Au­di­to­rías cons­ta­ta­ron pri­vi­le­gios a di­plo­má­ti­cos sin “re­gis­tros ín­te­gros”, gas­tos ca­ren­tes de con­trol y ex­pe­dien­tes en el lim­bo, en­tre otras “vul­ne­ra­bi­li­da­des” en de­pen­den­cias es­ta­ta­les

Las “vul­ne­ra­bi­li­da­des” e in­efi­cien­cias en as­pec­tos de la ges­tión y en los con­tra­lo­res se re­pi­ten en cer­ca

Búsqueda - - PORTADA - Es­cri­be Is­mael Grau

Co­mo par­te de su plan ope­ra­ti­vo anual la Au­di­to­ría In­ter­na de la Na­ción (AIN) anotó en­tre los ob­je­ti­vos “pro­mo­ver la mej ora de l a ca­li­dad del gas­to pú­bli­co”, ade­más de tra­tar de ex­po­ner los “ries­gos, prin­ci­pal­men­te los re­fe­ri­dos a pro­bi­dad, frau­de, ope­ra­ti­vos y tec­no­ló­gi­cos”, en las re­par­ti­cio­nes que vi­si­ta. Sus equi­pos au­di­to­res lle­gan, se ins­ta­lan por unos me­ses pa­ra re­vi­sar pro­ce­di­mien­tos, to­man no­ta de do­cu­men­ta­ción y cie­rran su tra­ba­jo con un in­for­me que, ca­si in­va­ria­ble­men­te, cons­ta­ta co­sas pa­ra co­rre­gir. Son “vul­ne­ra­bi­li­da­des” y “ca­ren­cias”, al­gu­nas ve­ces apar­ta­mien­tos nor­ma­ti­vos, ren­di­jas más o me­nos pro­fun­das por las cua­les se cue­lan in­efi­cien­cias en las po­lí­ti­cas, en los ser­vi­cios que pres­tan y en los con­tro­les a los mi­llo­nes de pe­sos que pa­san por las ofi­ci­nas au­di­ta­das. No ne­ce­sa­ria­men­te hay “jo­da” o “co­rrup­ción”, aunque pue­de ha­ber­la.

En mu­chas de las 23 ac­tua­cio­nes rea­li­za­das — en uni­da­des eje­cu­to­ras, pro­gra­mas o fun­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, en nue­ve mi­nis­te­rios, en ASSE, el Ine­fop y la Ur­sec— se vol­vió a en­con­trar de to­do eso. El men­sa­je que in­ten­tan trans­mi­tir des­de la AIN es que no bas­ta, por ejem­plo, con mos­trar com­pro­ban­tes de gas­to, sino que de­be es­tar de­bi­da­men­te fun­da­men­ta­do qué se hi­zo en pos de la “mi­sión” del or­ga­nis­mo au­di­ta­do.

Al­gu­nos in­for­mes que in­te­gran el In­for­me de Ac­tua­cio­nes 2017 de la AIN fue­ron de­cla­ra­dos re­ser­va­dos (re­fe­ri­dos a los con­tro­les en la re­cau­da­ción de los acier­tos no co­bra­dos por va­rios jue­gos de apues­tas con­ce­sio­na­dos a agen­tes y subagen­tes, así co­mo el con­trol de la re­cau­da­ción de mul­tas que apli­ca el Área de De­fen­sa al Con­su­mi­dor). Es una po­tes­tad que da la ley y que, en es­tos ca­sos, se uti­li­zó pa­ra evi­tar que ter­ce­ros pue­dan apro­ve­char­se de las vul­ne­ra­bi­li­da­des en los or­ga­nis­mos in­vo­lu­cra­dos.

A con­ti­nua­ción, Bús­que­da sin­te­ti­za la vein­te­na de au­di­to­rías que se pu­bli­ca­rán en es­tos días. En pro­por­cio­nes que vie­nen cre­cien­do ( 62% de es­tas ac­tua­cio­nes de 2017), los je­rar­cas de las de­pen­den­cias vi­si­ta­das por la AIN reac­cio­nan y ela­bo­ran un plan de ac­ción con­cre­to pa­ra co­rre­gir las vul­ne­ra­bi­li­da­des se­ña­la­das por los au­di­to­res.

