Jor­na­da de Erro mos­tró el ca­mino a re­co­rrer

Hay he­rra­mien­tas pa­ra sos­te­ner los 3.000 kg/ha en so­ja

El Observador - Agropecuario - - PORTADA - POR JUAN SAMUELLE

Tras la sa­tis­fac­ción que brin­dó al sec­tor agrí­co­la (y el con­se­cuen­te beneficio pa­ra la eco­no­mía del país) ha­ber al­can­za­do en la úl­ti­ma za­fra una pro­duc­ti­vi­dad ré­cord en so­ja –3.000 ki­los/ ha co­mo pro­me­dio na­cio­nal–, “aho­ra hay que man­te­ner­se, así que de­be­ría­mos tra­tar de bus­car el có­mo”, re­fle­xio­nó Jor­ge Erro, di­rec­tor de Erro.

Ese fue uno de los con­cep­tos ex­pues­tos en la XXI Jor­na­da Anual de Ac­tua­li­za­ción Téc­ni­ca, or­ga­ni­za­da en un año es­pe­cial pa­ra la em­pre­sa –en sus 70 años–, el miér­co­les 26 de ju­lio en un tea­tro 28 de Fe­bre­ro en Mer­ce­des (So­riano) “a sa­la lle­na”.

Erro ad­mi­tió que pa­ra lle­gar a esos an­he­la­dos 3.000 ki­los “el cli­ma dio una ayu­da tre­men­da, pe­ro tam­bién hu­bo un apor­te de las tec­no­lo­gías apli­ca­das al cul­ti­vo”. Por lo tan­to, aña­dió, “hay un ca­mino”, tras lo cual di­jo: “te­ne­mos que afron­tar el desafío de de­cir que es­ta nue­va tec­no­lo­gía que po­de­mos apli­car tie­ne un retorno que la ha­ce via­ble pa­ra el cul­ti­vo”.

Tam­bién des­ta­có que “siem­pre di­ji­mos que eso (los 3.000 ki­los) ten­dría que ser el rinde ob­je­ti­vo co­mo ba­se pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos con los ve­ci­nos”.

Lue­go ex­pli­có que la in­ten­ción en es­tas jor­na­das “siem­pre ha sido le­van­tar las in­quie­tu­des” que to­dos los años el equi­po de Erro de­tec­ta en el cam­po ha­blan­do con clien­tes, pro­duc­to­res y téc­ni­cos, a la vez de pre­sen­tar no­ve­da­des, en se­mi­llas co­mo siem­pre, pe­ro tam­bién en bio­tec­no­lo­gía o bio­es­ti­mu­lan­tes, por ejem­plo.

La jor­na­da se es­truc­tu­ró en tres blo­ques. El pri­me­ro, a car­go de Fer­nan­do Gar­cía Fru­go­ni, se en­fo­có en un te­ma cla­ve, el de las ma­le­zas (ver en las pá­gi­nas 8 y 9).

En el si­guien­te blo­que, so­bre ge­né­ti­ca, ma­ne­jo y ca­li­dad, ex­pu­sie­ron Ro­dri­go Igle­sias (ge­ren­te de Desa­rro­llo de Don Ma­rio) y Ser­gio Pie­ro­ni (in­te­gran­te del De­par­ta­men­to I+D de Erro).

Mu­cha in­for­ma­ción atras de ca­da va­rie­dad

Igle­sias ex­pli­có que la com­pa­ñía Don Ma­rio, cu­yos pro­duc­tos lle­gan a Uru­guay a tra­vés de Erro, po­see un pro­gra­ma de me­jo­ra­mien­to en 15 paí­ses, con 187 lo­ca­li­da­des de test y 1,3 millones de aná­li­sis en mi­cro­par­ce­las por año, ana­li­zán­do­se 500 mil lí­neas nue­vas ca­da año. Es uno de los pro­gra­mas más gran­des del mun­do. Men­cio­nó que el pro­gra­ma de desa­rro­llo es­tá ac­ti­vo en cin­co paí­ses de la re­gión con 375 en­sa­yos en 245 lo­ca­li­da­des, ex­pli- can­do to­do lo que se ha­ce pre­vio a ca­da lan­za­mien­to co­mer­cial.

Uno de los úl­ti­mos fru­tos es la so­ja Don Ma­rio Ga­rra, acon­se­ja­da pa­ra más am­bien­tes de la re­gión, con óp­ti­mos desem­pe­ños in­clu­so en con­di­cio­nes cli­má­ti­cas muy exi­gen­tes y con ex­ce­len­tes res­pues­tas en en­sa­yos en Uru­guay.

