Var­key Fun­da­tion, que en­tre­ga el “Pre­mio No­bel” de la Edu­ca­ción con US$ 1 mi­llón al “me­jor do­cen­te mun­dial”, ate­rri­za en Uru­guay

“El rol de los di­rec­to­res es cru­cial pa­ra trans­for­mar la edu­ca­ción”, di­ce el res­pon­sa­ble re­gio­nal de es­ta or­ga­ni­za­ción glo­bal sin fi­nes de lu­cro, pro­mo­vi­da por el mag­na­te y fi­lán­tro­po in­dio Sunny Var­key

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL -

“Per­dón, ¿me pue­do to­mar una fo­to con us­ted?”, le di­jo el ac­tor es­ta­dou­ni­den­se Leo­nar­do Di Ca­prio a Ha­nan alH­roub, una maes­tra pa­les­ti­na, en el mar­co de la Asam­blea Ge­ne­ral de la ONU de 2016, al que am­bos ha­bían asis­ti­do; ella co­mo la pri­me­ra ora­do­ra do­cen­te de la his­to­ria en ese ám­bi­to, él co­mo oyen­te pri­vi­le­gia­do. Al- Hroub ha­bía re­ci­bi­do en mar­zo de ese año el Glo­bal Tea­cher Pri­ze, co­no­ci­do co­mo el “Pre­mio No­bel” de la Edu­ca­ción — con­ce­di­do por la Fun­da­ción Var­key y do­ta­do con US$ 1 mi­llón— por su tra­ba­jo en Pa­les­ti­na con ni­ños trau­ma­ti­za­dos por la vio­len­cia. El pa­pa Fran­cis­co fue el en­car­ga­do de dar a co­no­cer su nom­bre co­mo ga­na­do­ra y la fe­li­ci­tó por su va­lor.

“Ca­da día el pa­pel de l os pro­fe­so­res es más fuer­te, y su im­por­tan­cia ma­yor a me­di­da que el mun­do cues­tio­na qué fu­tu­ro que­re­mos pa­ra nues­tros hi­jos”, di­jo la maes­tra al re­ci­bir el pre­mio. En­ton­ces im­par­tía cla­ses so­bre la ‘no vio­len­cia’ con ba­se en el jue­go en el campamento de re­fu­gia­dos de Dheis­ha, al sur de Be­lén (Cis­jor­da­nia), una ciu­dad ro­dea­da de mu­ra­llas y pa­sos de con­trol.

Al maes­tro con di­ne­ro. La mi­llo­na­ria pre­mia­ción de la fa­mi­lia Var­key pa­ra el do­cen­te que se dis­tin­ga en su dis­ci­pli­na — sea del sec­tor pú­bli­co o pri­va­do, ru­ral o ur­bano, y de cual­quier ni­vel edu­ca­ti­vo y lu­gar del mun­do— for­ma par­te del Glo­bal Edu­ca­tion & Skills Fo­rum (GESF), una con­fe­ren­cia anual ce­le­bra­da en Du­bai en­tre los “50 me­jo­res edu­ca­do­res del mun­do”.

“Un do­cen­te ne­ce­si­ta en­ten­der el mun­do en el que es do­cen­te”, afir­mó Tho­mas Fried­man, co­lum­nis­ta de The New York Ti­mes, en el úl­ti­mo Fo­ro edu­ca­ti­vo, cu­yo te­ma fue la “ciu­da­da­nía glo­bal”. La pró­xi­ma pre­mia­ción se­rá el 18 de mar­zo y el te­ma se­rá “có­mo pre­pa­rar a los ni­ños pa­ra el fu­tu­ro”.

En 2016, la Var­key Fun­da­tion — crea­da por el mag­na­te y fi­lán­tro­po in­dio Sunny Var­key— des­em­bar­có en Ar­gen­ti­na, y aho­ra son­dea ha­cer­lo en Uru­guay, orien­ta­da ha­cia la for­ma­ción de los di­rec­to­res de es­cue­la, ase­gu­ró a Bús­que­da Agus­tín Po­rres, el di­rec­tor eje­cu­ti­vo re­gio­nal de la fun­da­ción, con se­de en Bue­nos Ai­res.

Po­rres fue re­ci­bi­do días atrás por la sub­se­cre­ta­ria del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra ( MEC), Edith Mo­raes, y por Ro­bert Silva, in­te­gran­te del Con­se­jo Di­rec­ti­vo Cen­tral de la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Edu­ca­ción Pú­bli­ca (ANEP). Apar­te, se reunió con au­to­ri­da­des de la Uni­ver­si­dad de Mon­te­vi­deo, la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, el co­lec­ti­vo Eduy21 y ONG, co­mo En­se­ña Uru­guay, pa­ra to­mar con­tac­to con el sis­te­ma edu­ca­ti­vo lo­cal.

La Var­key es una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro des­ti­na­da a me­jo­rar los es­tán­da­res de la edu­ca­ción, se­gún su web. Ofre­ce ade­más sub­ven­cio­nes a or­ga­ni­za­cio­nes aso­cia­das que apor­tan so­lu­cio­nes in­no­va­do­ras acor­des a su mi­sión fun­da­cio­nal: “que ca­da chi­co ten­ga un gran maes­tro”.

