“La con­fian­za es el nue­vo pa­trón oro”

En­tre­vis­ta al pre­si­den­te de De­res, Da­niel Laino

El Observador - Café y Negocios - - PORTADA -

El ac­ti­vo con­fian­za es un va­lor ca­da vez más sen­si­ble, hoy los con­su­mi­do­res no le com­pran a una em­pre­sa en la que no creen”, sub­ra­ya con fir­me­za Da­niel Laino, al ha­blar de lo que con­si­de­ra es el nue­vo “pa­trón oro” de la eco­no­mía, ade­más de ser la cla­ve pa­ra el desa­rro­llo sos­te­ni­ble ca­da vez más bus­ca­do a ni­vel glo­bal.

Laino des­ta­ca la im­por­tan­cia de los 17 ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (ODS) y del rol que ocu­pa De­res, la or­ga­ni­za­ción que pre­si­de, en el pro­ce­so de pro­mo­ver­los en Uru­guay. Son ob­je­ti­vos adop­ta­dos por lí­de­res mun­dia­les en una cum­bre his­tó­ri­ca de las Na­cio­nes Uni­das y en­tra­ron en vi­gor el 1º de enero del 2016.

¿Qué im­pli­ca el con­cep­to de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble?

Tie­ne que ver con có­mo yo cum­plo y ha­go lo que me to­ca pe­ro a la vez me preo­cu­po por mi en­torno, pri­me­ro evi­tan­do ge­ne­rar efec­tos ne­ga­ti­vos y en una se­gun­da eta­pa, crean­do nue­vos efec­tos po­si­ti­vos. Hoy, la ten­den­cia en el mun­do es que las em­pre­sas tie­nen un rol ac­ti­vo al in­vo­lu­crar­se en el desa­rro­llo de las so­cie­da­des don­de ope­ran.

¿Cuál es la di­fe­ren­cia de la ló­gi­ca del desa­rro­llo sos­te­ni­ble con el con­cep­to de Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial Em­pre­sa­rial (RSE)?

No es un cam­bio, es un pa­so ha­cia ade­lan­te. Las em­pre­sas es­tán es­cu­chan­do a la so­cie­dad, es una ló­gi­ca de tri­ples re­sul­ta­dos: me im­por­ta ge­ne­rar re­torno pa­ra los ac­cio­nis­tas pe­ro tam­bién me im­por­tan los asun­tos que tie­nen que ver con mi gen­te y con mi co­mu­ni­dad.

La RSE es una ló­gi­ca mu­cho más abier­ta, los ODS por el con­tra­rio son ob­je­ti­vos me­di­bles, que per­mi­ten a las em­pre­sas pen­sar de una ma­ne­ra or­de­na­da y es­truc­tu­ra­da, ade­más de ren­dir cuen­tas de una ma­ne­ra trans­pa­ren­te y con­fia­ble. Una em­pre­sa va a po­der de­cir “tra­ba­jo pa­ra re­du­cir la po­bre­za” y otra la va a po­der res­pon­der “mos­tra­me qué hi­cis­te”.

Por ejem­plo, en una em­pre­sa co­mo la mía que es de ser­vi­cios, el im­pac­to en el me­dio am­bien­te es muy ba­jo, pe­ro sí pue­de ge­ne­rar im­pac­to al pro­mo­ver te­mas co­mo la edu­ca­ción, gé­ne­ro, dis­ca­pa­ci­dad, de­re­chos humanos, dis­cri­mi­na­ción o cual­quier otro que cum­pla con los ob­je­ti­vos de los ODS.

¿Qué te­má­ti­cas es­pe­cí­fi­cas se abar­can?

El mun­do es­tá cam­bian­do a una ve­lo­ci­dad ace­le­ra­da hay desafíos muy gran­des que vie­nen des­de la tec­no­lo­gía y la ro­bó­ti­ca, pe­ro tam­bién hay desafíos his­tó­ri­cos co­mo re­du­cir la po­bre­za, la fal­ta de sa­lud, la bre­cha de gé­ne­ro, tra­ba­jar por una ins­ti­tu­cio­na­li­dad só­li­da y trans­pa­ren­te, me­jo­rar el ac­ce­so a la edu­ca­ción, dis­mi­nuir la dis­cri­mi­na­ción en ma­te­ria de dis­ca­pa­ci­dad o di­ver­si­dad se­xual, en­tre otras pro­ble­má­ti­cas so­cia­les y am­bien­ta­les.