Ur­sec. En la Uni­dad Re­gu­la­do­ra de Ser­vi­cios de Co­mu­ni­ca­cio­nes fue au­di­ta­do el pro­ce­so de re­cau­da­ción de las ta­sas de fi­nan­cia­mien­to del ser­vi­cio pos- tal uni­ver­sal y de con­trol del mar­co re­gu­la­to­rio re­la­ti­vo a los ser­vi­cios pos­ta­les de 2016; ese año co­bró $ 157,3 mi­llo­nes. Se cons­ta­ta­ron “opor­tu­ni­da­des de me­jo­ra pa­ra ase­gu­rar que lo ver­ti­do por los pres­ta­do­res por di­chos con­cep­tos, sea lo efec­ti­va­men­te re­cau­da­do”, se­ña­la la AIN. En­tre otras re­co­men­da­cio­nes, su­gi­rió pro­fun­di­zar en el aná­li­sis de la con­ta­bi­li­dad de un gru­po se­lec­cio­na­do de em­pre­sas con­tri­bu­yen­tes “a efec­tos de ve­ri­fi­car la ve­ra­ci­dad de las de­cla­ra­cio­nes” que efec­túan.

Fren­te al in­for­me de au­di­to­ría, la Ur­sec pre­sen­tó des­car­gos y un plan de ac­ción pa­ra la im­ple­men­ta­ción de las me­di­das acon­se­ja­das.

De­por­tes. En el mar­co de su co­me­ti­do, la Se­cre­ta­ría Na­cio­nal de De­por­te trans­fie­re di­ne­ro a dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das, a la vez que de­be ha­cer un se­gui­mien­to de los pro­yec­tos. Se­gún la in­for­ma­ción del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía ( MEF) ci­ta­da en el in­for­me de au­di­to­ría, en 2015 les gi­ró $ 96,4 mi­llo­nes.

Los con­tro­les que apli­ca so­bre esas trans­fe­ren­cias “no son su­fi­cien­tes pa­ra ase­gu­rar el uso efi­cien­te de los fon­dos y su uti­li­za­ción pa­ra el des­tino pa­ra el cual fue­ron otor­ga­dos”, por va­rias ra­zo­nes. Pri­me­ro, la “ausencia de coor­di­na­ción” con otros or­ga­nis­mos pú­bli­cos que fi­nan­cian ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas, lo que pue­de “ge­ne­rar du­pli­ca­ción de re­cur­sos en de­tri­men­to de otros ob­je­ti­vos”. Se­gun­do, la se­cre­ta­ría dio di­ne­ro “sin es­pe­ci­fi­car los ob­je­ti­vos a lo­grar, ni in­di­ca­do­res o ele­men­tos que per­mi­tan me­dir el gra­do de avan­ce y el re­sul­ta­do ob­te­ni­do”. Ter­ce­ro, se cons­ta­ta­ron “par­ti­das sin ren­dir con una an­ti­güe­dad su­pe­rior a tres años y, en el ca­so de las ren­di­cio­nes pre­sen­ta­das con in­for­me de re­vi­sión li­mi­ta­da, no se tu­vo evi­den­cia de la rea­li­za­ción de ac­ti­vi­da­des de con­trol com­ple­men­ta­rias que per­mi­tan ve­ri­fi­car la au­ten­ti­ci­dad e in­te­gri­dad de los com­pro­ban­tes ren­di­dos”.

El or­ga­nis­mo, de­pen­dien­te de la Pre­si­den­cia, pre­sen­tó un plan de ac­ción co­mo res­pues­ta a la au­di­to­ría.

Nar­cos. La AIN eva­luó los pro­ce­di­mien­tos y con­tro­les im­ple­men­ta­dos por el área de Fon­do de Bie­nes De­co­mi­sa­dos de la Jun­ta Na­cio­nal de Dro­gas en­tre el 1º de enero de 2014 y el 30 de ju­nio de 2016. Di- cho fon­do fue incrementándose en los úl­ti­mos años, y en los primeros sie­te me­ses de 2016 su­pe­ra­ba los US$ 2,3 mi­llo­nes.

Si bien a esa fe­cha la jun­ta es­ta­ba im­ple­men­tan­do un sis­te­ma in­for­má­ti­co he­cho a me­di­da que per­mi­ti­ría dar tra­ta­mien­to a mu­chos de los pro­ble­mas i den­ti­fi­ca­dos, los au­di­to­res “cons­ta­ta­ron vul­ne­ra­bi­li­da­des que de­ter­mi­nan que no sea po­si­ble ase­gu­rar ra­zo­na­ble­men­te la in­te­gri­dad del fon­do, ni que los bie­nes se ha­yan ges­tio­na­do en for­ma efi­cien­te”. Por ejem­plo, la in­for­ma­ción re­la­ti­va a los bie­nes de­co­mi­sa­dos se en­con­tra­ba “frag­men­ta­da”, lo que im­pe­día rea­li­zar su tra­za­bi­li­dad. Ade­más, si bien se adop­ta­ban me­di­das pa­ra con­ser­var el es­ta­do de los bie­nes de­co­mi­sa­dos, no era po­si­ble aso­ciar los gas­tos rea­li­za­dos con el bien o cau­sa co­rres­pon­dien­te.

