La so­li­ci­tud de ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca: una he­rra­mien­ta que ga­na te­rreno a pe­sar de los “obs­tácu­los” que en­fren­ta

En 2017 se hi­cie­ron más de 4.000 pe­di­dos; au­men­ta­ron 40% en dos años

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL - Es­cri­be Pa­blo Pe­rei­ra

Los gas­tos i rre­gu­la­res del ex vi­ce­pre­si­den­te Raúl Sen­dic con la tar­je­ta cor­po­ra­ti­va de An­cap, las 98 mi­sio­nes ofi­cia­les al ex­te­rior en dos años de je­rar­cas de la In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo y las cin­co mar­cas de agua em­bo­te­lla­da pe­na­li­za­das por in­cum­plir la nor­ma­ti­va de ca­li­dad. Es­tas tres no­ti­cias, pu­bli­ca­das en ta­pa por tres me­dios dis­tin­tos en el úl­ti­mo año, tie­nen una co­sa en co­mún: los da­tos cla­ve fue­ron con­se­gui­dos a tra­vés de so­li­ci­tu­des de ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca.

Las so­li­ci­tu­des se rea­li­zan al am­pa­ro de la Ley 18.381, de Ac­ce­so a la In­for­ma­ción Pú­bli­ca, y obli­gan al or­ga­nis­mo a pro­por­cio­nar la in­for­ma­ción en 20 días há­bi­les. Es­te ti­po de le­yes, que son ten­den­cia a ni­vel mun­dial, apun­tan a fo­men­tar la trans­pa­ren­cia, el “go­bierno abier­to” y ga­ran­ti­zar el ac­ce­so ciu­da­dano a la in­for­ma­ción.

Sin em­bar­go, es­ta de­cla­ra­ción de bue­nas in­ten­cio­nes in­clui­da en la nor­ma no siem­pre se tras­la­da a la rea­li­dad: quien pre­ten­da ac­ce­der a in­for­ma­ción a la que de acuer­do a la ley tie­ne “de­re­cho”, mu­chas ve­ces ter­mi­na­rá con las ma­nos va­cías.

Pa­ra en­fren­tar es­te in­con­ve­nien­te, la ley creó la Uni­dad de Ac­ce­so a la In­for­ma­ción Pú­bli­ca y le asig­nó la su­per­vi­sión de su cum­pli­mien­to. Unas po­cas per­so­nas en el cuar­to pi­so de la To­rre Eje­cu­ti­va se de­di­can a exi­gir­les a re­par­ti­cio­nes pú­bli­cas que, en aras de la trans­pa­ren­cia, en­tre­guen in­for­ma­ción.

Pe­se a que al prin­ci­pio fue re­sis­ti­da y hu­bo im­por­tan­tes ín­di­ces de in­cum­pli­mien­to, en su dé­ci­mo aniver­sa­rio la rea­li­dad es otra: año tras año se rom­pe el ré­cord de can­ti­dad de so­li­ci­tu­des y más del 90% son res­pon­di­das en tiem­po y for­ma.

En dos años, en­tre 2015 y 2017, se pa­só de 3.084 pe­di­dos a 4.284, una suba de más del 40%. Es­te cam­bio pue­de guar­dar re­la­ción con el ma­yor co­no­ci­mien­to de la he­rra­mien­ta en­tre la po­bla­ción. De acuer­do a en­cues­tas que anual­men­te en­car­ga la Uni­dad de Ac­ce­so, mien­tras que en 2014 so­lo 26% de los con­sul­ta­dos sa­bía de la ley, el año pa­sa­do esa ci­fra tre­pó a 34%.

El pre­si­den­te de la Uni­dad de Ac­ce­so, Ga­briel Del­piaz­zo, di­jo a Bús­que­da que la ley es “un gran avan­ce” que cons­ti­tu­yó “un cam­bio de pa­ra­dig­ma”, ya que la in­for­ma­ción en ma­nos del Estado “no es más un ac­ti­vo de pro­pie­dad”, sino que “de­be es­tar dis­po­ni­ble pa­ra cual­quie­ra que quie­ra ac­ce­der a ella”. Re­co­no­ció que “la im­ple­men­ta­ción de la ley tu­vo sus obs­tácu­los” y “to­da­vía los tie­ne”, pe­ro sos­tu­vo que a 10 años de su en­tra­da en vi­gen­cia, el ba­lan­ce es “muy po­si­ti­vo”.

