Ro­bó­ti­ca pa­ra 10.800 ni­ños

Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca - Mo­vis­tar ofre­ce au­las tec­no­ló­gi­cas en Mon­te­vi­deo y Mal­do­na­do pa­ra es­co­la­res de con­tex­to vul­ne­ra­ble, con el fin de pre­par­los pa­ra el mundo la­bo­ral

El Observador Fin de Semana - Cromo - - ZOOM - MAIA BERG @mai_­berg

En la se­de de Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca - Mo­vis­tar, un gru­po de 30 ni­ños de cuar­to año de la Es­cue­la N°78 ju­ga­ban en la lap­top en su ra­to li­bre, an­tes de ter­mi­nar la cla­se. En­tre las 9 y las 17 ho­ras, el edi­fi­cio se con­vier­te en un cen­tro edu­ca­ti­vo pa­ra ni­ños y ado­les­cen­tes de es­cue­las y li­ceos de con­tex­tos so­cio­eco­nó­mi­cos vul­ne­ra­bles. Por mes, en­tre 800 y 900 es­co­la­res tran­si­tan por sus ins­ta­la­cio­nes pa­ra re­ci­bir cla­ses de ro­bó­ti­ca, pro­gra­ma­ción o im­pre­sión tri­di­men­sio­nal. La di­ná­mi­ca es que tra­ba­jen cada una de es­tas te­má­ti­cas en for­ma­to de pro­yec­to, du­ran­te tres o cua­tro ins­tan­cias con­se­cu­ti­vas.

Cuan­do los vi­si­tó Cro­mo era su ter­cer en­cuen­tro so­bre im­pre­sión 3D. “Es­ta­mos di­se­ñan­do el fid­get spin­ner, el nue­vo jue­go de mo­da”, ex­pli­có Die­go Gi­mé­nez, psi­có­lo­go de Gu­ri­ses Uni­dos. “A al­gu­nos les gus­ta mu­cho ar­mar el ro­bot: en­sam­blar pie­zas, ver los sensores y los mo­to­res. Otros se co­pan más con la pro­gra­ma­ción y apren­den cuá­les son los pasos y las se­cuen­cias. La tec­no­lo­gía tie­ne eso que mo­ti­va a to­dos por igual, sea cual sea la pro­pues­ta”, con­tó.

La se­de cuen­ta con dos au­las tec­no­ló­gi­cas en el pri­mer pi­so, equi­pa­das con pan­ta­llas tác­ti­les, con­so­las Xbox, ta­ble­tas y un lar­go et­cé­te­ra tec­no­ló­gi­co. En el se­gun­do sa­lón tra­ba­ja­ban 10 jó­ve­nes de apro­xi­ma­da­men­te 20 años, in­te­gran­tes de Em­pren­der­lab; for­man par­te de un cur­so de cua­tro me­ses di­ri­gi­do a ado­les­cen­tes que ni tra­ba­jan ni es­tu­dian, cu­yo ob­je­ti­vo es dar­les ma­yo­res opor­tu­ni­da­des de in­ser­ción la­bo­ral. El gru­po ter­mi­na­ba de de­fi­nir la mi­sión de un em­pren­di­mien­to de “jue­gos pa­ra apren­der a re­ci­clar”.

Pla­nes am­bi­cio­sos

Se es­ti­ma que 10.800 per­so­nas se­rán for­ma­das en tec­no­lo­gía por la or­ga­ni­za­ción, so­la­men­te en Mon­te­vi­deo.

Esta me­ta se vuel­ve el do­ble de am­bi­cio­sa, pues­to que se pre­ten­de, ade­más, re­pli­car es­te nú­me­ro en Mal­do­na­do, don­de el pa­sa­do vier­nes 2 se inau­gu­ró un au­la tec­no­ló­gi­ca de 120 me­tros cua­dra­dos. Esta bus­ca con­ver­tir­se en un Cen­tro Re­gio­nal

“A al­gu­nos les gus­ta mu­cho ar­mar el ro­bot. Otros se co­pan más con la pro­gra­ma­ción. La tec­no­lo­gía tie­ne eso que mo­ti­va a to­dos por igual”

Die­go Gi­mé­nez Do­cen­te

de For­ma­ción e In­no­va­ción Edu­ca­ti­va pa­ra Ro­cha, La­va­lle­ja y Trein­ta y Tres.

Au­las Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca, co­mo se lla­ma la iniciativa, es un pro­yec­to de in­clu­sión di­gi­tal que abar­ca a España y a los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos don­de ope­ra la fun­da­ción. Su ob­je­ti­vo es im­ple­men­tar com­pe­ten­cias y ha­bi­li­da­des co­mo la pro­gra­ma­ción en la cu­rrí­cu­la edu­ca­ti­va.

Tal co­mo ex­pli­có Jo­sé Pe­dro De­rré­gi­bus, di­rec­tor de la Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca, todas es­tos pro­gra­mas son gra­tui­tos y pa­ra ellos se des­ti­nan US$ 2 mi­llo­nes pa­ra. Aun­que en 2001 se co­men­zó a tra­ba­jar en la pre­ven­ción y erra­di­ca­ción del tra­ba­jo in­fan­til, hoy el fo­co es­tá pues­to en la educación di­gi­tal que, se­gún sus res­pon­sa­bles, es el prin­ci­pal mo­tor que ha­ce evo­lu­cio­nar a la so­cie­dad.

“Es la for­ma que en­con­tra- mos pa­ra ayu­dar. No va­mos a cam­biar el mundo so­los, pe­ro sí va­mos a con­tri­buir a cam­biar el mundo”.

Ha­cia el in­te­rior

El lo­cal de Mo­vis­tar, ubi­ca­do so­bre la ave­ni­da Roo­se­velt en Pun­ta del Es­te, es el úl­ti­mo so­cio es­tra­té­gi­co que apun­ta a au­men­tar y des­cen­tra­li­zar el al­can­ce de Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca.

Si bien ya des­de 2009 se te­nía pre­sen­cia en Mal­do­na­do, Ca­ne­lo­nes y Trein­ta y Tres a tra­vés de pe­que­ños po­los de desa­rro­llo, la inau­gu­ra­ción de es­te nue­vo es­pa­cio mul­ti­pli­ca el al­can­ce del pro­yec­to. La idea es brin­dar au­las es­pe­cia­li­za­das de for­ma­ción, al igual que en Mon­te­vi­deo.

Ade­más de los ca­si 11 mil ni­ños y ado­les­cen­tes, se ofrecen cur­sos pa­ra do­cen­tes (la me­ta es for­mar a 5 mil es­te año) y per­so­nas con dis­ca­pa­ci­da­des.

Los lla­ma­dos “abue­los tech” tam­bién for­man par­te de los ob­je­ti­vos de la fun­da­ción, pa­ra acer­los a la tec­no­lo­gía. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.