Con una mano del MIT

A tra­vés de un acuer­do con En­dea­vor, la start-up es­pe­cia­li­za­da en me­dios de pa­go on­li­ne re­ci­be la co­la­bo­ra­ción de un equi­po de es­tu­dian­tes del Mas­sa­chu­setts Ins­ti­tu­te of Tech­no­logy pa­ra ge­ne­rar una es­truc­tu­ra de eva­lua­ción

El Observador - Café y Negocios - - PORTADA - POR NA­TA­LIA CO­RREA Es­pe­cial pa­ra El Ob­ser­va­dor

d Local en­ca­ra ex­pan­sión jun­to a equi­po de es­tu­dian­tes de MBA de EEUU

La pla­ta­for­ma dLo­cal sur­gió en 2016 co­mo un spin-off (sub­si­dia­ria) de ecom­mer­ce de la em­pre­sa As­tro­pay, crea­da en 2009. Su ob­je­ti­vo es ofre­cer pro­ce­di­mien­tos de pa­go en mer­ca­dos emer­gen­tes pa­ra em­pre­sas que no es­tán es­ta­ble­ci­das en esas zo­nas. Hoy en pleno pro­ce­so de ex­pan­sión, dLo­cal es­tá tra­ba­jan­do jun­to a un equi­po de es­tu­dian­tes de MBA de la Es­cue­la de Ne­go­cios del Mas­sa­chu­setts Ins­ti­tu­te of Tech­no­logy (MIT) pa­ra ge­ne­rar una es­truc­tu­ra que le per­mi­ta eva­luar po­ten­cia­les mer­ca­dos y lue­go im­ple­men­tar di­fe­ren­tes es­tra­te­gias en ca­da uno. Es­te año dLo­cal tie­ne pen­sa­do in­gre­sar a Ma­rrue­cos, Egip­to, Ni­ge­ria y el sud­es­te asiá­ti­co. “Son mer­ca­dos du­ros pe­ro es emo­cio­nan­te apren­der so­bre ellos y sus cul­tu­ras”, ase­gu­ró el vi­ce­pre­si­den­te de Pro­duc­to, Ro­dri­go Sán­chez.

Los clien­tes de dLo­cal son fun­da­men­tal­men­te com­pa­ñías de EEUU o Eu­ro­pa que quie­ren ofre­cer sus ser­vi­cios en La­ti­noa­mé­ri­ca o Asia. “Si pro­ce­san los pa­gos di­rec­ta­men­te so­lo pue­den ha­cer­lo a tra­vés de una tar­je­ta in­ter­na­cio­nal, pe­ro con dLo­cal pue­den be­ne­fi­ciar­se de los me­dios de pa­go lo­ca­les y así ac­ce­der al 100% de la po­bla­ción”, ex­pli­có Sán­chez. Al­gu­nas de esas for­mas de pa­go son las trans­fe­ren­cias ban­ca­rias, las tar­je­tas lo­ca­les o el pa­go en efec­ti­vo en agencias de co­bran­za.

La em­pre­sa co­men­zó a tra­ba­jar con cua­tro em­plea­dos y aho­ra cuen­ta con más de 100, y al­re­de­dor de 400 clien­tes en to­do el mun­do. La re­vis­ta de ne­go­cios For­bes la eli­gió co­mo una de las pla­ta­for­mas a pro­bar en 2017; la úni­ca se­lec­cio­na­da de Uru­guay. Al­gu­nos de sus clien­tes son Wix, Avast, GoDaddy, Uber, y Sony.

La ca­sa cen­tral de dLo­cal se en­cuen­tra en Mon­te­vi­deo pe­ro tam­bién tie­ne ofi­ci­nas en San Fran­cis­co, Tel Aviv, Mal­ta y Bra­sil. Ade­más, cuen­ta con un equi­po de re­pre­sen­tan­tes en to­dos los mer­ca­dos en los que ope­ra. “Lo desafian­te es ser una mul­ti­na­cio­nal uruguaya y que sea­mos no­so- tros quie­nes es­te­mos ge­ne­ran­do es­te gran cam­bio en el mun­do”, se­ña­ló la ge­ren­ta de Re­cur­sos Hu­ma­nos, Cla­ra Sin­ger.