Pro­ble­mas en la apli­ca­ción. Las so­li­ci­tu­des de ac­ce­so se pue­den rea­li­zar an­te cual­quier ofi­ci­na pú­bli­ca, la cual tie­ne 20 días há­bi­les, pro­rro­ga­bles por 20 más, pa­ra en­tre­gar la in­for­ma­ción. Sin em­bar­go, la so­li­ci­tud pue­de ser de­ne­ga­da (por con­fi­den­cia­li­dad, re­ser­va o se­cre­to) o di­rec­ta­men­te no ser res­pon­di­da. En es­tos ca­sos, el pe­ti­cio­nan­te pue­de ra­di­car una de­nun­cia por in­cum­pli­mien­to an­te la Uni­dad de Ac­ce­so.

Esa de­pen­den­cia, no obs­tan­te, ca­re­ce de po­tes­ta­des pa­ra obli­gar a cum­plir la so­li­ci­tud. Así, mu­chas ve­ces, sin la vo­lun­tad del or­ga­nis­mo que po­see la in­for­ma­ción el trá­mi­te que­da trun­co y el de­re­cho del ciu­da­dano, in­sa­tis­fe­cho.

La úl­ti­ma al­ter­na­ti­va es la vía ju­di­cial. A pe­sar de que la ju­ris­pru­den­cia re­cien­te ha si­do fa­vo­ra­ble a la trans­pa­ren­cia, hay ofi­ci­nas del Estado que man­tie­nen una pos­tu­ra ce­rra­da.

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior dio un ejem­plo la se­ma­na pa­sa­da. En la con­tes­ta­ción a una de­man­da que pre­sen­tó una in­tere­sa­da en ac­ce­der a in­for­ma­ción de la se­cre­ta­ría de Estado — a la que ac­ce­dió Bús­que­da—, res­pon­dió que la con­tra­par­te no te­nía de­re­cho a re­ci­bir los da­tos por su “fal­ta de le­gi­ti­ma­ción”. Y se pre­gun­tó “qué le­gi­ti­ma­ción po­see un ban­ca­rio, una ama de ca­sa o su ma­ri­do” pa­ra so­li­ci­tar in­for­ma­ción de con­ve­nios in­ter­na­cio­na­les en los que el Mi­nis­te­rio es par­te. La pro­pia ley acla­ra en su ar­tícu­lo 3 º que ese de­re­cho “se ejer­ce sin ne­ce­si­dad de jus­ti­fi­car las ra­zo­nes por las que se so­li­ci­ta la in­for­ma­ción”.

La car­te­ra que di­ri­ge Eduar­do Bo­no­mi fue jus­ta­men­te la que re­gis­tró ni­ve­les más al­tos de in­cum­pli­mien­to de la ley el año pa­sa­do. A lo lar­go del 2017 re­ci­bió 27 pe­di­dos, de los cua­les no res­pon­dió 11 y so­lo en­tre­gó la in­for­ma­ción so­li­ci­ta­da en nue­ve oca­sio­nes. De­ne­gó los res­tan­tes sie­te por dis­tin­tos mo­ti­vos.

Cum­pli­do­res e in­cum­pli­do­res. To­dos los or­ga­nis­mos pú­bli­cos es­tán obli­ga­dos a rea­li­zar un in­for­me anual de cum­pli­mien­to y en­viár­se­lo a la Uni­dad de Ac­ce­so. De esos for­mu­la­rios, en po­der de Bús­que­da, sur­ge que la ma­yor can­ti­dad de so­li­ci­tu­des fue­ron he­chas a la In­ten­den­cia de Mon­te­vi­deo, se­gui­da por la Jun­ta De­par­ta­men­tal ca­pi­ta­li­na. Es­tos dos ór­ga­nos en con­jun­to to­ta­li­zan más de la mi­tad de las 4.284 so­li­ci­tu­des rea­li­za­das el año pa­sa­do.

En el ter­cer lu­gar en la lis­ta de so­li­ci­tu­des, por en­ci­ma de Pre­si­den­cia y de to­dos los mi­nis­te­rios, apa­re­ce el Archivo Ge­ne­ral de la Na­ción (AGN), con 206 pe­di­dos y pun­ta­je per­fec­to en cuan­to a cum­pli­mien­to. Es­to se ex­pli­ca por­que el AGN cus­to­dia gran can­ti­dad de do­cu­men­ta­ción del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa Na­cio­nal del pe­río­do de la úl­ti­ma dic­ta­du­ra mi­li­tar (1973-1985).

Con res­pec­to a los in­cum­pli­do­res, ade­más del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, otro que se des­ta­ca es el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra. De las 79 so­li­ci­tu­des de ac­ce­so que re­ci­bió el año pa­sa­do, so­la­men­te res­pon­dió dos den­tro del pla­zo le­gal. Su res­pues­ta lle­gó tar­de 77 ve­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.