La ga­na­de­ría en ex­pan­sión

Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas fa­vo­ra­bles ca­si ase­gu­ran dos años de una pro­duc­ción de ter­ne­ros abun­dan­te a par­tir de la pró­xi­ma pri­ma­ve­ra, lo que su­gie­re un ho­ri­zon­te aus­pi­cio­so

El Observador - Agropecuario - - PORTADA -

La ga­na­de­ría vie­ne su­man­do su ma­yor ra­cha de suer­te cli­má­ti­ca en mu­cho tiem­po. Llu­vias re­gu­la­res, temperaturas tem­pla­das en el in­vierno lue­go de un verano llu­vio­so. Po­cas he­la­das fuer­tes.

El cam­po na­tu­ral ha per­ma­ne­ci­do ver­de y el re­bro­te ya se em­pie­za a no­tar en el nor­te del país. Los ver­deos y pra­de­ras han pro­du­ci­do fo­rra­je co­mo po­cas ve­ces se ha vis­to. En po­cas se­ma­nas más se es­ta­rán cum­plien­do me­ta­fó­ri­ca­men­te 12 meses de pri­ma­ve­ra, por­que la com­bi­na­ción de llu­vias y la be­ne­vo­len­cia de temperaturas ha si­do lla­ma­ti­va.

Y esa si­tua­ción tan inusual tie­ne con­se­cuen­cias fa­vo­ra­bles pa­ra los pro­duc­to­res y lle­va a un cam­bio en la ló­gi­ca de fun­cio­na­mien­to ga­na­de­ro. En un plano ge­ne­ral per­mi­tió ba­jar cos­tos por ki­lo de car­ne pro­du­ci­do y per­mi­ti­rá sin mu­chos cam­bios en los sis­te­mas de pro­duc­ción ge­ne­rar bas­tan­tes más ter­ne­ros en es­ta pri­ma­ve­ra, que es­tán em­pe­zan­do a na­cer en los pró­xi­mos días y que se­rán con­ta­bi­li­za­dos en el pró­xi­mo oto­ño.

Un sal­to to­da­vía ma­yor pue­de dar­se en la pa­ri­ción si­guien­te que bien pue­de arri­mar­se a 2,9 mi­llo­nes de ca­be­zas y mar­car un nue­vo ré­cord en la pro­duc­ción na­cio­nal.

La su­ce­sión de dos altas pro­duc­cio­nes de ter­ne­ros a ba­jo cos­to que ven­drá gra­cias a la for­tu­na cli­má­ti­ca cam­bia un fac­tor que ha si­do ad­ver­so pa­ra un seg­men­to de la pro­duc­ción: la in­ver­na­da ha te­ni­do las de per­der en 2015 y 2016, ha com­pra­do mu­cho más caro de lo que ha ven­di­do por­que ade­más ha de­bi­do com­pe­tir con la ex­por- ta­ción en pie. La ga­na­de­ría de ba­jo cos­to que en años pa­sa­dos de­ri­vó en me­nor pre­ñez y más fae­na de va­cas de des­car­te, aho­ra se da vuel­ta sin que me­die pa­ra ello un cam­bio dra­má­ti­co del es­ce­na­rio ga­na­de­ro.

Aun­que el in­vierno ex­cep­cio­nal­men­te fa­vo­ra­ble pa­ra la ga­na­de­ría es un fac­tor fun­da­men­tal, hay al­gu­nas in­cer­ti­dum­bres. La ex­por­ta­ción en pie, que en al­gu­nos mo­men­tos te­nía per­mi­sos de­mo­ra­dos y que en enero y fe­bre­ro pa­sa­do hi­zo una pau­sa, ha ra­ti­fi­ca­do su fun­cio­na­mien­to co­mo ga­ran­tía de pre­cios pa­ra los ter­ne­ros. Eso es­ti­mu­la a en­to­rar. Y por otro la­do el cu­po 481, que un año atrás pa­re­cía en ries­go por la vic­to­ria del pre­si­den­te an­ti­glo­ba­li­za­ción Do­nald Trump, aho­ra pa­re­ce un ne­go­cio afian­za­do. De mo­do que aun­que pre­cios y már­ge­nes se han re­du­ci­do, la va­ria­bi­li­dad de los pre­cios es baja y la flui­dez de co­lo­ca­ción al­ta, el pas­to abun­da en la épo­ca del año en el que es más es­ca­so. Se­ña­les que dan el pun­ta­pié ini­cial a una nueva fa­se ex­pan­si­va del ci­clo ga­na­de­ro.