¿A qué res­pon­de es­te cam­bio de en­fo­que pa­ra el desa­rro­llo?

Tie­ne que ver con el mun­do don­de vi­vi­mos don­de to­do es más trans­pa­ren­te. La so­cie­dad nos es­tá di­cien­do: “no so­lo quie­ro que te por­tes bien y seas ho­nes­to sino que me­jo­res la so­cie­dad en la que ope­ras. Quie­ro que re­duz­cas tu hue­lla de car­bono, quie­ro que mi­ni­mi­ces al má­xi­mo la con­ta­mi­na­ción, que pro­duz­cas y que al fi­nal del día no so­lo te be­ne­fi­cies vos”.

El ac­ti­vo con­fian­za es un va­lor ca­da vez más sen­si­ble. La gen­te no eli­ge pro­duc­tos he­chos por in­fan­tes, o a una em­pre­sa que no tie­ne com­por­ta­mien­tos éti­cos con su per­so­nal. Los con­su­mi­do­res so­mos ca­da vez más exi­gen­tes.

Uti­li­zan­do la ló­gi­ca del desa­rro­llo sos­te­ni­ble las em­pre­sas de­be­rán, pri­me­ro, mi­rar pa­ra aden­tro y en­con­trar dón­de me­jo­rar sus ac­cio­nes se­gún su queha­cer co­ti­diano y se­gun­do, de­be­rán con­si­de­rar lo que pue­den ha­cer pa­ra afue­ra.

¿In­vier­ten en es­ta lí­nea las em­pre­sas en es­te mo­men­to re­ce­si­vo?

No so­lo es un asun­to de in­ver­sión, hay asun­tos que tie­nen cos­to ce­ro. La preo­cu­pa­ción por la re­duc­ción de las inequi­da­des den­tro de la or­ga­ni­za­ción es un te­ma que no tie­ne cos­to más que el cam­bio de men­ta­li­dad. Por ejem­plo, cuan­do se­lec­ciono per­so­nal pa­ra tra­ba­jar en mi em­pre­sa: ¿es­toy aten­to a no te­ner dis­cri­mi­na­ción de gé­ne­ro? ¿Es­toy aten­to a que un pues­to pue­de ocu­par­lo una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad o lo des­car­to?

¿Cuá­les ac­cio­nes po­de­mos ver de las em­pre­sas uru­gua­yas?

Si mi­rás lo que ha­cen mu­chas em­pre­sas so­cias de De­res es bas­tan­te más que ser res­pon­sa­bles. Es po­ner­se te­mas al hom­bro y sa­lir ha­cia ade­lan­te. No quie­ro en­trar en com­pro­mi­sos ya que son mu­chas las em­pre­sas que es­tán ge­ne­ran­do ac­cio­nes pe­ro pue­do con­tar que ha­ce un mes se pre­sen­tó una guía de in­clu­sión de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en el Par­la­men­to, co­mo re­sul­ta­do de un gru­po de em­pre­sas que tra­ba­jan en la te­má­ti­ca y han ge­ne­ra­do un co­no­ci­mien­to re­le­van­te que que­rían ha­cer pú­bli­co.

¿Có­mo co­la­bo­ra De­res en es­te pro­ce­so?

A par­tir de un com­pro­mi­so glo­bal que la OPP fir­mó con las Na­cio­nes Uni­das, don­de se com­pro­me­te a re­por­tar la evo­lu­ción de los ODS en el país, De­res cum­ple la fun­ción de re­por­tar lo que es­tá ha­cien­do el sec­tor pri­va­do.

Ade­más ayu­da­mos a las em­pre­sas a pla­ni­fi­car es­tos cam­bios. A tra­vés de con­fe­ren­cias po­ne­mos el te­ma so­bre la me­sa ade­más de mo­ti­var a las em­pre­sas a evo­lu­cio­nar en es­ta lí­nea.

¿Có­mo se lle­va a ca­bo el re­por­te?

En Uru­guay se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra con­tar con un sis­te­ma que in­for­me los avan­ces. Ya es­ta­mos tra­ba­jan­do con la Agen­cia Na­cio­nal de Desa­rro­llo (ANDE) en es­ta lí­nea.

Se va a ge­ne­rar un sis­te­ma de re­co­no­ci­mien­to pa­ra las em­pre­sas. Aún se es­tá de­fi­nien­do una me­to­do­lo­gía pa­ra el pro­ce­so

P.PIRROCO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.