ama­zon

La em­pre­sa que em­pe­zó co­mo una li­bre­ría on­li­ne tie­ne pla­nes muy am­bi­cio­sos: do­mi­nar­lo to­do

El Observador Fin de Semana - Cromo - - PORTADA - PE­DRO DUTOUR Es­pe­cial pa­ra CRO­MO

El co­mer­cio elec­tró­ni­co ha­ce ra­to que le que­dó chi­co. Tien­das sin ca­je­ros, dro­nes pa­ra trans­por­tar mer­ca­de­ría, app de men­sa­je­ría, pro­yec­tos pa­ra la aten­ción mé­di­ca, mo­bi­lia­rio, pro­gra­mas de te­le­vi­sión, fo­to­gra­fía, vi­deo­jue­gos, mú­si­ca, asis­ten­cia de compu­tación en la nu­be. ¿El que mu­cho abar­ca po­co aprie­ta? Por el mo­men­to, la fir­ma del mul­ti­mi­llo­na­rio Jeff Be­zos de­mues­tra que tie­ne por don­de sos­te­ner ca­da rien­da de sus pro­lí­fi­cos ne­go­cios.

La ex­pan­sión de Ama­zon ha si­do cons­tan­te en los úl­ti­mos años y, con la en­ver­ga­du­ra y ca­li­dad de sus pro­yec­tos, se ha su­ma­do a la on­da de in­ci­dir en el fu­tu­ro. Es de­cir, el mun­do que ten­dre­mos y nos mo­ve­re­mos, en ese en el que Ap­ple, Mi­cro­soft y Goo­gle ya jue­gan con sol­tu­ra.

En un ar­tícu­lo re­cien­te, The New York Ti­mes se­ña­ló que Be­zos y Ama­zon “pa­san por su me­jor mo­men­to”. En tér­mi­nos eco­nó­mi­cos es una lo­co­mo­to­ra. La ca­pi­ta­li­za­ción de Ama­zon su­peró los US$ 500.000 mi­llo­nes a fi­nes de ju­lio.

“Ama­zon, la em­pre­sa que en sus ini­cios so­lo co­mer­cia­li­za­ba li­bros por in­ter­net, aho­ra pa­re­ce te­ner pre­sen­cia en to­do el uni­ver­so de las ven­tas mi­no­ris­tas. Se ha con­ver­ti­do en una fuer­za for­mi­da­ble en cam­pos tan di­sí­mi­les co­mo la compu­tación en la nu­be, las pe­lí­cu­las, la mú­si­ca, los ali­men­tos, la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y la dis­tri­bu­ción de elec­tro­do­més­ti­cos”, de­ta­lló el Ti­mes. El dia­rio ca­li­fi­ca a Ama­zon co­mo “una de las más gran­des sa­gas de la his­to­ria del ca­pi­ta­lis­mo”.

Col­me­na de dro­nes

Al­gu­nos ase­gu­ran que el fu­tu­ro de Ama­zon pa­sa, so­bre to­do, por la en­tre­ga de pa­que­tes a tra­vés de las “col­me­nas de dro­nes”.

En di­ciem­bre pa­sa­do, la em­pre­sa –que tam­bién es pro­pie­ta­ria de Twitch, la pla­ta­for­ma de ser­vi­cio de strea­ming de vi­deo­jue­gos– pa­ten­tó la crea­ción de al­ma­ce­nes aé­reos pa­ra lle­var a ca­bo en­tre­gas rá­pi­das con dro­nes; po­co des­pués, desa­rro­lló un sis­te­ma de de­li­very de pa­que­tes me­dian­te pa­ra­caí­das; y en ju­nio pa­sa­do pu­so la rú­bri­ca en la Ofi­ci­na de Pa­ten­tes y Mar­cas de Es­ta­dos Uni­dos (EEUU) pa­ra sa­car ade­lan­te esa col­me­na de dro­nes y el al­ma­cén don­de los apa­ra­tos irán a re­co­lec­tar el pe­di­do.

Los dro­nes de Ama­zon Pri­me Air tie­nen la me­ta de en­tre­gar el pe­di­do en un tiem­po lí­mi­te de 30 mi­nu­tos, una de­man­da que vuel­ve ne­ce­sa­ria la cons­truc­ción de una es­truc­tu­ra si­mi­lar a la de una col­me­na de abe­jas pa­ra uti­li­zar­la co­mo puer­to pa­ra es­tas na­ves no tri­pu­la­das. En la pa­ten­te se des­cri­be la fun­ción de las ins­ta­la­cio­nes, don­de in­clu­so los dro­nes po­drían ayu­dar a los hu­ma­nos a pro­ce­sar los pe­di­dos, an­tes de em­pren­der vue­lo.