El or­ga­nis­mo pre­sen­tó des­car­gos — que no mo­di­fi­ca­ron las con­clu­sio­nes a las que lle­ga­ron los au­di­to­res— así co­mo un plan de co­rrec­ti­vos.

De­fen­sa. La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Se­cre­ta­ría del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa ad­quie­re tic­kets ali­men­ta­ción, bo­le­tos pa­ra lo­co­mo­ción y ma­te­ria­les de cons­truc­ción pa­ra per­so­nal sub­al­terno, así co­mo ali­men­tos pa­ra los co­me­do­res de los fun­cio­na­rios, ar­tícu­los de ofi­ci­na y de lim­pie­za, ser­vi­cios de lim­pie­za y man­te­ni­mien­tos de bie­nes mue­bles y de vehícu­los. La AIN vio, pa­ra 2016, que en ese pro­ce­so ha­bía “de­bi­li­da­des en la pla­ni­fi­ca­ción y prio­ri­za­ción de las ne­ce­si­da­des”, así co­mo en la re­cep­ción, pa­go y re­gis­tro de la in­for­ma­ción de bie­nes y ser­vi­cios. Se ha­bían im­ple­men­ta­do “al­gu­nos con­tro­les” que, sin em­bar­go, no ase­gu­ran que las com­pras “sean efi­ca­ces y efi­cien­tes”.

En­tre las de­bi­li­da­des de­tec­ta­das men­cio­nó que el 71% de las fac­tu­ras de bie­nes del Plan de Vi­vien­da Ade­cua­da “se con­for­ma­ron sin con­tar con la au­to­ri­za­ción de en­tre­ga de los ma­te­ria­les ni car­ta de aco­pio de los pro­vee­do­res que jus­ti­fi­ca­ran la dis­po­si­ción de los ma­te­ria­les” a fa­vor del mi­nis­te­rio.

El De­par­ta­men­to de Con­ta­bi­li­dad pro­ce­só fac­tu­ras sin co­rro­bo­rar la en­tre­ga efec­ti­va de bie­nes y, al 24 de di­ciem­bre de 2016, “ha­bía prio­ri­za­do pa­gos por un to­tal de $ 8.358.905, de los cua­les so­lo se ha­bían so­li­ci­ta­do ma­te­ria­les por el 50%”. Esa de­pen­den­cia “no cuen­ta con in­for­ma­ción in­te­gral del pro­ce­so de com­pras y los re­gis­tros pue­den ser mo­di­fi­ca­dos sin las de­bi­das au­to­ri­za­cio­nes”. Y, ade­más, su je­fa­tu­ra lle­vó ade­lan­te “to­das las ta­reas de una com­pra, des­de l a ela­bo­ra­ción del plie­go, la invitación a pro­vee­do­res, la con­tra­ta­ción, con­for­ma­ción de la fac­tu­ra pre­sen­ta­da con aco­pio y con­trol de las en­tre­gas de bie­nes, sin rea­li­zar con­tro­les por par­te de otro fun­cio­na­rio, res­tan­do trans­pa­ren­cia al pro­ce­so”.

La AIN hi­zo sie­te re­co­men­da­cio­nes. De­fen­sa le de­vol­vió una no­ta, que no in­clu­ye un plan de ac­ción, ale­gan­do que se en­cuen­tra ac­tua­li­zan­do su es­truc­tu­ra or­ga­ni­za­ti­va y asu­mien­do el com­pro­mi­so de ha­cer­lo al ter­mi­nar ese pro­ce­so.

