Ca­da vez más em­pa­na­das

Un ru­bro que cre­ce en pro­pues­tas, con la ten­ta­ción de las fran­qui­cias

El Observador - Café y Negocios - - PORTADA - POR MA­RÍA INÉS FIORDELMONDO mfior­del­mon­do@ob­ser­va­dor.com.uy

Pa­ra el con­su­mi­dor, la prin­ci­pal ven­ta­ja de las em­pa­na­das se po­dría re­su­mir en una pa­la­bra: prac­ti­ci­dad. No re­quie­ren de un pla­to, per­mi­ten ex­pe­ri­men­tar sa­bo­res com­ple­ta­men­te dis­tin­tos en una mis­ma co­mi­da y no en­su­cian. En las ca­da vez más aje­trea­das ru­ti­nas que a mu­chos lle­van a es­ca­par­le a la co­ci­na o en reunio­nes con ami­gos, las em­pa­na­das apa­re­cen co­mo las gran­des alia­das.

En­trar a Pe­di­do­sYa y ver que, des­de cual­quier ubi­ca­ción, un lo­cal de em­pa­na­das apa­re­ce en­tre las pri­me­ras op­cio­nes su­ge­ri­das, o ir a uno de los ci­nes Mo­vie y en­con­trar­se con que ade­más de pop, se pue­de en­trar a la sa­la con em­pa­na­das Bo­cat­ti, son una mues­tra de que, ade­más, es­tos ne­go­cios vie­nen ga­nan­do es­pa­cios co­mer­cia­les.

La je­fa de Co­mu­ni­ca­ción de Pe­di­do­sYa, Fe­de­ri­ca Ham­pe, se­ña­ló que por ser una de las co­mi­das más pe­di­das y bus­ca­das en la pla­ta­for­ma, es nor­mal que cuan­do los usua­rios en­tran apa­rez­ca un ne­go­cio de em­pa­na­das en­tre las pri­me­ras op­cio­nes pa­ra ele­gir. La pla­ta­for­ma hoy cuen­ta con 180 co­mer­cios de em­pa­na­das y esa op­ción cu­li­na­ria pa­só a ocu­par, con 23%, el se­gun­do lu­gar en­tre las pre­fe­ren­cias de sus usua­rios en Uru­guay, so­lo su­pe­ra­da por la piz­za y por muy po­co (24%). Mu­cho más atrás apa­re­cen las mi­la­ne­sas (9%), las ham­bur­gue­sas y el sus­hi (8%). “Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en “el país del chi­vi­to” es­ta ela­bo­ra­ción tra­di­cio­nal fi­gu­ra sex­ta en­tre las pre­di­lec­tas, al re­pre­sen­tar 6% de las so­li­ci­tu­des que recibe Pe­di­do­sYa, in­for­mó Ham­pe.

La gen­te op­ta ca­da vez más por las em­pa­na­das y los em­pre­sa­rios que apos­ta­ron a es­te sec­tor ase­gu­ran que eso es con­se­cuen­cia de un au­men­to en las pro­pues­tas.

So­bre la po­si­bi­li­dad de co­mer em­pa­na­das Bo­cat­ti en el Mo­vie, su ge­ren­ta de Mar­ke­ting, Ma­ría Jo­sé Scre­mi­ni, con­tó que se vol­ca­ron a ofre­cer­las pa­ra am­pliar la ofer­ta y po­der in­cor­po­rar ci­ne y ce­na en un mis­mo plan. Agre­gó que tu­vie­ron una “rá­pi­da” y “ex­ce­len­te” acep­ta­ción que su­peró ex­pec­ta­ti­vas.

La opor­tu­ni­dad

Son va­rios los ne­go­cios uru­gua­yos de em­pa­na­das que se han abier­to al sis­te­ma de fran­qui­cias. En es­te sen­ti­do, pa­ra el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Uru­gua­ya de Fran­qui­cias, Mar­cel Burgos, el de las em- pa­na­das es uno de los que tie­ne ma­yor po­ten­cial de cre­ci­mien­to.

Se­gún Burgos, es­to se de­be a que ar­mar la tien­da, el es­que­ma y for­ma­to pa­ra mo­ne­ti­zar­lo es “bas­tan­te más sen­ci­llo que un res­tau­ran­te”.

“La in­ver­sión es me­nor, el con­su­mo re­gu­lar­men­te se ha­ce fue­ra del lo­cal y eso ha­ce que es­te no ten­ga que te­ner una di­men­sión muy gran­de. Al ser más chi­cos, los al­qui­le­res son más ba­jos. El cos­to fi­jo es mu­cho me­nor”, apun­tó.

To­do lo que im­pli­ca una fran­qui­cia pa­ra un lo­cal de em­pa­na­das pue­de cos­tar des­de US$ 25 mil a US$ 40 mil.

Burgos agre­gó que el plan a se­guir pa­ra fran­qui­cias de ne­go­cios de em­pa­na­das es sen­ci­llo y da bue­nos re­sul­ta­dos. Pa­ra sa­ber si tie­ne bue­na ca­pa­ci­dad, di­jo que hay que te­ner dos tien­das por tres años con ba­lan­ces po­si­ti­vos o tres por dos años. Des­pués pro­to­co­li­zar los pro­ce­sos, des­de có­mo se ha­ce la ma­sa has­ta el re­lleno y tiem­po en el horno. Te­nien­do eso en cuen­ta, el pre­si­den­te de Cau­fran di­jo que una vez que se desa­rro­lla la uni­dad de ne­go­cio en Uru­guay, la ex­pan­sión a ni­vel in­ter­na­cio­nal –so­bre to­do en la re­gión– es “muy fac­ti­ble”.