Tras men­cio­nar que con esa so­ja hu­bo 1.162 re­pe­ti­cio­nes en en­sa­yos en las úl­ti­mas cin­co cam­pa­ñas y que re­cién aho­ra lle­ga al pro­duc­tor, en­fa­ti­zó que “cuan­do sa­li­mos con una va­rie­dad se lle­ga con mu­cha in­for­ma­ción atrás” y que ade­más de en­tre­gar la me­jor ge­né­ti­ca es vi­tal ha­cer­lo con las re­co­men­da­cio­nes ade­cua­das pa­ra su ma­ne­jo.

Pie­ro­ni ex­pli­có ini­cial­men­te los em­pren­di­mien­tos en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo que Erro em­pren­de en dis­tin­tos cul­ti­vos y di­jo que la em­pre­sa ha­ce in­ves­ti­ga­ción ge­né­ti­ca en 800 mi­cro­par­ce­las en Do­lo­res y Young, pe­ro ade­más, en dis­tin­tas zo­nas del país, hay más desa­rro­llos, con 12 za­fras con­so­li­dan­do in­for­ma­ción en más de 150 lo­ca­li­da­des, lo que da un fuer­te res­pal­do pa­ra ha­blar de fe­chas de siem­bra, ma­ne­jo y po­si­cio­na­mien­to de nue­vas va­rie­da­des, elo­gian­do la for­ta­le­za que in­vo­lu­cra la in­ter­ac­ción con Don Ma­rio.

Pos­te­rior­men­te, informó so­bre nue­vas va­rie­da­des, con evo­lu­cio­nes com­pro­ba­das y ya dis­po­ni­bles pa­ra 2017/18.

So­bre la so­ja Don Ma­rio 50i17, gru­po V cor­to, un ma­te­rial IPRO STS, con al­to po­ten­cial de ren­di­mien­to y muy buen por­te de plan­ta, “es to­le­ran­te a las sul­fo­ni­lu­reas, muy im­por­tan­te en la ac­tual si­tua­ción de ma­le­zas. Pa­ra quie­nes siem­bran ma­te­ria­les de ci­clos cor­tos, es dos días más lar­go

y un po­co más al­to que 4915, pa­ra muy bue­nos sue­los o si­tua­cio­nes ba­jo rie­go”.

Re­cor­dó que es­tá el ma­te­rial 5958 IPRO, “am­plia­men­te pro­ba­do en la re­gión, de al­tí­si­mo po­ten­cial de ren­di­mien­to, lí­der en ren­di­mien­to, pe­ro aho­ra te­ne­mos el 60i62 IPRO, que cuan­do uno lo com­pa­ra con el 5958 lo es­tá aven­ta­jan­do en un por­cen­ta­je im­por­tan­te, apor­tan­do un plus. Es ca­si del mis­mo ci­clo (VI cor­to), uno o dos días más lar­go y no más de tres o cua­tro cen­tí­me­tros más al­to. Ade­más del al­to po­ten­cial, tie­ne muy buen por­te de plan­ta”.

En ter­cer lu­gar, men­cio­nó el 62r63 STS, un RR1, “co­mo las tec­no­lo­gías vie­jas, que lo es­ta­mos com­pa­ran­do con el 62, es un po­co más al­to, dos días más lar­go, que viene a apor­tar el gen K con

la sa­ni­dad pa­ra la en­fer­me­dad phy­top­ho­ra”.

Lue­go ex­pli­có el Don Ma­rio Ga­rra IPRO STS, del gru­po VI lar­go, “que en el ci­clo se va a ocu­par en­tre los ma­te­ria­les 65 y 68, ar­ma muy buen por­te de plan­ta, pe­ro no vuel­ca, lo com­pro­ba­mos es­te año y en ren­di­mien­to aven­ta­jó a lo conocido de un 6% a un 8%”.

Fi­nal­men­te, se­ña­ló el va­lor del tra­ta­mien­to pro­fe­sio­nal de se­mi­llas, ex­pli­can­do los desa­rro­llos Q pro, Q pro plus y Q pro vi­go­re, se­ña­lan­do que la lo­ca­li­za­ción y evo­lu­ción del área de preino­cu­la­do “nos da la tran­qui­li­dad de que la tec­no­lo­gía fun­cio­na con muy bue­nos re­sul­ta­dos”, abor­dan­do lue­go el te­ma ino­cu­lan­tes Ri­bium, Ri­bium FB 7 y Ri­bium GSM.