Li­de­raz­go dis­tri­bu­ti­vo. La es­ta­dou­ni­den­se Nan­cie At­well fue la pri­me­ra ga­na­do­ra del Glo­bal Tea­cher Pri­ze en 2015, cu­yo per­mio la maes­tra do­nó a su es­cue­la, en Mai­ne. At­well re­ci­bió la dis­tin­ción de ma­nos del ex­pre­si­den­te Bill Clin­ton, y tam­bién fue fe­li­ci­ta­da por vi­deo­con­fe­ren­cia por Bill Ga­tes.

Sunny Var­key, el prin­ci­pal pro­mo­tor de la ini­cia­ti­va, na­ció en la In­dia en 1957 — hoy re­si­de en Du­bai—, es hi­jo de pro­fe­so­res ca­tó­li­cos y pro­pie­ta­rio de la GEMS Edu­ca­tion, una de las ca­de­nas mun­dia­les de co­le­gios pri­va­dos, con 130 cen­tros re­par­ti­dos en una vein­te­na de paí­ses. Se­gún For­bes (2015), su pa­tri­mo­nio su­pera los US$ 2.100 mi­llo­nes, ubi­ca­do en­tre los mil más ri­cos del mun­do.

“La de pro­fe­sor de­be ser la pro­fe­sión más im­por­tan­te del mun­do”, ase­gu­ró es­te mul­ti­mi­llo­na­rio y em­ba­ja­dor de bue­na vo­lun­tad de la Unes­co, se­gún un in­for­me de la BBC, al jus­ti­fi­car la idea de pre­miar de for­ma in­di­vi­dual con un mi­llón de dó­la­res a un so­lo referente de un gre­mio tan gre­ga­rio. Si los me­dios de co­mu­ni­ca­ción siem­pre po­nen el fo­co en po­lí­ti­cos, ar­tis­tas, de­por­tis­tas y de­más fa­mo­sos, por qué no ha­cer­lo con los do­cen­tes, ra­zo­nó.

Pa­ra apli­car al pre­mio, ca­da do­cen­te pre­sen­ta su his­to­ria — tam­bién lo pue­den no­mi­nar ter­ce­ras per­so­nas en www.glo­bal­tea­cher­pri­ze.org— y lue­go es eva­lua­do por un tri­bu­nal. En 2017 apli­ca­ron 39.000 edu­ca­do­res de 173 paí­ses, in­clui­do Uru­guay. Es­ta se­ma­na se co­no­ce­rán los 10 fi­na­lis­tas.

“Hay que vi­si­bi­li­zar y re­co­no­cer el tra­ba­jo do­cen­te, pre­mian­do a los me­jo­res edu­ca­do­res, con la idea de que la edu­ca­ción lle­gue a los lu­ga­res más apar­ta­dos del mun­do y ge­ne­re un diá­lo­go po­si­ti­vo”, di­jo a Bús­que­da el re­pre­sen­tan­te re­gio­nal de la Fun­da­ción Var­key. Po­rres sos­tu­vo que el pre­mio del mi­llón de dó­la­res “es un an­zue­lo”.

En­tre l os pro­yec­tos más exi­to­sos de es­ta or­ga­ni­za­ción, fi­gu­ra el Pro­gra­ma de Li­de­raz­go e In­no­va­ción Edu­ca­ti­va, que for­mó a 2.112 di­rec­to­res en las pro­vin­cias de Bue­nos Ai­res, Men­do­za, Co­rrien­tes, Sal­ta y Ju­juy, al coor­di­nar con los mi­nis­te­rios pro­vin­cia­les y el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción ar­gen­tino, in­di­có a Bús­que­da el di­rec­tor aca­dé­mi­co de la fun­da­ción, Fer­nan­do Gi­mé­nez, quien acom­pa­ñó a Po­rres en Uru­guay.

Po­rres y Gi­mé­nez — am­bos trein­tea­ñe­ros y do­cen­tes de Fi­lo­so­fía, es­pe­cia­li­za­dos en edu­ca­ción, con ex­prien­cia en la ges­tión pú­bli­ca—, ase­gu­ra­ron que la me­ta es ca­pa­ci­tar a 15.000 edu­ca­do­res en los pró­xi­mos tres años, con un pro­gra­ma de for­ma­ción in­ten­si­va de seis se­ma­nas des­ti­na­do a di­rec­to­res de es­cue­las y as­pi­ran­tes.

“El rol de los di­rec­to­res es cru­cial pa­ra trans­for­mar la edu­ca­ción. Tie­ne más im­pac­to un di­rec­tor bueno que la me­jor in- fraes­truc­tu­ra, dis­tri­bu­ción de ho­ras o plan de ali­men­ta­ción”, sos­tu­vo Po­rres. Y Gi­mé­nez com­ple­tó: “Ellos de­ben en­trar más a las au­las y ejer­cer un ‘li­de­raz­go dis­tri­bu­ti­vo’: ar­mar equi­pos, te­ner más cer­ca­nía con el do­cen­te, co­mo de­vo­lu­ción po­si­ti­va, no so­lo co­mo eva­lua­ción”.

Pa­ra la fun­da­ción re­sul­ta “cla­ve” coor­di­nar con los Tea­cher Am­bas­sa­dors la­ti­noa­me­ri­ca­nos — los “em­ba­ja­do­res” do­cen­tes que que­dan en­tre los 50 fi­na­lis­tas del Glo­bal Tea­cher Pri­ze— pa­ra “po­ten­ciar y mul­ti­pli­car” prác­ti­cas edu­ca­ti­vas co­mo aque­lla de la maes­tra que ad­mi­ró al os­ca­ri­za­do Di Ca­prio.

Agus­tín Po­rres y Fer­nan­do Gi­mé­nez Za­pio­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.