Muer­tes de abe­jas y caí­da de ex­por­ta­ción de la miel com­pli­can al sec­tor apí­co­la, que res­pon­sa­bi­li­za a los pro­duc­tos agro­quí­mi­cos

El di­rec­tor na­cio­nal de Me­dio Am­bien­te plan­teó la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar más “co­no­ci­mien­to” so­bre los efec­tos de los pes­ti­ci­das en las plan­ta­cio­nes

Búsqueda - - AMBIENTE -

“En l as con­di­cio­nes ac­tua­les la api­cul­tu­ra es in­via­ble”, afir­mó el pre­si­den­te de la So­cie­dad Apí­co­la del Uru­guay (SAU), Ru­ben Rie­ra, quien, se­cun­da­do por sus co­le­gas del sec­tor, cul­pa al uso de pro­duc­tos agro­quí­mi­cos de la cre­cien­te mor­tan­dad de las abe­jas y los per­jui­cios al ne­go­cio de ven­ta de miel en el ex­te­rior.

Con el au­men­to de la de­man­da in­ter­na­cio­nal de pro­duc­tos agrí­co­las, so­bre to­do des­de la apa­ri ción de Chi­na co­mo prin­ci­pal so­cio co­mer­cial de Uru­guay, tam­bién cre­ció el uso de pro­duc­tos agro­quí­mi­cos pa­ra evi­tar que la apa­ri­ción de ma­le­zas y de in­sec­tos da­ñen los cul­ti­vos. Eso ha te­ni­do un im­pac­to en la mor­tan­dad de las abe­jas, afir­man los api­cul­to­res.

“Hoy es­ta­mos en­tre un 20% y 30% de mor­tan­dad de abe­jas por año”, in­for­mó Rie­ra du­ran­te el XIIII Con­gre­so La­ti­noa­me­ri­cano de Api­cul­tu­ra or­ga­ni­za­do por la Fe­de­ra­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na de Api­cul­tu­ra ( Fi­la­pi), rea­li­za­do del 3 al 5 de agos­to en la Ru­ral del Pra­do. “Cuan­do te­ne­mos una mor­tan­dad del 20%, te­ne­mos una pér­di­da de pro­duc­ti­vi­dad del 27%. Pe­ro cuan­do te­ne­mos 30% de mor­tan­dad, te­ne­mos 40% de pér­di­da de pro­duc­ti­vi­dad”, ex­pli­có.

El di­rec­tor ge­ne­ral de Ser­vi­cios Agrí­co­las del Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría, Fe­de­ri­co Mon­tes, agre­gó que des­de 2011 has­ta 2017 la se­cre­ta­ría re­ci­bió 94 de­nun­cias por muer­te de abe­jas de­bi­do al uso de pro­duc­tos quí­mi­cos.

Tam­bién se plan­teó du­ran­te la ac­ti­vi­dad el pro­ble­ma que la des­apa­ri­ción de la es­pe­cie aca­rrea­ría pa­ra la di­ver­si­dad de las plan­tas, ya que se per­de­ría el pro­ce­so de po­li­ni­za­ción.

A es­te pro­ble­ma se su­ma la con­se­cuen­cia que ha pro­vo­ca­do en el co­mer­cio de la miel la pre­sen­cia de re­si­duos de gli­fo­sa­to. En 2016 se de­tec­ta­ron mieles uru­gua­yas que con­te­nían res­tos del her­bi­ci­da por en­ci­ma de lo per­mi­ti­do por la Unión Eu­ro­pea, lo que di­fi­cul­tó su co­mer­cia­li­za­ción en Eu­ro­pa, su prin­ci­pal mer­ca­do de ex­por­ta­ción.

Si bien el gli­fo­sa­to ba­ja la ca­li­dad na­tu­ral del pro­duc­to, tam­bién se han de­tec­ta­do au­men­tos de al­gu­nas en­fer­me­da­des en po­bla­cio­nes cer­ca­nas a cul­ti­vos que lo uti­li­zan, y las or­ga­ni­za­cio­nes am­bien­ta­lis­tas lu­chan pa­ra que se l o prohí­ba. De to­das for­mas, aún no se ha po­di­do com­pro­bar cien­tí­fi­ca­men­te que el pro­duc­to pa­ten­ta­do ori­gi­nal­men­te por Mon­san­to ten­ga una re­la­ción di­rec­ta con en­fer­me­da­des can­ce­rí­ge­nas en hu­ma­nos que con­su­mie­ron pro­duc­tos con re­si­duos del her­bi­ci­da.

