Bo­no­mi fes­te­jó que la Pre­si­den­cia pa­se a in­ter­ve­nir en te­mas de se­gu­ri­dad, pues ni la Po­li­cía ni el Mi­des “mar­ca­ban el rum­bo”

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL -

La de­ci­sión del pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez de es­ta­ble­cer una co­mi­sión de­pen­dien­te de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca que coor­di­ne las po­lí­ti­cas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca sir­ve pa­ra “mar­car el rum­bo” en el te­ma, ase­gu­ró el mi­nis­tro del In­te­rior, Eduardo Bo­no­mi, en el Par­la­men­to. Se­gún Bo­no­mi, has­ta el mo­men­to las reunio­nes so­bre se­gu­ri­dad en las que par­ti­ci­pa­ban In­te­rior y el Mi­nis­te­rio de Desa­rro­llo So­cial, en­tre otras car­te­ras, eran “en­tre pa­res”, por lo que mu­chas ve­ces no se to­ma­ban de­ci­sio­nes.

Bo­no­mi di­jo que en su mi­nis­te­rio ce­le­bran que aho­ra Pre­si­den­cia es­té al man­do, pues “es­tá por en­ci­ma” del res­to. “Al­guien tie­ne que re­sol­ver to­do aque­llo que no se es­tá acor­dan­do. No­so­tros fes­te­ja­mos la crea­ción de la co­mi­sión, por­que hay vein­te co­sas que no pue­den ser re­suel­tas por un so­lo mi­nis­te­rio”, sos­tu­vo.

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior y Mi­des tie­nen di­fe­ren­cias so­bre el abor­da­je de las po­lí­ti­cas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca. En una en­tre­vis­ta que con­ce­dió el 12 de ma­yo al dia­rio El Ob­ser­va­dor, el di­rec­tor Na­cio- nal de Po­li­cía, Ma­rio La­ye­ra, se que­jó por la fal­ta de coor­di­na­ción en­tre dis­tin­tos or­ga­nis­mos pa­ra com­ba­tir el de­li­to, di­jo que el Mi­des no com­par­te to­da la in­for­ma­ción con el Mi­nis­te­rio del In­te­rior y au­gu­ró que si no hay un cam­bio de rum­bo, Uru­guay po­dría ter­mi­nar con pro­ble­mas de vio­len­cia co­mo los que hay en El Sal­va­dor o Gua­te­ma­la.

El Mi­des de­mo­ró en res­pon­der a la opi­nión de La­ye­ra de­bi­do a un pe­di­do ex­pre­so de la Pre­si­den­cia pa­ra po­ner pa­ños fríos al de­ba­te. Es­ta se­ma­na la sub­se­cre­ta­ria del Mi­des, Ana Olivera, di­jo al dia­rio La Re­pú­bli­ca que la Po­li­cía “no ne­ce­si­ta de los tra­ba­ja­do­res so­cia­les del Mi­des pa­ra rea­li­zar ta­reas de in­te­li­gen­cia”. A es­to se su­mó la vi­són del di­rec­tor de Eva­lua­ción y Mo­ni­to­reo de la car­te­ra, Juan Pa­blo La­bat, quien afir­mó que el mi­nis­te­rio no tie­ne nin­gu­na “in­for­ma­ción fan­tás­ti­ca” que pue­da ser­vir pa­ra re­sol­ver in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre un de­li­to.

La­bat di­jo a Bús­que­da que sí exis­te un “ac­ce­so ge­né­ri­co” a in­for­ma­ción que ha ser­vi­do pa­ra “un mon­tón de po­lí­ti­cas, in­clu­so de se­gu­ri­dad”. El je­rar­ca agre­gó que las de­cla­ra­cio­nes de La­ye­ra ge­ne­ra­ron “sor­pre­sa” en el Mi­des, pues los sis­te­mas de in­for­ma­ción es­tán “re­gu­la­dos por le­yes y de­cre­tos y son un bien pú­bli­co ca­ro” que la so­cie­dad y el Es­ta­do de­ben cui­dar.

