Su asis­ten­te se lla­ma

Así fun­cio­na el asis­ten­te de voz desa­rro­lla­do en Uru­guay pa­ra fa­ci­li­tar las ope­ra­cio­nes ban­ca­rias

El Observador Fin de Semana - Cromo - - ZOOM - VA­LEN­TI­NA TO­RRES @va­len­taein

Tie­ne la apa­rien­cia de una ro­bot ami­ga­ble, pue­de ase­so­rar­lo en to­do lo re­la­cio­na­do a sus cuen­tas ban­ca­rias y lo pue­de en­con­trar en su smartp­ho­ne. Así es SO­FIA, el asis­ten­te de voz crea­do por la star­tup uru­gua­ya del mis­mo nom­bre que bus­ca fa­ci­li­tar la co­mu­ni­ca­ción en­tre los ban­cos y sus clien­tes, per­mi­tién­do­le a es­tos úl­ti­mos rea­li­zar to­do ti­po de ope­ra­cio­nes a tra­vés de co­man­dos de voz.

Si bien el soft­wa­re de SO­FIA pue­de ser adap­ta­do pa­ra que fun­cio­ne con cual­quier ser­vi­cio, su apli­ca­ción, has­ta aho­ra, se ha con­cen­tra­do en el sec­tor ban­ca­rio.

¿Có­mo fun­cio­na?

“SO­FIA es un asis­ten­te vir­tual ban­ca­rio que me­dian­te pro­ce­sa­mien­to de len­gua­je na­tu­ral e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial res­pon­de a las in­te­rro­gan­tes que el usua­rio le ha­ga”, ex­pli­có Joa­quín Ba­tis­ta, uno de los desa­rro­lla­do­res de esta apli­ca­ción, en entrevista con Cro­mo. A tra­vés de ella se pue­den ha­cer ope­ra­cio­nes ta­les co­mo trans­fe­ren­cias, so­li­ci­tu­des de prés­ta­mos o cré­di­tos, en­tre otras.

Pa­ra ello el sis­te­ma se ba­sa en las lla­ma­das APIS de los di­fe­ren­tes ban­cos. Una API es un me­ca­nis­mo pa­ra co­nec­tar dos softwares en­tre sí con el ob­je­ti­vo de que in­ter­cam­bien men­sa­jes o da­tos. A tra­vés de la API de un ban­co, un ter­ce­ro pue­de ac­ce­der a la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria de un clien­te al­ma­ce­na­da en la institución don­de po­sea una cuen­ta co­rrien­te o de aho­rros. Así el clien­te pue­de, por ejem­plo, ac­ce­der a un re­su­men de in­gre­sos y gas­tos a tra­vés de su voz. SO­FIA es ca­paz de co­nec­tar­se con esas APIS y ob­te­ner da­tos que per­mi­ten ha­cer ese ti­po de ope­ra­cio­nes des­de un dis­po­si­ti­vo móvil.

De esta for­ma, quie­nes ne­ce­si­ten ase­so­ra­mien­to no tie­nen que lla­mar al ban­co o ir al has­ta la su­cur­sal más cer­ca­na. “Yo pue­do es­tar a las 3:00 de la ma­ña­na en mi ca­sa pen­san­do en sa­car un cré­di­to e in­ter­ac­tuar con la app sin te­ner que con­tac­tar­me con el ban­co”, ejem­pli­fi­có Ba­tis­ta.

SO­FIA tam­bién in­cor­po­ra un pa­nel que per­mi­te a los ban­cos, o a la em­pre­sa que con­tra­te su ser­vi­cio mo­ni­to­rear la repu­tación de la fir­ma en las re­des so­cia­les. La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es ca­paz de “es­cu­char” los co­men­ta­rios en Twit­ter, iden­ti­fi­can­do co­men­ta­rios po­si­ti­vos y ne­ga­ti­vos pa­ra de­tec­tar lo que la gen­te es­tá di­cien­do del ser­vi­cio pres­ta­do e iden­ti­fi­car los as­pec­tos en los que fa­lla o tie­ne éxi­to.

De­pen­dien­do del ti­po de institución que con­tra­te el ser­vi­cio, la em­pre­sa crea­do­ra de SO­FIA desa­rro­lla una apli­ca­ción ex­clu­si­va pa­ra cada clien­te pe­ro que con­ser­va sus fun­cio­nes de asis­ten­te in­te­li­gen­te a tra­vés de la voz o la es­cri­tu­ra.

¿Có­mo sur­gió?

Joa­quín Ba­tis­ta y San­tia­go Ra­ve­ra, am­bos pro­gra­ma­do­res, co­men­za­ron a tra­ba­jar en SO­FIA en no­viem­bre de 2016, cuan­do par­ti­ci­pa­ron de una com­pe­ten­cia de pro­gra­ma­ción en Chi­le co­no­ci­da co­mo Hac­kat­hon, pa­ra el Ban­co BCI.

La po­si­bi­li­dad sur­gió a tra­vés del pro­gra­ma de apo­yo a star­tups de tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra Ban­to­tal De­ve­lo­pers, des­de don­de se les fa­ci­li­tó la fi­nan­cia­ción pa­ra via­jar a Chi­le.

En la com­pe­ten­cia, el equi­po de SO­FIA con­si­guió el pri­mer pues­to, lo que les va­lió una fi­nan­cia­ción de US$ 25 mil pa­ra im­ple­men­tar una so­lu­ción pa­ra el ban­co. Esta vic­to­ria los lle­vó a par­ti­ci­par de la Di­gi­tal Bank San­tia­go 2016 y la Di­gi­tal Bank Mon­te­vi­deo 2017, even­tos en los que tam­bién triun­fa­ron jun­to a Jo­sé Ig­na­cio Pé­rez, nue­vo miem­bro del equi­po.

SO­FIA en el mer­ca­do

“Ga­nar la Di­gi­tal Bank nos abrió puer­tas. El ám­bi­to de los ban­cos es muy com­pli­ca­do. Yo no pue­do ir a pa­rar­me a la puer­ta y ofre­cer mi pro­duc­to. Es­to nos dio cier­to pres­ti­gio pa­ra po­der pre­sen­tar­nos”, ex­pli­có Ba­tis­ta.

Ac­tual­men­te, la apli­ca­ción que im­ple­men­ta­rá el Ban­co BCI es­tá en fa­se de prue­bas in­ter­nas. Los desa­rro­lla­do­res tam­bién es­tán dia­lo­gan­do con em­pre­sas in­tere­sa­das en Uru­guay, así co­mo tam­bién con fir­mas de Co­lom­bia. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.