En 2015, la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud ele­vó la ca­te­go­ría de ries­go del gli­fo­sa­to a A2, que sig­ni­fi­ca que se tra­ta de un pro­duc­to “po­ten­cial­men­te can­ce­rí­geno”. Pe­ro en 2017 la agen­cia Reuters pu­bli­có que los in­for­mes en los que se ba­só la or­ga­ni­za­ción ha­bían si­do adul­te­ra­dos, lo que ge­ne­ró du­das so­bre la eva­lua­ción. Has­ta el mo­men­to se han en­con­tra­do re­si­duos del her­bi­ci­da en pro­duc­tos co­mo el agua po­ta­ble, la car­ne, el pan, la miel e in­clu­so en la le­che ma­ter­na.

“El uso de pla­gui­ci­das y pes­ti­ci­das es un pro­ble­ma del mo­de­lo de pro­duc­ción agroin­dus­trial”, di­jo du­ran­te el even­to el di­rec­tor na­cio­nal de Me­dio Am­bien­te, Ale­jan­dro Na­rio. Uru­guay tie­ne 16,4 mi­llo­nes de hec­tá­reas des­ti­na­das a la agri­cul­tu­ra, lo que lle­va a que gran par­te del te­rri­to­rio cul­ti­va­do ten­ga agro­quí­mi­cos. Na­rio se­ña­ló la “ne­ce­si­dad de co­no­ci­mien­to” pa­ra es­tu­diar los efec­tos de los pes­ti­ci­das en los cul­ti­vos. “Es di­fí­cil pa­ra un to­ma­dor de de­ci­sio­nes, pa­ra un ges­tor, avan­zar en una di­rec­ción u otra si no te­nés co­no­ci­mien­to”, afir­mó.

El plan­teo no ca­yó bien en­tre los in­te­gran­tes del sec­tor apí­co­la que es­ta­ban pre­sen­tes. “En la re­gión no po­de­mos te­ner go­ber­nan­tes que ten­gan el tu­pé de de­cir que se van a es­tu­diar los efec­tos, pe­ro no in­ves­ti­gar na­da pa­ra pro­bar­los. Hay un prin­ci­pio que es el de pre­ven­ción. No po­de­mos ti­rar ve­neno si no po­de­mos con­tro­lar qué efec­to tie­nen esos ve­ne­nos en el am­bien­te o en los ali­men­tos que in­ge­ri­mos”, cri­ti­có Pe­dro Kauf­mann, pre­si­den­te de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Api­cul­to­res.

“No­so­tros es­ta­mos con­ven­ci­dos de que la api­cul­tu­ra va a ser via­ble, pe­ro si lo­gra las con­di­cio­nes de co­exis­tir, por­que es im­po­si­ble en el cor­to pla­zo que se sus­ti­tu­ya un mo­de­lo de pro­duc­ción por otro”, opi­nó Na­rio.

Des­de 2016 se en­cuen­tra a es­tu­dio un pro­yec­to de ley pa­ra crear un Plan Na­cio­nal pa­ra el Fo­men­to de la Pro­duc­ción con Ba­ses Agroe­co­ló­gi­cas, im­pul­sa­do por le­gis­la­do­res del Fren­te Am­plio. Sin em­bar­go, el mi­nis­tro de Ga­na­de­ría, Agri­cul­tu­ra y Pes­ca, En­zo Be­nech, no es­tá de acuer­do con al­gu­nos ar­tícu­los de la pro­pues­ta y pi­dió “to­mar­se un tiem­po” pa­ra que vuel­va a ser ana­li­za­do.

Pa­ra Jo­sé Luis In­ciar­te, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Pro­duc­tos Agro­quí­mi­cos del Uru­guay ( Ca­ma­gro) que tam­bién par­ti­ci­pó en la ac­ti­vi­dad, los agro­quí­mi­cos “son ne­ce­sa­rios pa­ra evi­tar l os ma­les” que i mpi­den el cre­ci­mien­to ver­ti­cal de la pro­duc­ción, pe­ro acla­ró que de­ben ser “uti­li­za­dos de for­ma cohe­ren­te”. “Cual­quier fi­to­sa­ni­ta­rio uti­li­za­do en for­ma res­pon­sa­ble no cau­sa nin­gún da­ño”, afir­mó.

En­tre 2011 y 2017 el Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría re­ci­bió 94 de­nun­cias por muer­te de abe­jas de­bi­do al uso de pro­duc­tos quí­mi­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.