Có­mo crear em­pleos ge­nui­nos

Búsqueda - - EMPRESAS Y NEGOCIOS - Por Gui­ller­mo Si­car­di

El go­bierno es­tá preo­cu­pa­do por la caí­da sis­te­má­ti­ca del em­pleo, pe­ro su “fuer­za po­lí­ti­ca” y el PIT- CNT vuel­ven a equi­vo­car­se en la ma­ne­ra de re­sol­ver es­te asun­to: quie­ren au­men­tar los im­pues­tos, fun­dar nue­vas em­pre­sas pú­bli­cas y se­guir con los sub­si­dios. Ese no es el ca­mino. Los em­pleos ge­nui­nos no se ge­ne­ran por de­cre­to, ni los crea el Estado, sino que lo ha­cen los em­pre­sa­rios.

La Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos ( OC­DE) 1 pre­sen­ta un rán­king de de­socu­pa­ción por paí­ses: lo en­ca­be­zan Is­lan­dia, Ja­pón, Re­pú­bli­ca Che­ca, Mé­xi­co, Corea del Sur y Ale­ma­nia con en­tre 2,8% y 4%, mien­tras que Ita­lia, Es­pa­ña, Gre­cia y Su­dá­fri­ca es­tán con ta­sas de 12% a 26%. ¿Le lla­ma la aten­ción que los peo­res paí­ses ten­gan po­lí­ti­cas so­cia­lis­tas o po­pu­lis­tas?

¿Qué ha­ce la di­fe­ren­cia? Pri­me­ro, hay que en­ten­der que pa­ra que ha­ya em­pleos tie­ne que ha­ber in­ver­sión pri­va­da. Pa­ra que ha­ya in­ver­sión pri­va­da tie­ne que ha­ber aho­rro. Y pa­ra que ha­ya aho­rro el Estado no pue­de ser el gran des­truc­tor de aho­rro vía im­pues­tos, dé­fi­cit fis­cal o bu­ro­cra­cia. Eso es lo que su­ce­de en Es­pa­ña, Gre­cia o Ar­gen­ti­na, y en me­nor me­di­da en Uru­guay.

Isi­dro Ló­pez, dipu­tado re­gio­nal de la Asam­blea de Ma­drid por el par­ti­do Po­de­mos del pro­cha­vis­ta Pa­blo Igle­sias, di­jo: “El di­ne­ro se ga­na en una lu­cha. Se os fuer­za de­mo­crá­ti­ca­men­te a pa­gar. (…) Es­to es una gue­rra y os va­mos a hun­dir” y a “freír a im­pues­tos” 2. ¿In­ver­ti­ría us­ted en es­ta Es­pa­ña so­cia­lis­ta?

Pa­ra ge­ne­rar em­pleos de ca­li­dad y bien re­mu­ne­ra­dos se re­quie­re gen­te con ca­pa­ci­dad de agre­gar va­lor a las em­pre­sas que los con­tra­tan, tan­to por sus ap­ti­tu­des ( co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cia) co­mo por sus ac­ti­tu­des (vo­ca­ción de ser­vi­cio e ini­cia­ti­va). Am­bos fac­to­res es­ca­sean ca­da vez más en Uru­guay. Y pa­ra con­tra­tar per­so­nas con ba­jo ni­vel de com­pe­ten­cias, de­be­ría ser una mano de obra ba­ra­ta. Sue­na fuer­te, pe­ro es así. Uru­guay tie­ne mano de obra ca­ra, no de­ma­sia­do pro­duc­ti­va y con ele­va­das pre­ten­sio­nes. Una mez­cla ex­plo­si­va.

Otro freno a la con­tra­ta­ción de em­plea­dos son los fa­mo­sos “de­re­chos ad­qui­ri­dos”, que se han trans­for­ma­do en un an­cla col­ga­da al cue­llo del tra­ba­ja­dor. Cuan­to más sa­la­rio mí­ni­mo, li­cen­cias, agui­nal­do, sa­la­rio va­ca­cio­nal, días li­bres por es­tu­dio, por do­nar san­gre, por na­ci­mien­to de hi­jos, por fa­lle­ci­mien­to de pa­dres y tan­tos otros be­ne­fi­cios se car­guen en la con­tra­ta­ción, me­nos per­so­nal se con­tra­ta­rá.

Un re­cien­te tra­ba­jo pu­bli­ca­do por Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, ti­tu­la­do Au­to­ma­ti­za­ción y em­pleo en Uru­guay 3, pre­sen­ta una “Ta­bla de ries­go de au­to­ma­ti­za­ción por ca­te­go­ría ocu­pa­cio­nal”, don­de el “per­so­nal de apo­yo ad­mi­nis­tra­ti­vo” tie­ne un ries­go de au­to­ma­ti­za­ción de 94% y son 12% de la fuer­za la­bo­ral. Las “ocu­pa­cio­nes ele­men­ta­les” asu­men un ries­go de 75% y son 19% de los em­pleos. Y en­tre los “tra­ba­ja­do­res de ser­vi­cios y ven­de­do­res de co­mer­cios”, el 64% pue­de ver des­apa­re­ci­dos sus em­pleos y son 22% de la plan­ti­lla.

La in­dus­tria de la cons­truc­ción per­dió 25.500 pues­tos en los úl­ti­mos cin­co años. Era muy lin­do ver que un peón de obra co­bra­ra ca­si US$ 1.000 por mes, pe­ro muy tris­te que un apar­ta­men­to mo­no­am­bien­te cos­ta­ra US$ 100.000. La ilu­sión du­ró po­co.

Si que­re­mos más em­pleo ge­nuino en Uru­guay, ha­brá que ma­tar va­rias va­cas sa­gra­das: los Con­se­jos de Sa­la­rios, el sa­la­rio mí­ni­mo, las em­pre­sas pú­bli­cas, re­du­cir la can­ti­dad de em­plea­dos pú­bli­cos, li­be­rar el mer­ca­do la­bo­ral, me­nos im­pues­tos, fir­mar tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio con to­do el mun­do, se­guir eli­mi­nan­do bu­ro­cra­cia y me­jo­rar sus­tan­cial­men­te la edu­ca­ción me­dian­te co­le­gios pú­bli­cos ges­tio­na­dos por pri­va­dos, edu­ca­ción a dis­tan­cia y be­cas en el ex­te­rior.

Hoy pa­re­ce un im­po­si­ble. Tam­bién en Nue­va Ze­lan­da les pa­re­cía que se­ría im­po­si­ble ha­cer los cam­bios que hi­cie­ron en la dé­ca­da de los ochen­ta pa­ra lle­gar a ser lo que son hoy. ¡ Co­mien­zo tie­nen las co­sas! Y el pri­mer pa­so es mos­trar que hay otro sen­de­ro. Uno muy di­fe­ren­te al que nos ofre­ce el po­pu­lis­mo de siem­pre.

1 OC­DE https:// da­ta.oecd.org/ unemp/ unem­ploy­ment-ra­te.htm

2 I si dro Ló­pez htt ps: / / www. l i bre­mer­ca­do. com/ 2015- 06- 02/isi­dro-lo­pez-nue­vo- dipu­tado- de­po­de­mos- en-ma­drid- os-va­mos-a-hun­dir-y-a-freir-aim­pues­tos-1276549485/

3 OPP https:// www.opp.gub.uy/ si­tes/ de­fault/ fi­les/ do­cu­men­tos/ 2018- 06/ 2256_ Pu­bli­ca­cio­n_ Au­to­ma­ti­za­cio­n_­y_em­pleo_e­n_u­ru­guay.pdf

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.