Ob­je­ti­vo: lle­gar a la Lu­na

Do­cen­tes y es­tu­dian­tes de la Es­cue­la Téc­ni­ca de esa ciu­dad desa­rro­llan dis­po­si­ti­vos me­teo­ro­ló­gi­cos y as­pi­ran a ser los pri­me­ros uru­gua­yos en en­viar una son­da a la Lu­na

El Observador Fin de Semana - Cromo - - PORTADA - VA­LEN­TI­NA TO­RRES @va­len­taein

Ser los pri­me­ros uru­gua­yos en la Lu­na; ese es el am­bi­cio­so ob­je­ti­vo del Club Ae­ro­es­pa­cial de la Es­cue­la Téc­ni­ca de Me­lo. Do­cen­tes y alum­nos par­ti­ci­pan del di­se­ño y de­sa­rro­llo de una son­da con sen­so­res pa­ra to­mar dis­tin­tas me­di­cio­nes en la at­mós­fe­ra. La ini­cia­ti­va re­ci­bió el apo­yo de par­te de An­tel y Plan Cei­bal y fue de­cla­ra­da de in­te­rés mi­nis­te­rial por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción y Cul­tu­ra.

El ori­gen del pro­yec­to

El Club Ae­ro­es­pa­cial co­men­zó a fun­cio­nar en 2016 co­mo una ac­ti­vi­dad ex­tra­cu­rri­cu­lar de la Es­cue­la Téc­ni­ca de la ciu­dad de Me­lo. “Pa­ra egre­sar de la UTU, obli­ga­to­ria­men­te hay que ha­cer un pro­yec­to, pe­ro en la gran ma­yo­ría de los ca­sos es­tos se re­su­men en una car­pe­ta y no to­man una for­ma com­ple­ta”, di­jo en en­tre­vis­ta con Cro­mo Sebastián de los Ángeles, pro­fe­sor de in­for­má­ti­ca y uno de los im­pul­so­res del pro­yec­to. “Nues­tra idea era vin­cu­lar a los chi­qui­li­nes con pro­yec­tos que les per­mi­tie­ran po­ner en prác­ti­ca lo que es­ta­ban apren­dien­do”, agre­gó.

Fue uno de los pro­yec­tos pre­sen­ta­dos el que ins­pi­ró el pri­mer tra­ba­jo del Club Ae­ro­es­pa­cial: el de­sa­rro­llo de una apli­ca­ción pa­ra ce­lu­la­res que per­mi­te re­co­pi­lar da­tos de sen­so­res de for­ma sis­te­má­ti­ca y au­to­má­ti­ca.

“La apli­ca­ción fue pen­sa­da pa­ra un glo­bo me­teo­ro­ló­gi­co. Con un sen­sor va re­co­gien­do ca­da cin­co mi­nu­tos la tem­pe­ra­tu­ra y lo guar­da en una ba­se de da­tos”, ex­pli­có de los Ángeles, quien des­cri­bió a la app co­mo “mul­ti­pro­pó­si­to”.

En ba­se a es­te pro­yec­to, el club co­men­zó a tra­ba­jar en un glo­bo son­da me­teo­ro­ló­gi­co que re­co­ge da­tos co­mo ve­lo­ci­dad de vien­to, po­si­cio­na­mien­to me­dian­te GPS, tem­pe­ra­tu­ra, pre­sión at­mos­fé­ri­ca y con­cen­tra­ción de CO2 en la at­mós­fe­ra. Es­te in­clu­ye tam­bién una cá­ma­ra pa­ra re­co­ger ma­te­rial grá­fi­co.

La son­da uti­li­za dos ce­lu­la­res que fue­ron pro­por­cio­na­dos por An­tel. Uno ac­túa co­mo compu­tado­ra prin­ci­pal que con­tro­la los sen­so­res mien­tras que el otro tras­mi­te en vi­vo lo que cap­tu­ra a tra­vés de su cá­ma­ra.

Mien­tras ten­ga co­nec­ti­vi­dad a in­ter­net, la apli­ca­ción en­vía cons­tan­te­men­te ca­da lec­tu­ra a una ba­se de da­tos, por lo que se pue­de ha­cer un se­gui­mien­to de las me­di­das en tiem­po real. Pa­ra los mo­men­tos du­ran­te el vue­lo en los que no se ten­ga bue­na co­ber­tu­ra, el ce­lu­lar en­via­rá men­sa­jes de tex­to con los da­tos de po­si­cio­na­mien­to.

Con­tra vien­to y ma­rea

Se­gún Sebastián de los Ángeles, el pro­yec­to de la son­da del Club Ae­ro­es­pa­cial se en­cuen­tra ac­tual­men­te en su úl­ti­ma fa­se.

El club re­ci­bió una im­pre­so­ra 3D a tra­vés de un lla­ma­do de pro­yec­tos del Plan Cei­bal que ha per­mi­ti­do tra­ba­jar en la par­te es­truc­tu­ral de la son­da. Sin em­bar­go, to­da­vía fal­tan ma­te­ria­les y re­cur­sos, co­mo el glo­bo, el he­lio y el com­bus­ti­ble pa­ra el lan­za­mien­to.

“Des­de el go­bierno es­tán abier­tos y es­ta­mos ges­tio­nan­do los fon­dos. Has­ta aho­ra ha si­do to­do a pul­món, pe­ro pa­ra la fa­se fi­nal va­mos a ne­ce­si­tar bas­tan­te di­ne­ro”, di­jo el pro­fe­sor.

Una vez que el glo­bo es­té pron­to, la idea del Club Ae­ro­es­pa­cial es tras­la­dar­se has­ta el de­par­ta­men­to de Du­razno pa­ra ob­te­ner un lan­za­mien­to exi­to­so. Se­gún las si­mu­la­cio­nes es­tu­dia­das, un vue­lo de es­ta son­da du­ra­ría apro­xi­ma­da­men­te unas tres ho­ras, re­co­rrien­do en­tre 175 y 350 ki­ló­me­tros, de­pen­dien­do de los vien­tos.

“El de­sa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que he­mos lo­gra­do ha si­do to­do des­de ce­ro. No sa­bía­mos de elec­tró­ni­ca ni pro­gra­ma­ción y tu­vi­mos que apren­der”, co­men­tó de los Ángeles. Y aña­dió: “Que­re­mos de­mos­trar que es­ta tec­no­lo­gía se pue­de desa­rro­llar en Uru­guay. Lo hi­ci­mos no­so­tros que no sa­bía­mos na­da, así que se pue­den lo­grar co­sas mu­cho me­jo­res”.

Mien­tras tan­to, de los Ángeles y alum­nos sue­ñan con ser ma­ña­na los pri­me­ros uru­gua­yos en lle­var un dis­po­si­ti­vo si­mi­lar a la Lu­na.

“Nues­tro ob­je­ti­vo utó­pi­co es ser un día los pri­me­ros uru­gua­yos en po­ner una son­da, un ro­bot o un dis­po­si­ti­vo que tras­mi­ta da­tos en la Lu­na”.

Sebastián de los Ángeles Miem­bro del Club Ae­ro­es­pa­cial

CLUB AE­RO­ES­PA­CIAL ES­CUE­LA TÉC­NI­CA DE ME­LO

Par­ti­ci­pan­tes del Club Ae­ro­es­pa­cial tra­ba­jan­do en su pro­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.