Atrac­ción gua­ra­ní

Las in­ver­sio­nes de los uru­gua­yos en tie­rras gua­ra­níes se han di­ver­si­fi­ca­do y se ase­gu­ra que hoy no hay área de esa eco­no­mía que les sea aje­na. ¿Cuá­les son las más ren­ta­bles?

El Observador - Café y Negocios - - PORTADA - POR MA­RÍA INÉS FIORDELMONDO

Las in­ver­sio­nes y ne­go­cios de em­pre­sa­rios uru­gua­yos en Pa­ra­guay au­men­ta­ron y se han di­ver­si­fi­ca­do en los úl­ti­mos cin­co años; hay seis sec­to­res que se mues­tran co­mo los pre­fe­ri­dos y se ins­ta a apro­ve­char la opor­tu­ni­dad pa­ra la in­dus­tria de uti­li­zar el ré­gi­men de ma­qui­la

Por qué in­sis­ten en se­guir tra­yen­do las co­sas de Chi­na cuan­do no­so­tros las po­de­mos ha­cer acá?”. Esa pre­gun­ta se la hi­zo el ex­pre­si­den­te de Pa­ra­guay, Ho­ra­cio Car­tes, a su en­ton­ces par brasileña, Dil­ma Rous­seff, en 2016, y la sa­có a co­la­ción ha­ce po­cos días el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Uru­gua­yo Pa­ra­gua­ya, Ricardo Sca­glia. Pa­ra­guay, que es­tá a ho­ra y me­dia en avión, 16 ho­ras en au­to y 20 en óm­ni­bus de Uru­guay, quie­re ju­gar en las li­gas del gi­gan­te asiá­ti­co y no es­ca­ti­ma en des­ple­gar sus ar­mas de se­duc­ción pa­ra atraer in­ver­so­res de los paí­ses ve­ci­nos.

Los uru­gua­yos han si­do con­quis­ta­dos des­de ha­ce más de 10 años por las po­ten­cia­li­da­des del cam­po pa­ra­gua­yo, pe­ro hoy, po­dría de­cir­se, no hay área de la eco­no­mía pa­ra­gua­ya que no ten­ga cua­li­da­des pa­ra lla­mar la aten­ción. Co­mo por efec­to con­ta­gio, dis­tin­tos ru- bros de em­pre­sas uru­gua­yas se han ido ins­ta­lan­do en tie­rra gua­ra­ní. Ya to­dos coin­ci­den en que Pa­ra­guay es un dia­man­te en bru­to.

La prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca de las relaciones co­mer­cia­les e in­ver­sio­nes de los uru­gua­yos en Pa­ra­guay en los úl­ti­mos años ha si­do, se­gún el em­ba­ja­dor de Uru­guay en Pa­ra­guay, Fe­de­ri­co Pe­raz­za, su “gran di­ver­si­fi­ca­ción”. “En al­gún mo­men­to las in­ver­sio­nes es­ta­ban muy fo­ca­li­za­das en la com­pra de tie­rras, en el sec­tor ga­na­de­ro. Des­pués pa­sa­ron por el sec­tor in­mo­bi­lia­rio y aho­ra a prác­ti­ca­men­te to­das las áreas de la eco­no­mía pa­ra­gua­ya”, di­jo. Se­gún Sca­glia, las in­ver­sio­nes uru­gua­yas en Pa­ra­guay se co­men­za­ron a “mo­ver mu­cho más” en los úl­ti­mos cin­co años.

Y una lis­ta de em­pre­sas uru­gua­yas que es­tán en Pa­ra­guay lo con­fir­ma. Los sec­to­res son va­ria­dos: agro­pe­cua­rio, na­vie­ras, cons­truc­ción, con­sul­to­ras, de­sa­rro­llo in­mo­bi­lia­rio, gas­tro­nó­mi­co, im­por­ta­do­ras, de in­su­mos quí­mi­cos, far­ma­céu­ti­co, lo­gís­ti­ca ge­ne­ral, mar­ke­ting, cam­bios, ves­ti­men­ta, ser­vi­cios, ru­ra­les, se­gu­ri­dad, tec­no­lo­gía, car­gas, tu­ris­mo y decoración y mue­bles. Se­gún Pe­raz­za, esa di­ver­si­fi­ca­ción es in­du­ci­da, ya que, por ejem­plo, ca­da vez que se rea­li­za una mi­sión co­mer­cial, se ela­bo­ran es­tu­dios de mer­ca­do jun­to con Uru­guay XXI. “Las em­pre­sas que vienen sa­ben que hay un ni­cho de mer­ca­do”, in­di­có. Agre­gó que exis­te el desafío de con­tar con la mis­ma ma­triz ex­por­ta­do­ra que Pa­ra­guay. “En­ton­ces, ¿qué nos ven­de­mos?”, cues­tio­nó.