Al ce­rrar su ex­po­si­ción, di­jo que pa­ra el área de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de Erro “in­no­var es so­ñar y apren­der en equi­po, errar y acer­tar, pe­ro siem­pre di­fe­ren­ciar­se, ge­ne­ran­do pro­duc­tos y ser­vi­cios que agre­guen va­lor al sec­tor pro­duc­ti­vo”, pa­ra lo cual las in­ter­ac­cio­nes con Don Ma­rio y otros ac­to­res son fun­da­men­ta­les.

No hay que de­jar­se lle­var por las emo­cio­nes

En el ter­cer blo­que, de­di­ca­do al aná­li­sis del mer­ca­do de gra­nos, ex­pu­sie­ron Pe­dro Dej­ne­ka (de MD Com­mo­di­ties) y Eduar­do Bla­si­na (de Bla­si­na y Aso­cia­dos).

Dej­ne­ka, por ejem­plo, ins­tó a los pro­duc­to­res a es­tar más aten­tos a la ho­ra de ven­der a fac­to­res co­mo cos­tos y már­ge­nes y no de­jar­se lle­var por las emo­cio­nes si hay pre­cios muy al al­za o muy en ba­ja, pues siem­pre hay ci­clos y hay que es­tar aten­tos y no du­dar en apro­ve­char opor­tu­ni­da­des.

So­bre el te­ma com­pe­ti­ti­vi­dad, men­cio­nó que lle­var so­ja a Chi­na cues­ta US$ 51/ha des­de Es­ta­dos Uni­dos, US$ 79 des­de Cór­do­ba con Uru­guay al­go por de­ba­jo de esos US$ 79 y cues­ta US$ 99 des­de Bra­sil, no obs­tan­te Bra­sil se afian­za co­mo el prin­ci­pal ex­por­ta­dor por fac­to­res co­mo már­ge­nes, ti­po de cam­bio y la pre­fe­ren­cia que el com­pra­dor tie­ne por esa so­ja.

Tam­bién di­jo que esos US$ 99 irán des­cen­dien­do y que Bra­sil por pri­me­ra vez li­de­ra las ex­por­ta­cio­nes mun­dia­les tras una pro­duc­ción de 115 millones de to­ne­la­das de las cua­les 63 millones se ex­por­ta­rán, pre­vien­do un afian­za­mien­to de ese li­de­raz­go a cor­to y me­diano pla­zo, en­tre otros fac­to­res por­que “ma­ña­na mis­mo” si Bra­sil quie­re pue­de in­gre­sar a su ex­plo­ta­ción 25 millones de has.

Se­ña­ló que el gran com­pe­ti­dor que tie­ne hoy Uru­guay en so­ja es el Al­to Nor­te en Bra­sil, que apro­ve­cha hi­dro­vías y ro­do­vías en una nue­va ru­ta de la so­ja, don­de ha­ce 10 años no se ex­por­ta­ba y aho­ra se ex­por­tó 20 millones de to­ne­la­das di­rec­to a Chi­na y Eu­ro­pa –se­rán 30 millones en 2020–, con me­jo­res cos­tos que cuan­do la pro­duc­ción so­lo sa­lía des­de el sur.

Bla­si­na, en­tre otros as­pec­tos, re­fle­xio­nó que un gran desafío es ver có­mo en so­ja Uru­guay pue­de al­can­zar el “pres­ti­gio de mar­ca” que lo­gró la car­ne, a la vez que des­ta­có el ries­go que im­pli­ca te­ner en una misma ca­nas­ta ocho de los 10 hue­vos ju­ga­dos a la so­ja y el res­to al maíz, ce­ba­da o tri­go, ins­tan­do a di­ver­si­fi­car den­tro de las empresas, por ejem­plo su­man­do la ga­na­de­ría, y a de­jar de apos­tar a la so­ja co­mo un com­mo­di­tie y me­jo­rar el por­ta­fo­lio, agre­gan­do va­lor, ge­ne­ran­do un apro­ve­cha­mien­to por ejem­plo del protocolo de so­ja fir­ma­do con Chi­na.

J. SAMUELLE

Unas 600 per­so­nas con­cu­rrie­ron a la ac­ti­vi­dad que or­ga­ni­zó Erro en el tea­tro 28 de Fe­bre­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.