Có­mo apren­den las má­qui­nas

El Observador Fin de Semana - Cromo - - INFORME -

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, tam­bién co­no­ci­da co­mo in­te­li­gen­cia compu­tacio­nal, re­fie­re a cuan­do una má­qui­na imi­ta las fun­cio­nes del co­no­ci­mien­to de los hu­ma­nos co­mo, por ejem­plo, apren­der y re­sol­ver pro­ble­mas.

En es­te ca­so, la compu­tación afec­ti­va es una ra­ma den­tro de las cien­cias de la compu­tación que apren­de so­bre las emociones hu­ma­nas.

¿Có­mo? Los se­res hu­ma­nos apren­de­mos a re­co­no­cer cier­tas emociones, co­mo la ale­gría, la tris­te­za, la sor­pre­sa, el sus­to, el abu­rri­mien­to, el es­trés, en­tre otras emociones a me­di­da que se cre­ce. Es­to lo lo­gra­mos com­bi­nan­do di­fe­ren­tes lec­tu­ras de otras per­so­nas. Po­de­mos de­co­di­fi­car es­tas emociones a tra­vés de los ras­gos de su ca­ra, sus ex­pre­sio­nes, sus ges­tos, mue­cas, así co­mo tam­bién por la ma­ne­ra en la que en­to­na la voz al ha­blar, o las ex­pre­sio­nes cor­po­ra­les. De a po­co, los ni­ños van re­co­no­cien­do y apren­dien­do qué re­pre­sen­tan ca­da una de esas emociones. Las má­qui­nas lo apren­den de la mis­ma for­ma. Los me­ca­nis­mos de en­tre­na­mien­to pue­den ser va­ria­dos, pe­ro bá­si­ca­men­te apren­den de la mis­ma for­ma que lo ha­ce un hu­mano.

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, en par­ti­cu­lar, la ra­ma de apren­di­za­je au­to­má­ti­co, per­mi­te que las compu­tado­ras pue­dan ser en­tre­na­das pa­ra de­ter­mi­nar cuán­do, por ejem­plo, el vi­deo pro­duc­to de la gra­ba­ción de una ca­ra hu­ma­na pre­sen­ta ges­tos de abu­rri­mien­to. Exis­ten di­ver­sas em­pre­sas de­di­ca­das a es­ta te­má­ti­ca, que ya han pro­ce­sa­do y “eti­que­ta­do” las emociones de cien­tos de mi­les de ros­tros hu­ma­nos. Una vez de­ter­mi­na­das cuá­les son las emociones aso­cia­das a un ros­tro, la compu­tado­ra ac­tua­rá en con­se­cuen­cia. De­pen­dien­do del ca­so, la compu­tado­ra rea­li­za­rá de­ter­mi­na­da acciones pa­ra adap­tar­se al es­ta­do aními­co del usua­rio. Se­gún afir­mó el di­rec­tor de la em­pre­sa Id­ha­ta, Sebastián Gar­cía, la idea es me­jo­rar la in­ter­ac­ción en­tre la compu­tado­ra y los se­res hu­ma­nos. De es­ta for­ma, es­tos sis­te­mas se vuel­ven “más in­te­li­gen­tes y ami­ga­bles pa­ra el usua­rio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.