Doc­tor Wat­son

La su­per­compu­tado­ra de IBM se con­vir­tió en un apo­yo pa­ra los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud

El Observador Fin de Semana - Cromo - - PORTADA - VA­LEN­TI­NA TO­RRES @va­len­taein

Wat­son, el sis­te­ma de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial de IBM, en­con­tró el éxi­to en dis­tin­tas apli­ca­cio­nes que hacen uso de su gran ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to y de res­pon­der a pre­gun­tas en len­gua­je na­tu­ral. Una de las áreas que más se ha be­ne­fi­cia­do con es­ta tec­no­lo­gía es la de la sa­lud, per­mi­tien­do a los pro­fe­sio­na­les de es­te ru­bro apo­yar­se en su vas­ta ba­se de da­tos a la ho­ra de diag­nos­ti­car y tra­tar dis­tin­tas con­di­cio­nes.

De­mo­cra­ti­za­ción de la sa­lud

En abril de 2015, IBM creó la uni­dad de ne­go­cio Wat­son Health. “La idea era usar a Wat­son con to­das sus po­si­bi­li­da­des pa­ra lo­grar más be­ne­fi­cios en los tra­ta­mien­tos. Lo­grar una de­mo­cra­ti­za­ción de la sa­lud, per­mi­tien­do dar tra­ta­mien­tos me­jo­res, a me­nor cos­to y a la ma­yor can­ti­dad de la po­bla­ción po­si­ble”, di­jo en en­tre­vis­ta con Cro­mo Yar­de­na Pe­res, in­ge­nie­ra y más­ter en Cien­cias de la Compu­tación del Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía Technion (Is­rael).

El pro­ce­sa­mien­to de len­gua­je na­tu­ral y las ca­pa­ci­da­des de apren­di­za­je ba­sa­das en la evi­den­cia de Wat­son es­tán sien­do uti­li­za­dos pa­ra con­tri­buir en las de­ci­sio­nes clí­ni­cas. Un mé­di­co pue­de plan­tear una con­sul­ta al sis­te­ma al des­cri­bir sín­to­mas y otros fac­to­res re­la­cio­na­dos con el es­ta­do del pa­cien­te. Wat­son ana­li­za es­ta in­for­ma­ción y ex­trae da­tos pa­ra en­con­trar an­te­ce­den­tes re­le­van­tes pa­ra su his­to­ria mé­di­ca y he­re­di­ta­ria. Lue­go exa­mi­na las fuen­tes de los da­tos dis­po­ni­bles pa­ra for­mar y pro­bar hi­pó­te­sis, pa­ra fi­nal­men­te pro­por­cio­nar una lis­ta de re­co­men­da­cio­nes in­di­vi­dua­li­za­das y con­fia­bles.

Pa­ra abas­te­cer la ba­se de da­tos de Wat­son Health, IBM reúne to­dos los do­cu­men­tos cien­tí­fi­cos, en­sa­yos clí­ni­cos, se­cuen­cias de ge­no­mas y otros da­tos im­por­tan­tes de la sa­lud que se pue­den en­con­trar. Se tra­ta de una can­ti­dad de da­tos in­con­men­su­ra­ble si se tie­ne en cuen­ta que ca­da año se pu­bli­can apro­xi­ma­da­men­te 1,8 mi­llo­nes de ar­tícu­los cien­tí­fi­cos.

Ade­más de eso, los hos­pi­ta­les tam­bién reúnen una am­plia can- ti­dad de in­for­ma­ción so­bre sus pro­pios pa­cien­tes y, si se tie­ne en cuen­ta cuán­tos de es­tos cen­tros hay en to­do el mun­do, la can­ti­dad de da­tos dis­po­ni­bles al­can­za pro­por­cio­nes aun ma­yo­res.

Al­gu­nas de las áreas de la sa­lud en lsa que Wat­son ha pro­ba­do ser una he­rra­mien­ta de gran uti­li­dad son la on­co­lo­gía, on­co­lo­gía ge­nó­mi­ca, far­ma­co­lo­gía, ra­dio­lo­gía y dia­be­tes.

Los be­ne­fi­cios de una máquina

“Es­ta tec­no­lo­gía tie­ne dos cua­li­da­des muy im­por­tan­tes: la pri­me­ra es que Wat­son no tie­ne un mal día y la se­gun­da es que no tie­ne ego”, ex­pli­có Pe­res.

La ex­per­ta hi­zo re­fe­ren­cia a que un doc­tor, co­mo to­do ser hu­mano, pue­de en­con­trar­se emo­cio­nal­men­te afec­ta­do por al­go que in­ter­fie­ra en su desem­pe­ño, ade­más de ser pro­pen­so a to­mar de­ci­sio­nes im­pul­sa­das por su or­gu­llo pro­fe­sio­nal.

Sin em­bar­go, es­to no sig­ni­fi­ca que Pe­res crea que Wat­son sea un re­em­pla­zo pa­ra los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud. “Es una he­rra­mien­ta pa­ra que el mé­di­co se pue­da apo­yar a la ho­ra de ha­cer el diag­nós­ti­co sin ne­ce­si­dad de ser una en­ci­clo­pe­dia ca­mi­nan­te, pa­ra lue­go po­der con­cen­trar­se en lo que la compu­tado­ra no pue­de ha­cer, co­mo trans­mi­tir la in­for­ma­ción al pa­cien­te de for­ma hu­ma­na”, di­jo.

Y agre­gó: “Si hay pues­tos que van a ser re­em­pla­za­dos por Wat­son, se tra­ta de los que es­tán en­ca­mi­na­dos ha­cia eso; se­rian los lu­ga­res que se pue­den au­to­ma­ti­zar. Ya va­mos en esa di­rec­ción y si no es Wat­son se­rá otra co­sa”.

“Wat­son no tie­ne un mal día y no tie­ne ego” Yar­de­na Pe­res In­ge­nie­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.