Ter­ce­ri­za­dos en In­te­rior. Pa­ra eva­luar la ges­tión y con­tro­les de los ser­vi­cios ter­ce­ri­za­dos que in­vo­lu­cran tec­no­lo­gía de la in­for­ma­ción pa­ra el Mi­nis­te­rio del In­te­rior ( MI), la AIN ana­li­zó una mues­tra de los con­tra­tos vi­gen­tes al 31 de agos­to del 2016. La con­clu­sión fue que se rea­li­zan de ma­ne­ra “ra­zo­na­ble­men­te sa­tis­fac­to­ria”, pe­ro que es po­si­ble me­jo­rar los con­tro­les y mi­ti­gar ries­gos, “que, en ca­so de ma­te­ria­li­zar­se, po­drían com­pro­me­ter el cum­pli­mien­to de ac­ti­vi­da­des es­tra­té­gi­cas”. El in­for­me de au­di­to­ría men­cio­nó, por ejem­plo, que fal­tan pa­rá­me­tros ob­je­ti­vos pa­ra me­dir el ser­vi­cio pres­ta­do, así co­mo de de­fi­ni­ción de sanciones en los plie­gos li­ci­ta­to­rios an­te even­tua­les in­cum­pli­mien­tos téc­ni­cos. Otra de­bi­li­dad es la inexis­ten­cia de sis­te­mas pro­pios pa­ra el re­por­te de in­ci­den­tes re­la­ti­vos a los ser­vi­cios ter­ce­ri­za­dos que per­mi­tan un se­gui­mien­to ade­cua­do de los mis­mos y adop­tar las ac­cio­nes co­rrec­ti­vas de ma­ne­ra efec­ti­va y opor­tu­na. Tam­bién la “ausencia de con­tro­les so­bre el cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes la­bo­ra­les de los ser­vi­cios ter­ce­ri­za­dos, es­ta­ble­ci­das en nor­ma­ti­va, lo que po­dría ge­ne­rar pa­gos por jui­cios la­bo­ra­les de­bi­do a in­cum­pli­mien­tos de las obli­ga­cio­nes la­bo­ra­les por par­te del pro­vee­dor”.

El MI pre­sen­tó un plan de ac­ción pa­ra co­rre­gir esos pro­ble­mas.

Fon­do ro­ta­to­rio. En el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía la AIN ins­pec­cio­nó la ges­tión del fon­do ro­ta­to­rio que es­tá en ma­nos del De­par­ta­men­to Fi­nan­cie­ro Con­ta­ble de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Co­mer­cio. Di­cho fon­do as­cen­día a $ 562.520 con­sig­na el in­for­me.

La ges­tión de ese di­ne­ro “pre­sen­ta de­bi­li­da­des en cuan­to a la asig­na­ción de ta­reas y res­pon­sa­bi­li­da­des y en las ac­ti­vi­da­des de con­trol”. Por ca­so, se hi­cie­ron gas­tos “que no pu­die­ron ser re­in­te­gra­dos por no cum­plir con la nor­ma­ti­va y en el uso tran­si­to­rio de fon­dos que per­ma­ne­cen pen­dien­tes de re­in­te­gro, lo que im­pac­ta en la dis­po­ni­bi­li­dad fi­nan­cie­ra pa­ra ha­cer fren­te a los gas­tos ur­gen­tes o de me­nor cuan­tía”.

Otro pro­ble­ma es que quien fun­ge de en­car­ga­do con­ta­ble del de­par­ta­men­to cen­tra­li­za en al­gu­nas opor­tu­ni­da­des ta­reas de pa­go y au­to­ri­za­ción, de re­po­si­ción y con­trol del fon­do ro­ta­to­rio, así co­mo fun­cio­nes de or­de­na­dor de gas­tos y pa­gos, to­do lo cual “no per­mi­te ase­gu­rar un ade­cua­do con­trol y su­per­vi­sión del ma­ne­jo” del di­ne­ro.

El or­ga­nis­mo pre­sen­tó un plan de ac­ción re­la­ti­vo a las re­co­men­da­cio­nes for­mu­la­das, iden­ti­fi­can­do res­pon­sa­bles y pla­zos pa­ra su im­ple­men­ta­ción.

Do­cu­men­tos di­plo­má­ti­cos. La AIN ya ha­bía ins­pec­cio­na­do el fun­cio­na­mien­to el pro­ce­so de le­ga­li­za­ción de do­cu­men­tos y el de emi­sión, cus­to­dia y re­cau­da­ción de pa­sa­por­tes di­plo­má­ti­cos y ofi­cia­les que ha­ce la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Asun­tos Con­su­la­res y Vin­cu­la­ción de la Can­ci­lle­ría. En 2017 vol­vió pa­ra eva­luar si l as re­co­men­da­cio­nes he­chas fue­ron o no adop­ta­das al 31 de oc­tu­bre de 2016; im­ple­men­tó “al­gu­nas”, prin­ci­pal­men­te la asig­na­ción de fun­cio­nes, con­si­de­ran­do la de­bi­da opo­si­ción de in­tere­ses. Otras es­ta-

La Di­na­ra es­tá ex­pues­ta a “al­tos ni­ve­les de ries­go”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.