En 2016 la lis­ta de em­pre­sas uru­gua­yas en Pa­ra­guay que pro­por­cio­nó la em­ba­ja­da de Uru­guay pa­ra ela­bo­rar el in­for­me “Pa­ra­guay: el des­tino ren­ta­ble de las em­pre­sas uru­gua­yas” te­nía 53 em­pre­sas. Hoy son el do­ble.

La em­pre­sa Ferrere des­em­bar­có en Pa­ra­guay en 2003 y fue su pri­me­ra ex­pan­sión fue­ra de Uru­guay. Su di­rec­tor, Agustín Ma­yer, con­tó que en aquel mo­men­to, largarse “fue una aven­tu­ra” y con­fe­só que “al Pa­ra­guay de hoy, na­die se lo ima­gi­na­ba”. “Ves un con­su­mo mu­cho ma­yor, una po­bla­ción con

mu­chos jó­ve­nes en la ba­se y me­nos po­bla­ción en­ve­je­ci­da”, apun­tó.

Hay atrac­ti­vos que ofre­ce Pa­ra­guay y son apli­ca­bles a to­dos los ru­bros. Es el ca­so de la po­ca pre­sión im­po­si­ti­va, el co­no­ci­do “tri­ple 10”: 10% de IVA, 10% de im­pues­to a la ren­ta em­pre­sa­rial y 10% de im­pues­to per­so­nal. Tam­bién es pun­to a fa­vor el que al me­nos la mi­tad de su po­bla­ción sea me­nor de 30 años y que, se­gún Sca­glia, es­té “de­seo­sa de apren­der”. Lo mis­mo si se habla de sus “ce­ro pro­ble­mas sin­di­ca­les”, al de­cir del pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Pa­ra­gua­yo Uru­gua­ya, Ma­tías Or­deix. En ese sen­ti­do, Ma­yer agre­gó que el pa­ra­gua­yo es “muy tra­ba­ja­dor” y que “no tie­ne pe­ros”. Los cos­tos, a su vez, son me­no­res, tan­to si se habla de la mano de obra –pa­ra ca­sos que no re­quie­ran de per­so­nal ca­li­fi­ca­do– co­mo el de al­qui­lar un lo­cal, de com­prar tie­rras, o un apar­ta­men­to. Así lo re­su­mió el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Uru­gua­yo Pa­ra­gua­ya: “Es un país que es­tá muy cer­ca, muy cá­li­do,

mfior­del­mon­do@ob­ser­va­dor.com.uy

con la­zos muy afi­nes. Di­cen que son com­pe­ti­ti­vos en los cos­tos fis­ca­les, ener­gé­ti­cos, la­bo­ra­les, más que en la re­gión e in­clu­so paí­ses asiá­ti­cos, que tie­nen una mano de obra jo­ven y de­seo­sa por apren­der y tra­ba­jar. Y es ver­dad”.

No to­do es co­lor de ro­sa

Los em­pre­sa­rios con­sul­ta­dos coin­ci­den en se­ña­lar que Pa­ra­guay es un país en pleno de­sa­rro­llo, aun­que no to­do es co­lor de ro­sa. Ma­yer in­di­có que en as­pec­tos co­mo la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca “ha me­jo­ra­do mu­cho”. Sin em­bar­go, coin­ci­de con Pe­raz­za en que “hay mu­cho ca­mino por re­co­rrer”.

Pa­ra el em­ba­ja­dor de Uru­guay en Pa­ra­guay, el país gua­ra­ní es­tá en un ca­mino “no re­gre­si­vo” ha­cia una for­ma­li­za­ción. Los in­ver­so­res uru­gua­yos, di­jo, tien­den a bus­car la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y se ase­so­ran an­tes de ha­cer in­ver­sio­nes de al­to ries­go. La opor­tu­ni­dad de ju­gar en “otras li­gas”, di­jo Pe­raz­za, sur­gi­rá cuan­do Pa­ra­guay al­can­ce el gra­do in­ver­sor, una cla­si­fi­ca­ción otor­ga­da a un país so­bre la eva­lua­ción con­ce­di­da por las ca­li­fi­ca­do­ras de ries­go cre­di­ti­cio. Pa­ra­guay, se­gún Pe­raz­za, es­tá a un pa­so de ob­te­ner­la. “Ahí el país se ex­po­ne a to­da la co­mu­ni­dad fi­nan­cie­ra in­ter­na­cio­nal y van a po­der ve­nir ma­yo­res in­ver­sio­nes. Uru­guay es­tá mi­ran­do es­to de ma­ne­ra ex­pec­tan­te”, apun­tó.

