BLA­DE RUN­NER, EN­TRE EL MI­TO Y LA REALI­DAD

Bla­de Run­ner 2049 re­to­ma la his­to­ria que cam­bió la for­ma de ver la tec­no­lo­gía y el fu­tu­ro en el ci­ne

El Observador Fin de Semana - Cromo - - PORTADA -

Bla­de Run­ner se ade­lan­tó a su tiem­po al ha­blar so­bre iden­ti­dad, fi­lo­so­fía e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. ¿Es Rick Dec­kard un re­pli­can­te? ¿Los an­droi­des tie­nen al­ma? ¿Qué nos ha­ce hu­ma­nos? Ba­sa­da en una no­ve­la de Phi­lip K. Dick lla­ma­da ¿Sue­ñan los an­droi­des con ove­jas eléc­tri­cas?, Rid­ley Scott di­ri­gió, en­tre otros, a un mí­ti­co Ha­rri­son Ford en una pe­lí­cu­la que im­pac­tó por lo que au­gu­ra­ba la tec­no­lo­gía del fu­tu­ro.

Aho­ra lle­ga la se­cue­la Bla­de Run­ner 2049 con Ryan Gos­ling co­mo K, un nue­vo agen­te, un re­pli­can­te al ser­vi­cio de los hu­ma­nos. Es­tos se fa­bri­can de for­ma con­tro­la­da con ma­te­ria­les or­gá­ni­cos, por lo que san­gran – co­mo los hu­ma­nos– y cuen­tan con la ca­pa­ci­dad de pen­sar por sí mis­mas.

En la his­to­ria, los re­pli­can­tes son crea­dos pa­ra rea­li­zar tra­ba­jos pe­sa­dos y ca­re­cen de las ha­bi­li­da­des so­cia­les de los se­res hu­ma­nos. En la reali­dad, los avan­ces en me­cá­ni­ca e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es­tán dan­do lu­gar a ro­bots ca­da vez más so­fis­ti­ca­dos y es­pe­cia­li­za­dos. Pep­per, por ejem­plo, atien­de a los pa­sa­je­ros de la ter­mi­nal 4 del ae­ro­puer­to de Ma­drid; Sew­bot es el ro­bot cos­tu­re­ro que fue con­tra­ta­do por Adi­das pa­ra ha­cer 800 mil ca­mi­se­tas por día; So­ta con­ver­sa con an­cia­nos de una re­si­den­cia ja­po­ne­sa pa­ra que no se sien­tan so­los. Ya ope­ra una ge­ne­ra­ción de má­qui­nas ca­pa­ces de in­ter­ac­tuar con los hu­ma­nos.

Un ele­men­to cla­ve en la pe­lí­cu­la es que los re­pli­can­tes pue­den ser de­tec­ta­dos usan­do una prue­ba lla­ma­da Voigh­tKampff pa­ra me­dir las res­pues­tas em­pá­ti­cas. Es­to se ba­sa en un exa­men idea­do por el ma­te­má­ti- co Alan Tu­ring pa­ra de­ter­mi­nar si las má­qui­nas pue­den pen­sar y usar el len­gua­je na­tu­ral. Por el mo­men­to, la má­qui­na más avan­za­da en es­te sen­ti­do es Wat­son, la su­per­compu­tado­ra de IBM.

Por otra par­te, Bla­de Run­ner in­tro­du­jo al es­pec­ta­dor en el sue­ño del au­to vo­la­dor. El Spin­ner de Dec­kard po­día ro­dar so­bre la ca­rre­te­ra y ele­var­se pa­ra via­jar por el ai­re. Fue un pre­cur­sor de lo que hoy pro­me­ten el Ae­ro­mo­bil 4.0, el TF-X ,de Te­rra­fu­gia, o el Vahan­na de Air­bus; to­dos pro­to­ti­pos de vehícu­los VTOL ( Ver­ti­cal Ta­ke off and Lan­ding), igual que el Spin­ner.

En la pe­lí­cu­la ori­gi­nal, los ha­bi­tan­tes de la dis­tó­pi­ca Los An­ge­les de 2019 con­ta­ban con ESPER, una tec­no­lo­gía que per­mi­tía ha­cer zoom me­dian­te un co­man­do de voz pa­ra lle­gar a ver zo­nas ocul­tas de las imá­ge­nes. Algo de ello hay en las li­ve pho­tos de Ap­ple y en el pro­yec­to Pi­xel Re­cur­si­ve Su­per Re­so­lu­tion, de Goo­gle, por el que se con­si­guen fo­tos ní­ti­das a par­tir de con­te­ni­dos de 64 pí­xe­les.

En Bla­de Run­ner 2049 no hay smartp­ho­nes ni Goo­gle. Y eso es por una ra­zón: “El mun­do vir­tual es un uni­ver­so muy po­de­ro­so pe­ro no ne­ce­sa­ria­men­te muy ci­ne­ma­to­grá­fi­co”, di­jo el director De­nis Vi­lle­neu­ve. Y aña­dió: “No hay na­da más abu­rri­do que un de­tec­ti­ve de­trás del te­cla­do mi­ran­do a Goo­gle”. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.