En los gran­des nú­me­ros no se ve­rán cam­bios de cor­to pla­zo. La fae­na en es­te se­gun­do se­mes­tre se­rá le­ve­men­te in­fe­rior a la del se­gun­do se­mes­tre del año pa­sa­do. La fae­na de vacunos que en los 12 meses fi­na­li­za­dos en ju­nio lle­gó a pa­sar los 2,4 mi­llo­nes de vacunos ce­rra­rá el año en 2,3 mi­llo­nes.

La fae­na de va­cas ba­ja­rá y la de no­vi­llos per­ma­ne­ce­rá re­la­ti­va­men­te cons­tan­te y lo­gra­rá cre­cer un po­co más es­te año. El da­to de julio fue fuer­te: 23% me­nos de ga­na­do fae­na­do res­pec­to a ju­nio y 13% me­nos que en julio de 2016. De mo­do que pa­ra­do­jal­men­te en las ci­fras de pro­duc­ción y ex­por­ta­ción se ob­ser­va­rá una re­trac­ción que es una bue­na se­ñal.

Cuan­to me­nor sea la fae­na más cla­ra se­rá la se­ñal de que los ga­na­de­ros apues­tan a ex­pan­dir la pro­duc­ción fu­tu­ra. Pre­vi­si­ble­men­te la caí­da en la fae­na de va­cas fue ma­yor: 14% me­nos que en julio pa­sa­do. En agos­to se man­ten­drá esa ló­gi­ca de re­trac­ción.

Las va­cas, que fue­ron has­ta aho­ra una ca­te­go­ría abun­dan­te, y aún así lo­gra­ron sos­te­ner pre­cios, aho­ra pa­san a ser una ca­te­go­ría re­la­ti­va­men­te es­ca­sa y más de­man­da­da. Pro­du­cir ter­ne­ros es un ne­go­cio se­gu­ro y, da­da la si­tua­ción fo­rra­je­ra, de re­la­ti­va­men­te ba­jo cos­to, una apues­ta pre­vi­si­ble.

Si se die­ran con­di­cio­nes me- dia­na­men­te fa­vo­ra­bles, la ga­na­de­ría po­dría te­ner un en­vión im­por­tan­te pa­ra el co­mien­zo de la pró­xi­ma dé­ca­da. Al me­nos en sus ci­fras ma­cro: más ter­ne­ros, más stock y una ló­gi­ca al­go más equi­li­bra­da pa­ra los in­ver­na­do­res.

Por su­pues­to que to­da­vía fal­ta mu­cho. Pue­de de­jar de llo­ver en cual­quier mo­men­to de se­tiem­bre en ade­lan­te y to­do es­te en­vión se ve­ría al me­nos re­sen­ti­do. Pe­ro si de aho­ra en ade­lan­te el cli­ma es nor­mal, el en­vión es­ta­rá. Es ca­si se­gu­ro que se cal­za­rá una pri­ma­ve­ra

Pro­du­cir ter­ne­ros es un ne­go­cio se­gu­ro y, da­da la si­tua­ción fo­rra­je­ra, de ba­jo cos­to re­la­ti­vo.

de re­bro­te tem­prano. Po­dría ve­nir una ba­ja­da fuer­te del ga­na­do gor­do si el mer­ca­do si­guie­ra la ló­gi­ca que tu­vo en 2016, pe­ro eso pa­re­ce me­nos pro­ba­ble lue­go de la abun­dan­te fae­na del pri­mer se­mes­tre y la bue­na si­tua­ción fo­rra­je­ra.

