va co­mo título La bús­que­da de la be­lle­za: creer que ese título es neu­tral y que no nos es­tá di­cien­do na­da acer­ca de có­mo mi­rar e in­ter­pre­tar una obra de ar­te y lo que en ella se re­pre­sen­ta es de una inocen­cia pas­mo­sa. Co­mo ex­pli­có la cu­ra­do­ra de la Man­ches­ter Ga­llery, Cla­re Gan­na­way, el ob­je­ti­vo es que la ga­le­ría “cuen­te una his­to­ria di­fe­ren­te en 2018”: las he­rra­mien­tas con las que cuen­ta un mu­seo pa­ra al­can­zar ese ob­je­ti­vo son, jus­ta­men­te, las de de­ci­dir qué col­gar y dón­de. Cuan­do se ex­hi­ben obras de una co­lec­ción, siem­pre es ne­ce­sa­rio to­mar de­ci­sio­nes acer­ca de qué se in­clu­ye y qué se deja fue­ra, y qué se “cuel­ga” ba­jo qué nom­bre o ba­jo qué con­cep­to — de eso se tra­ta, muy bá­si­ca­men­te, el tra­ba­jo cu­ra­to­rial—. Que a al­guien le mo­les­te que una ar­tis­ta cues­tio­ne y desafíe es­tas no­cio­nes, so­lo ha­bla de su pro­pia ri­gi­dez pa­ra en­ten­der la his­to­ria del ar­te. So­bre to­do por­que, co­mo sub­ra­yan las Gue­rri­lla Girls ( 2016), “a me­nos que el ar­te en un mu­seo sea tan di­ver­so co­mo la cul­tu­ra que di­ce re­pre­sen­tar, no es­ta­rá con­tan­do la his­to­ria del ar­te, es­ta­rá con­tan­do la his­to­ria del di­ne­ro y el po­der”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.