Por otro la­do, la ne­ce­si­dad de in­fra­es­truc­tu­ra que, se­gún Pe­raz­za, re­cién co­men­zó a prio­ri­zar­se sig­ni­fi­ca una opor­tu­ni­dad pa­ra em­pre­sas del ru­bro de la cons­truc­ción.

Pe­ro los desafíos exis­ten­tes en la edu­ca­ción se ha­cen sen­tir a la ho­ra de bus­car mano de obra ca­li­fi­ca­da. La cons­truc­to­ra Sa­ceem, por ejem­plo, en­con­tró su opor­tu­ni­dad de mer­ca­do en Pa­ra­guay ha­ce tres años y cuen­ta con una ofi­ci­na en el WTC de Asun­ción. El car­go de ge­ren­te lo ocu­pa un uru­gua­yo.

Su vi­ce­pre­si­den­te, Ale­jan­dro Rui­bal, con­tó que se tra­ta de un mer­ca­do al que le fal­ta ma­du­rez en al­gu­nos ru­bros, así co­mo pro­fe­sio­na­lis­mo. “To­dos los mer­ca­dos tie­nen sus ven­ta­jas y sus des­ven­ta­jas”, apun­tó.

Se­gún Sca­glia, “el uru­gua­yo to­da­vía es más efi­cien­te”. “De pron­to los pa­ra­gua­yos van ad­qui­rien­do há­bi­tos y apren­dien­do”, di­jo. Sin em­bar­go, Ma­yer no­ta una evo­lu­ción po­si­ti­va y, pe­se a que si­gue ha­bien­do es­ca­sez, con­si­de­ra que hoy es más fá­cil en­con­trar per­so­nal ca­li­fi­ca­do.

Opor­tu­ni­dad des­apro­ve­cha­da

Pa­ra el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Uru­gua­yo Pa­ra­gua­ya, hay una opor­tu­ni­dad pa­ra la in­dus­tria –de cual­quier ti­po– que aún no se es­tá apro­ve­chan­do. Es la mis­ma a la que se­gu­ra­men­te se re­fe­ría el ex­pre­si­den­te Car­tes en aque­lla pre­gun­ta en 2016. Es que cual­quier ti­po de in­dus­tria que de­ci­da pro­du­cir en Pa­ra­guay pa­ra ex­por­tar pue­de am­pa­rar­se en el ré­gi­men de ma­qui­la. Es­to quie­re de­cir que una fá­bri­ca po­drá ela­bo­rar en Pa­ra­guay con un úni­co tri­bu­to (so­bre el va­lor agre­ga­do en te­rri­to­rio na­cio­nal) de 1%.

Ade­más, la em­pre­sa pue­de ven­der una de­ter­mi­na­da can­ti­dad de su mer­ca­de­ría en el mer­ca­do pa­ra­gua­yo pa­gan­do úni­ca­men­te el im­pues­to de sa­li­da (10%). “Te­nés ener­gía, me­tro cuadrado y per­so­nal ba­ra­to. Per­fec­ta­men­te pue­do en­viar mis pro­duc­tos pa­ra Uru­guay por bar­co, le su­mo el cos­to del flete y aun así sal­drá más ba­ra­to”, apun­tó Or­deix. “¿Por qué no ana­li­zar los nú­me­ros e ins­ta­lar­se en Pa­ra­guay si soy más ren­ta­ble? No ha­blo de ce­rrar la em­pre­sa (en Uru­guay) sino de ex­pan­dir­se”, agre­gó.

Al res­pec­to, Pe­raz­za di­jo que en es­te ca­so la re­nun­cia fis­cal del Es­ta­do es prác­ti­ca­men­te to­tal, lo que ge­ne­ra efec­tos di­rec­tos y crea­ción de em­pleo, pe­ro no le da sus­ten­ta­bi­li­dad en el tiem­po. “Pa­ra cam­biar la for­ma de cap­ta­ción y apun­tar a in­dus­trias de ma­yor va­lor agre­ga­do, se ne­ce­si­tan otras co­sas”, se­ña­ló.

“Hay aper­tu­ra a re­ci­bir in­ver­sio­nes y que las co­sas su­ce­dan. So­lo eso ha­ce que el cli­ma se tor­ne fa­vo­ra­ble y amis­to­so a la ho­ra de des­em­bar­car”

Agustín Ma­yer

DI­REC­TOR DE FERRERE

Pa­ra­guay va ha­cia la for­ma­li­za­ción. Es un ca­mino no re­gre­si­vo”

Fe­de­ri­co Pe­raz­za

EM­BA­JA­DOR DE URU­GUAY EN PA­RA­GUAY

ANZTOWA - FLICKR

JUAN CARLOS MEZA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.