Si los pre­cios del ga­na­do gor­do se es­ta­bi­li­zan en es­tas se­ma­nas cla­ve, la ga­na­de­ría uru­gua­ya es­ta­rá em­pe­zan­do un ca­mino que afian­za­rá un stock de más de 12 mi­llo­nes de ani­ma­les. Y así es­pe­ra­rá a la aper­tu­ra del mer­ca­do de Ja­pón con una po­ten­cial pro­duc­ti­vo im­por­tan­te de me­diano pla­zo.

Es ca­si se­gu­ro que se­rá una za­fra de re­pro­duc­to­res muy in­tere­san­te y que, si el verano es nor­mal, la pre­ñez se­rá muy bue­na. Eso lle­va el buen abas­te­ci­mien­to de ter­ne­ros has­ta 2020. Y la fae­na

de vien­tres de­be­ría ser re­la­ti­va­men­te mo­de­ra­da.

¿Pue­de es­to tra­du­cir­se en un uso más efi­cien­te de la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da de la in­dus­tria? ¿Po­drán es­tos ter­ne­ros que na­ce­rán en 2020 vol­ver a con­quis­tar los US$ 4.000 la to­ne­la­da co­mo pre­cio pro­me­dio de la car­ne ex­por­ta­da que per­mi­tan una ecua­ción más hol­ga­da a los in­ver­na­do­res? ¿Lo­gra­rán di­ver­si­fi­car­se los ni­chos de ex­por­ta­ción pa­ra car­ne ter­mi­na­da a co­rral? ¿Habrá me­jo­ras de com­pe­ti­ti­vi­dad que per­mi­tan sos­te­ner el cre­ci­mien­to? ¿Se lo­gra­rá una ca­pa­ci­dad de re­sis­ten­cia im­por­tan­te pa­ra afron­tar los tiem­pos en los que el cli­ma se pon­ga en con­tra?

Por aho­ra la ga­na­de­ría pa­re­ce ga­nar tiem­po y a pe­sar de un dó­lar plan­cha­do que ha­ce muy di­fí­cil to­dos los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos jun­ta fuer­zas y aho­rra en va­cas pa­ra au­men­tar la pro­duc­ción tal vez pa­ra acer­car­se a los ré­cords de 2006 que des­de en­ton­ces no pu­die­ron su­pe­rar­se.

La ga­na­de­ría, aun­que ate­nua­dos, se mue­ve en ci­clos. En es­ta ex­pan­sión de la fae­na lle­gó al cie­rre de ju­nio a su­pe­rar los 2,4 mi­llo­nes de vacunos fae­na­dos. En 2006 lle­ga­ron a fae­nar­se 2,6 mi­llo­nes. Tras las bue­nas pro­duc­cio­nes de ter­ne­ros que se­gu­ra­men­te ven­drán en 2018 y 2019 pue­de que la ga­na­de­ría se acer­que a una nueva ló­gi­ca que sos­ten­ga una sa­li­da de ga­na­do en pie que dé ga­ran­tías a la cría y una fae­na más im­por­tan­te y es­ta­ble que ayu­de a ce­rrar las cuen­tas de los fri­go­rí­fi­cos.

La pro­duc­ción de ter­ne­ros de 2019 pue­de ser la ma­yor de la his­to­ria. Cuán sos­te­ni­ble sea el cre­ci­mien­to en la pro­duc­ción de ter­ne­ros de los dos años por de­lan­te de­pen­de­rá de las se­ña­les que el pro­duc­tor re­ci­ba del Es­ta­do y de la in­dus­tria. En Ar­gen­ti­na el gobierno apro­bó re­in­te­gros pa­ra ace­le­rar el cre­ci­mien­to. Aquí una se­ñal de ese ti­po con­so­li­da­ría lo que el azar cli­má­ti­co ha da­do de for­ma cir­cuns­tan­cial.

La ga­na­de­ría uru­gua­ya pa­sa de la li­qui­da­ción a la re­ten­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.