Los da­tos que re­co­ge el Mi­des en sus re­le­va­mien­tos en zo­nas vul­ne­ra­bles “no fue­ron re­co­gi­dos en cual­quier con­tex­to ni pa­ra cual­quier co­sa”, in­di­có La­bat, por lo que esa in­for­ma­ción no es re­uti­li­za­ble. “Hay una fan­ta­sía de que a tra­vés de la in­for­ma­ción exis­ten­te en al­gún lu­gar yo voy a ob­te­ner da­tos, pis­tas, pa­ra po­der en­con­trar lo que yo pre­ci­so, que no tie­ne na­da que ver con el pro­pó­si­to con el que fue re­co­gi­da la in­for­ma­ción. Y eso no es un pro­ble­ma que apli­ca so­lo a la se­gu­ri­dad, apli­ca a cual­quier co­sa”.

Aña­dió que el Mi­des ha co­la­bo­ra­do con el Mi­nis­te­rio del In­te­rior con da­tos es­ta­dís­ti­cos que pue­den ser­vir pa­ra ha­cer mo­de­los pre­dic­ti­vos de de­li­tos. “No­so­tros no te­ne­mos in­for­ma­ción de cuán­tos de­lin­cuen­tes hay en un lu­gar, por lo tan­to nues­tro mo­de­lo es su­mi­nis­trar in­for­ma­ción so­bre la reali­dad so­cio­eco­nó­mi­ca con ma­yor pre­ci­sión que lo que pue­de ha­cer el Ins­ti­tu­to de Es­ta­dís­ti­ca”.

Sub­cul­tu­ra pe­li­gro­sí­si­ma. Al par­ti­ci­par el mar­tes 5 en la Co­mi­sión Es­pe­cial de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y Con­vi­ven­cia del Par­la­men­to, Bo­no­mi, con La­ye­ra a su la- do, ase­gu­ró que Uru­guay no va por el ca­mino de El Sal­va­dor o Gua­te­ma­la en cuan­to a sus ni­ve­les de vio­len­cia. “Eso no va a pa­sar. Nos reuni­mos con un ex­fis­cal de El Sal­va­dor pa­ra que nos con­ta­ra cuál es la con­duc­ta cri­mi­nal de las maras. Va­rios de nues­tros po­li­cías es­tán o han es­ta­do en la Co­mi­sión In­ter­na­cio­nal con­tra la Im­pu­ni­dad en Gua­te­ma­la y nos cuen­tan có­mo es Gua­te­ma­la. Sí, no­so­tros lo he­mos es­tu­dia­do, pe­ro pa­ra no ser eso”, ex­pli­có so­bre la com­pa­ra­ción que hi­zo La­ye­ra el mes pa­sa­do.

Bo­no­mi ad­mi­tió, sin em­bar­go, que sí es­tá de acuer­do con La­ye­ra res­pec­to a que exis­te una “sub­cul­tu­ra pe­li­gro­sí­si­ma” en la so­cie­dad uru­gua­ya que con­ti­núa ex­pan­dién­do­se. “Lle­va a que par­ti­ci­pen en he­chos de­lic­ti­vos no so­lo gen­te que per­te­ne­ce a determinados am­bien­tes y cier­tos ni­ve­les so­cia­les, sino otra que lo ha­ce por un im­pul­so ideo­ló­gi­co y cul­tu­ral. Es­to de­be­mos com­ba­tir­lo. Y no se lo­gra so­lo con po­lí­ti­cas con­tra la po­bre­za o la ex­clu­sión. No me voy a en­tram­par en que esas po­lí­ti­cas so­cia­les van a ter­mi­nar con la po­bre­za y a su vez con el de­li­to, por­que eso no es cier­to”, di­jo, y men­cio­nó l a ne­ce­si­dad de in­cluir ade­más po­lí­ti­cas edu­ca­ti­vas y cul­tu­ra­les pa­ra “ter­mi­nar con una sub­cul­tu­ra del mar­gi­na­do de­lin­cuen­te que sí es pa­re­ci­da a las sub­cul­tu­ras que se ma­ne­jan en otros paí­ses”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.