Es­tra­te­gia glo­bal

Uno de los ma­yo­res desafíos que pre­sen­ta co­mo em­pre­sa es com­pren­der las par­ti­cu­la­ri­da­des de nue­vos mer­ca­dos y es ex­pan­dir­se. Es por es­to que sus eje­cu­ti­vos rea­li­zan via­jes a ca­da uno de los po­ten­cia­les des­ti­nos pa­ra in­ves­ti­gar, en­tre otras co­sas, las re­gu­la­cio­nes de com­pras en el ex­te­rior, las for­mas de pa­go y los ju­ga­do­res lo­ca­les. “El ecom­mer­ce es bas­tan­te nue­vo y en mu­chos paí­ses no es­tá re­gla­men­ta­do. Cuan­do sur­ge una em­pre­sa de es­te ti­po se em­pie­za a eva­luar có­mo en­cua­drar­la den­tro del ám­bi­to le­gal y fis­cal”, ex­pli­có Sán­chez.

Es en es­te pro­ce­so de ex­pan­sión en el que los es­tu­dian­tes del MBA de la Es­cue­la de Ne­go­cios MIT Sloan ju­ga­rán un rol fun­da­men­tal. El ne­xo con dLo­cal se dio a tra­vés de En­dea­vor, que al con­tar con una alian­za con la uni­ver­si­dad es­ta­dou­ni­den­se pre­sen­tó a la start up uruguaya al pro­gra­ma Glo­bal En­tre­pre­neurs­hip Lab (G-lab). “Es ge­nial que En­dea­vor tien­da puen­tes en­tre las uni­ver­si­da­des in­ter­na­cio­na­les y las start ups de aquí. Al for­mar par­te de es­te gru­po em­pren­de­dor te­ne­mos mu­chos pro­yec­tos con ellos”, afir­ma­ron los re­pre­sen­tan­tes de dLo­cal.

For­jar la­zos

Los cua­tro es­tu­dian­tes (pro­ve­nien­tes de di­fe­ren­tes paí­ses) co­men­za­ron a tra­ba­jar en el pro­yec­to G-lab en se­tiem­bre en for­ma re­mo­ta y lo fi­na­li­za­rán en fe­bre­ro, lue­go de ha­ber tra­ba­ja­do tres se­ma­nas en Uru­guay.

Ro­nen Pa­ritzky, pro­ve­nien­te de Is­rael, se­ña­ló que dLo­cal fue la pri­me­ra op­ción que eli­gie­ron. “Y tu­vi­mos suer­te de ob­te­ner­la. En el vi­deo que nos en­via­ron se mos­tra­ban muy au­tén­ti­cos y sen­ti­mos una co­ne­xión con ellos. Ade­más, que­ría­mos un pro­yec­to que in­vo­lu­cra­ra cre­ci­mien­to, in­gre­so a nue­vos mer­ca­dos y co­no­ci­mien­tos de fin­tech (tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra)”, des­ta­có.

La co­ne­xión se no­ta ya que du­ran­te la en­tre­vis­ta, un po­co en in­glés y un po­co en es­pa­ñol, bro­mean y cuen­tan anéc­do­tas fue­ra de lo que es el tra­ba­jo.

El ob­je­ti­vo es ge­ne­rar una es­truc­tu­ra que dLo­cal pue­da uti­li­zar pa­ra eva­luar a los po­ten­cia­les mer­ca­dos.

Se bus­ca co­mo re­sul­ta­do ob­te­ner un es­que­ma “ob­je­ti­vo y fun­cio­nal”, se­gún Pra­nov Rai, pro­ve­nien­te de In­dia. “Va­mos a desa­rro­llar un en­fo­que ho­lís­ti­co acer­ca de cuá­les mer­ca­dos son bue­nos y cuá­les son ma­los.

Por su par­te, Chen To­pols­ki, de Is­rael, plan­teó que no se bus­ca cam­biar la men­ta­li­dad y la ac­ti­tud em­pren­de­do­ra de dLo­cal; pe­ro sí com­bi­nar­la “con una ma­yor es­truc­tu­ra metodológica”.

L. CA­RRE­ÑO

Cla­ra Sin­ger, Jai­da Yang, Ro­dri­go Sán­chez, Pra­nov Rai, Ro­nen Pa­ritzky y Chen To­pols­ki.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.