Pa­ra­guay li­be­ra (aún más) mer­ca­do de com­bus­ti­bles

Búsqueda - - EMPRESAS Y NEGOCIOS - Por Gui­ller­mo Si­car­di

Pa­ra­guay no tie­ne pe­tró­leo. Ni re­fi­ne­rías. Ni mo­no­po­lio. Ni oli­go­po­lio en la dis­tri­bu­ción. Por es­to tie­ne los com­bus­ti­bles más ba­ra­tos de la re­gión. Por­que ri­ge la li­bre com­pe­ten­cia (esa pa­la­bra tan odia­da por so­cia­lis­tas, es­ta­tis­tas y em­pre­sa­rios pre­ben­da­rios).

En Uru­guay se es­ta­ble­ció el mo­no­po­lio de la im­por­ta­ción, re­fi­na­ción y dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­bles en 1931 cuan­do se crea la An­cap, con el siem­pre fal­so ar­gu­men­to de la “so­be­ra­nía na­cio­nal” y de lo “es­tra­té­gi­co” que es pro­du­cir to­do “fat­to in ca­sa”.

Pa­ra com­pen­sar a las mul­ti­na­cio­na­les que ha­cían lo mis­mo, les die­ron un oli­go­po­lio de la dis­tri­bu­ción, es de­cir: que ca­za­ran en el zoo­ló­gi­co, sin com­pe­tir de­ma­sia­do en­tre ellos. Así, du­ran­te dé­ca­das, Es­so, Shell y Te­xa­co, se re­par­tían la tor­ta jun­to con DASA, lue­go es­ta­ti­za­da pa­ra ven­der com­bus­ti­bles ba­jo el se­llo An­cap.

En Pa­ra­guay no hay tres se­llos, sino 19. Com­pi­ten en to­da la lí­nea: im­por­ta­ción, mez­cla y me­jo­ra­mien­to de los com­bus­ti­bles, dis­tri­bu­ción y pun­tos de ven­ta.

La es­ta­tal Pe­tro­par, has­ta el pa­sa­do 1º de ju­nio, te­nía una suer­te de “re­ser­va de mer­ca­do”, don­de to­das es­tas em­pre­sas pri­va­das de­bían com­prar­le (sí o sí) una par­te de sus ven­tas. Ade­más, el Po­der Eje­cu­ti­vo fi­ja­ba el pre­cio de los com­bus­ti­bles, en es­pe­cial pa­ra la nafta co­mún (85 oc­ta­nos) y pa­ra el die­sel ti­po III (el más eco­nó­mi­co).

Pe­tro­par tam­bién tie­ne es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, pe­ro eran muy po­cas has­ta el año pa­sa­do: me­nos de 60. Pe­ro a par­tir de la nue­va ges­tión, las am­plia­ron a ca­si 140, ba­sa­do en un Plan Es­tra­té­gi­co lla­ma­do Ñan­de Ta­pe 120 (que sig­ni­fi­ca al­go así co­mo: ca­mino a las 120). Co­mo se ve, su­pe­raron esa me­ta.

Aho­ra el pre­cio de es­tos dos com­bus­ti­bles que­dó li­bra­do al mer­ca­do, a las de­ci­sio­nes li­bres y vo­lun­ta­rias en­tre ofe­ren­tes y com­pra­do­res. Se te­mía un au­men­to gi­gan­tes­co, pe­ro ape­nas el die­sel subió unos 300 gua­ra­níes (un pe­so y me­dio uru­gua­yo) so­bre su va­lor de G$ 4.250 (23 pe­sos uru­gua­yos). Pe­tro­par tam­bién au­men­tó sus pre­cios en for­ma si­mi­lar.

Es in­tere­san­te ana­li­zar los ar­gu­men­tos del mi­nis­tro de In­dus­tria y Co­mer­cio, Gus­ta­vo Lei­te: “Es­te de­cre­to es la ma­te­ria­li­za­ción del sue­ño de to­dos, in­clu­so de los em­ble­mas y del go­bierno, de lle­gar to­dos al­gún día a una po­si­ción de li­bre mer­ca­do. Des­de el vier­nes, el jue­go li­bre de la ofer­ta y la de­man­da de­ter­mi­na­rán el pre­cio del die­sel co­mún. (...) El mer­ca­do es­tá ma­du­ro pa­ra que sea li­bre”.

Los com­pe­ti­do­res pri­va­dos se que­jan por­que Pe­tro­par ven­de en su red de es­ta­cio­nes a un pre­cio un po­co me­nor, pe­ro tie­ne ape­nas 140 es­ta­cio­nes en más de 2.000 que hay en Pa­ra­guay. Tam­bién di­cen que Pe­tro­par pier­de di­ne­ro y que sub­si­dia el pro­duc­to, pe­ro no se ha po­di­do de­mos­trar; y tan­to el mi­nis­tro Lei­te co­mo el pre­si­den­te de Pe­tro­par, Ed­die Ja­ra, di­cen que van a de­jar a Pe­tro­par, con va­rios mi­llo­nes de su­pe­rá­vit.

Lo que de­be­mos ana­li­zar es la di­fe­ren­cia abis­mal de en­fo­ques en­tre es­ta po­lí­ti­ca de li­bre mer­ca­do con la cár­cel que te­ne­mos en Uru­guay. An­cap hay que ce­rrar­la ya. Es un cas­ti­go y un pe­so enor­me pa­ra los cos­tos de cual­quier pro­duc­ción lo­cal.

Ade­más, An­cap ni si­quie­ra jue­ga bien un rol de “en­te tes­ti­go”, pa­ra evi­tar co­lu­sio­nes en el mer­ca­do. En de­fi­ni­ti­va, no sir­ve pa­ra na­da bueno, sino pa­ra to­do lo ma­lo: po­ner po­lí­ti­cos inep­tos a su car­go, re­par­tir em­pleos pú­bli­cos, or­ga­ni­zar ne­go­cios tur­bios y dar­les pri­vi­le­gios a sus sin­di­ca­lis­tas y em­pre­sa­rios pre­ben­da­rios.

¿Has­ta cuán­do?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.