Esa po­si­bi­li­dad es­tá en la men­te del pro­pie­ta­rio de Don Pe­dro, An­drés Klat­ten­bach. Su em­pre­sa tra­ba­ja des­de un lo­cal ubi­ca­do en Soly­mar, pe­ro con­tó que pa­ra 2018 pre­vén ven­der fran­qui­cias pa­ra la aper­tu­ra de unos tres lo­ca­les en Mon­te­vi­deo, con pla­nes de ex­pan­dir­se tam­bién al in­te­rior y ex­te­rior. “En nues­tra zo­na im­pu­si­mos las em­pa­na­das y he­mos cre­ci­do mu­cho con la ven­ta, por eso apos­ta­mos a la fran­qui­cia. Es una fran­qui­cia im­pul­sa­da por la gen­te”, di­jo Klat­ten­bach. Don Pe­dro, se­gún su due­ño, se di­fe­ren­cia por el tra­ba­jo ar­te­sa­nal pe­se a te­ner una pro­duc­ción es­tan­da­ri­za­da.

Ne­go­cio de co­le­gas

Al­gu­nos due­ños de fir­mas de em­pa­na­das opi­nan que el cre­ci­mien­to de la com­pe­ten­cia, le­jos de per­ju­di­car, be­ne­fi­cia.

El pro­pie­ta­rio de Mafalda, Ju­lio Ga­dea, co­men­tó que la ma­yo­ría de las pro­pues­tas ofre­cen pro­duc­tos dis­tin­tos, por lo que la com­pe­ten­cia di­rec­ta no exis­te. “Ca­da uno tra­ba­ja en su seg­men­to, ya sea por­que tie­ne un pro­duc­to di­fe­ren­cia­do o por­que tie­ne ma­yor do­mi­nio de una zo­na que otro”, in­di­có. Agre­gó que el con­ti­nuo abrir de lo­ca­les de em­pa­na­das es lo que ge­ne­ra ma­yor de­man­da. “La em­pa­na­da hoy li­de­ra por la va­rie­dad de pro­pues­tas; se en­tró a ge­ne­rar una ola a fa­vor”, apun­tó.

Coin­ci­dió con es­ta vi­sión el due­ño de Lo­ko­tas, Ro­dol­fo Mon­tes­deo­ca. “La com­pe­ten­cia ha si­do a fa­vor del con­su­mo. Cuan­do Pe­di­do­sYa te le­van­ta una car­te­le­ra en la cual en vez de piz­za po­ne em­pa­na­das, ven­dés más”, ase­gu­ró.

Lo­ko­tas mar­có una dis­rup­ción ha­ce 30 años con em­pa­na­das hor­nea­das cuan­do la gran ma­yo­ría eran fri­tas.

De­li­very

En Uru­guay, los lo­ca­les de em­pa­na­das se ca­rac­te­ri­zan por ser pe­que­ños y con un mos­tra­dor. Ade­más, fun­cio­nan en su ma­yo­ría a tra­vés de de­li­very. Mafalda, por ejem­plo, na­ció co­mo “100% de­li­very”.

Pro­ba­ron con un lo­cal con me­sas, no fun­cio­nó y aho­ra se de­fi­ne co­mo 110% de­li­very. De he­cho, so­lo uno de sus lo­ca­les lle­va mar­que­si­na, mien­tras que los de­más son pun­tos de de­li­very sin iden­ti­fi­ca­ción. “Si que­rés se­guir bien la ló­gi­ca de de­li­very, que el clien­te sea un con­cu­rren­te al lo­cal te com­pli­ca un po­co. Te­nés que cum­plir con el tiem­po es­ti­pu­la­do y si vos pro­mo­vés que ven­ga gen­te a tu mos­tra­dor te­nés que dar­le una prio­ri­dad a esa per­so­na, lo que lle­va a en­tor­pe­cer el de­li­very”, se­ña­ló. De los pe­di­dos, 70% pro­vie­ne de pla­ta­for­mas y 30% de lla­ma­das.

Por su par­te, las ven­tas de Lo­ko­tas pro­vie­nen en 70% de de­li­very, y lo que se bus­ca es equi­pa­rar los pe­di­dos en­tre Pe­di­do­sYa y di­rec­tos al lo­cal.

La Ta­ber­na del Diablo tie­ne seis lo­ca­les y su due­ño, Hernán Ál­va­rez, di­jo te­ner ca­da vez más ga­nas de ex­pan­dir­se a otros mer­ca­dos. En­tre los de ma­yor opor­tu­ni­dad apa­re­ce Pa­ra­guay. Ade­más, anun­ció que abri­rán un nue­vo lo­cal en Uru­guay. ●

No afec­ta la lle­ga­da de nue­vos ju­ga­do­res por­que eso ge­ne­ra que au­men­te la de­man­da” Ju­lio Ga­dea

DUE­ÑO DE MAFALDA

A ni­vel de fran­qui­cias se ve al de las em­pa­na­das co­mo uno de los ne­go­cios con ma­yor po­ten­cial de cre­ci­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.