Va­mos de com­pras

Por el la­do de las tien­das, los su­per­mer­ca­dos y la ro­pa, Ama­zon tam­bién tie­ne co­sas pa­ra de­cir. Bas­tan­te. El pro­yec­to Ama­zon Go, que na­ció en 2016 y con­ti­núa en be­ta, es un su­per­mer­ca- do sin ca­je­ros, sin asis­ten­tes y sin tra­ba­ja­do­res. La tien­da es en sí mis­ma un so­fis­ti­ca­do sis­te­ma de vi­gi­lan­cia. Al des­apa­re­cer las ca­jas, una apli­ca­ción se en­car­ga de con­fec­cio­nar la lis­ta de pro­duc­tos que el clien­te ha ele­gi­do de las gón­do­las, que se co­bran di­rec­ta­men­te en su cuen­ta de Ama­zon. El es­ta­ble­ci­mien­to es­tá do­ta­do de sen­so­res que per­mi­ten tra­zar el re­co­rri­do que ha­ga el usua­rio, así co­mo re­co­no­cer los pro­duc­tos que se lle­va. Por aho­ra, Ama­zon Go es­tá a prue­ba so­lo pa­ra sus em­plea­dos pe­ro la fir­ma pre­vé abrir unas 2.000 tien­das en los pró­xi­mos dos años.

En el área de in­du­men­ta­ria, Ama­zon pro­po­ne pa­ra sus usua­rios Pri­me ad­he­ri­dos al ser­vi­cio War­dro­be, ad­qui­rir en­tre 3 y 15 pren­das de un ca­tá­lo­go de un mi­llón de ar­tícu­los de mo­da y no pa­gar­los has­ta una se­ma­na más tar­de. ¿Cuán­tas ve­ces nos su­ce­de que al com­prar por in­ter­net nos que­da­mos con la du­da so­bre si nos gus­ta­rá de ver­dad o es nues­tro ta­lle? Así los usua­rios pue­dan pro­bar­se la pren­da y de­ci­dir lue­go la com­pra.

A su vez, Ama­zon tra­ba­ja en una ini­cia­ti­va pa­ra di­se­ñar ves­ti­men­ta en la que se re­em­pla­za­rían los di­se­ña­do­res por al­go­rit­mos que de­tec­tan las úl­ti­mas ten­den­cias de mo­da. La in­for­ma­ción pro­vie­ne de un sis­te­ma de apren­di­za­je au­to­má­ti­co que ana­li­za unas po­cas eti­que­tas ad­jun­tas a imá­ge­nes y tie­ne la ca­pa­ci­dad de de­du­cir si esa ro­pa es­tá a la mo­da; y de un al­go­rit­mo que pue­de apren­der so­bre di­fe­ren­tes es­ti­los.

Ro­bo­ti­za­dos

La com­pa­ñía de Be­zos ha apos­ta­do a los ro­bots, en es­pe­cial, en el sec­tor lo­gís­ti­co, pa­ra que se mue­van en­tre es­tan­te­rías pa­ra bus­car los pro­duc­tos que de­ben ser en­via­dos. Ama­zon los uti­li­za pa­ra sus al­ma­ce­nes al­re­de­dor del mun­do.

La com­pa­ñía tie­ne cer­ca de 80 mil má­qui­nas en to­do el mun­do. Ca­da ro­bot pue­de trans­por­tar 340 ki­los y tie­ne un lá­ser y una cá­ma­ra en la par­te de­lan­te­ra pa­ra de­tec­tar obs­tácu­los.

Es­tos apa­ra­tos re­du­cen el tiem­po que tar­dan los em­plea­dos en pre­pa­rar un pe­di­do y per­mi­ten una ma­yor ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to, has­ta un 50% más de ar­tícu­los por me­tro cua­dra­do, se­gún los cálcu­los de Ama­zon.

Fred Patt­je, di­rec­tor de ope­ra­cio­nes de Ama­zon en Es­pa­ña e Ita­lia, se­ña­ló que el ob­je­ti­vo no es sus­ti­tuir la mano de obra hu­ma­na sino que se tra­ta de una sim­bio­sis. Se con­tra­ta­rá a 500 per­so­nas ex­tra es­pe­cia­li­za­das en in­ge­nie­ría y tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción pa­ra po­der ali­men­tar es­te sis­te­ma y man­te­ner­lo.

En la me­di­ci­na

Y así co­mo apun­ta a ex­pan­dir la idea de los ro­bots, Ama­zon in­ten­ta con­quis­tar la aten­ción mé­di­ca, un área a la que tam­bién quie­ren hin­car­le el dien­te Goo­gle y Ap­ple. Se­gún la re­vis­ta Tech­no­logy Re­view del MIT, la em­pre­sa creó un equi­po lla­ma­do 1492 que in­ves­ti­ga pro­yec­tos re­la­cio­na­dos con la aten­ción mé­di­ca: his­to­ria­les mé­di­cos di­gi­ta­les, con­cer­ta­ción de ci­tas a tra­vés de in­ter­net y otros ser­vi­cios re­la­cio­na­dos con la sa­lud que po­drían ofre­cer a tra­vés de su pro­pio hard­wa­re, in­clui­do su al­ta­voz in­te­li­gen­te Echo.

El ar­tícu­lo del MIT sen­ten­cia que las ideas de Ama­zon en torno a la sa­lud no son “es­pe­cial­men­te” re­vo­lu­cio­na­rias, pe­ro re­cal­ca que “os­ten­tan” una ven­ta­ja cla­ve so­bre otras em­pre­sas “gra­cias a su avan­za­da red de

mi­no­ris­tas y dis­tri­bu­ción”

Mu­cho más

Your Ga­ra­ge es un ser­vi­cio pa­ra en­con­trar par­tes y ac­ce­so­rios pa­ra vehícu­los y Ama­zon Vehi­cles es una pla­ta­for­ma pa­ra ad­qui­rir au­to­mó­vi­les. Ho­me Ser­vi­ces es una he­rra­mien­ta que per­mi­te en­con­trar per­so­nal pa­ra el ho­gar. En tan­to, Hand­ma­de es una pla­ta­for­ma pa­ra que ar­tis­tas de to­do el mun­do co­mer­cia­li­cen sus obras. En Ama­zon Launch­pad las em­pre­sas emer­gen­tes pue­den ven­der sus pro­duc­tos. Me­cha­ni­cal Turk apa­re­ció pa­ra tra­ba­jar en ta­reas in­di­vi­dua­les por ne­ce­si­dad de otros par­ti­cu­la­res o em­pre­sas, co­mo crear cues­tio­na­rios, ha­cer trá­mi­tes o breves tra­duc­cio­nes.

Ama­zon Ins­pi­re se en­cuen­tra en fa­se de prue­ba y se tra­ta de un ser­vi­cio gra­tui­to con re­cur­sos edu­ca­ti­vos pa­ra do­cen­tes, con la idea de ge­ne­rar una red edu­ca­ti­va a ni­vel glo­bal. Ama­zon Web Ser­vi­ces es una pla­ta­for­ma de ser­vi­cios en la nu­be. Ama­zon Pay, pa­ra rea­li­zar pa­gos

on­li­ne, que uti­li­za un sis­te­ma muy si­mi­lar al de Pay­pal.

El uni­ver­so de Ama­zon se ex­tien­de in­clu­so al fon­do del mar; la em­pre­sa tra­ba­ja en el de­sa­rro­llo de un de­pó­si­to submarino don­de se si­mu­la­ría el fun­cio­na­mien­to de las ve­ji­gas na­ta­to­rias, un ór­gano que tie­nen al­gu­nas es­pe­cies acuá­ti­cas, que per­mi­ten el con­trol de la pre­sión bajo el agua. Ca­da pa­que­te es­ta­ría equi­pa­do con tan­ques de ai­re com­pri­mi­do y las­tre y la ve­ji­ga ar­ti­fi­cial pa­ra sol­tar­lo ha­cia la su­per­fi­cie cuan­do fue­ra ne­ce­sa­rio; tam­bién tra­ba­ja en al­ma­ce­nes flo­tan­tes en el cie­lo a una al­tu­ra de ca­si 14.000 me­tros, que per­mi­ti­rían que los dro­nes re­co­gie­ran los pa­que­tes y se reabas­te­cie­ran.

Por úl­ti­mo Ama­zon ex­pe­ri­men­ta con Any­ti­me, una app de men­sa­je­ría pa­ra com­pe­tir con What­sapp. Es­ta ten­dría la par­ti­cu­la­ri­dad de co­nec­tar a sus con­tac­tos so­lo con el nom­bre, sin ne­ce­si­dad de ob­te­ner el nú­me­ro de esa per­so­na; aun­que to­da­vía no es­tá cla­ro có­mo fun­cio­na­rá es­ta op­ción. Igual que­da cla­ro que allá don­de Ama­zon apues­ta, lo ha­ce fuer­te, con el pe­so de la mar­ca, los dó­la­res y la tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.