Lu­ces y sen­so­res pa­ra atle­tas

Led Trai­ner es el pro­yec­to de dos ami­gos pa­ra en­tre­na­mien­to de­por­ti­vo que ha tras­cen­di­do fron­te­ras

El Observador Fin de Semana - Cromo - - PORTADA - MA­TÍAS CAS­TRO Es­pe­cial pa­ra Cromo

Co­mo si fue­ra el es­pe­jo de la his­to­ria de un fut­bo­lis­ta, la evo­lu­ción del sis­te­ma uru­gua­yo lla­ma­do Led Trai­ner co­men­zó, sin ima­gi­nar­lo, en jue­gos in­fan­ti­les y desem­bo­có en una ac­ti­vi­dad adul­ta, se­ria y pen­sa­da. Die­go Ur­ta­do y An­drés Da­mia­ni son ami­gos des­de el jar­dín de in­fan­tes y hoy tie­nen jun­tos más de un hi­jo, el más re­cien­te de los cua­les es, jus­ta­men­te, Led Trai­ner.

Se tra­ta de un hi­jo en sen­ti­do fi­gu­ra­do, por­que Led Trai­ner es el sis­te­ma que ima­gi­na­ron, di­se­ña­ron y ar­ma­ron con sus pro­pias ma­nos (li­te­ral­men­te), pa­ra asis­tir en el en­tre­na­mien­to de de­por­tis­tas de al­to ren­di­mien­to.

“Con las nue­vas ten­den­cias en el en­tre­na­mien­to se bus­ca que el atle­ta se con­cen­tre en una ta­rea y, a la vez, es­té aten­to a mu­chos es­tí­mu­los pa­ra que ten­ga un ni­vel al­to de con­cen­tra­ción y aten­ción”, ex­pli­có Da­mia­ni, que es pro­fe­sor de edu­ca­ción fí­si­ca. Su so­cio, Ur­ta­do, que tie­ne 33 años co­mo él, es­tu­dió elec­tró­ni­ca y se de­di­có a pro­gra­mar apli­ca­cio­nes pa­ra An­droid e IOS.

El sis­te­ma de Led Trai­ner con­sis­te en dis­po­si­ti­vos (una suer­te de ca­ji­tas he­xa­go­na­les) que tie­nen lu­ces de dis­tin­tos co­lo­res y sen­so­res de mo­vi­mien­to. Es­tos dis­po­si­ti­vos van en gru­pos de cua­tro, seis u ocho y se dis­po­nen en el lu­gar en el que en­tre­na el de­por­tis­ta. To­dos van co­nec­ta­dos a una ta­ble­ta des­de la que se les pro­gra­man dis­tin­tas se­cuen­cias de en­cen­di­do y apa­ga­do de las lu­ces, con tiem­pos va­ria­bles y otras di­fi­cul­ta­des. Ca­da uno tie­ne un sen­sor que per­mi­te que la luz se apa­gue con so­lo pa­sar la mano o el pie por en­ci­ma.

El de­por­tis­ta de­be al­can­zar­las, o no, se­gún la luz que se ha­ya en­cen­di­do y el or­den en que lo ha­ya he­cho; en el me­dio pue­de in­ter­ac­tuar tam­bién con otros de­por­tis­tas pa­ra in­cre­men­tar la exi­gen­cia a su ca­pa­ci- dad de aten­ción.

La apli­ca­ción en la ta­ble­ta, a su vez, guar­da las ex­pe­rien­cias y eva­lúa la ve­lo­ci­dad de reac­ción, la to­ma de de­ci­sio­nes y la evo­lu­ción del en­tre­na­mien­to. “El te­ma es que des­de la ta­ble­ta au­men­tás el ni­vel de pro­ce­sa­mien­to y la com­ple­ji­dad. La idea es que ha­ya va­rios ni­ve­les de di­fi­cul­tad”, di­jo Da­mia­ni.

Los en­tre­na­mien­tos

Ur­ta­do y Da­mia­ni ya tie­nen ca­si 70 clien­tes en el país, tam­bién en Ar­gen­ti­na, Chi­le, Bra­sil, Co­lom­bia e in­clu­so Qa­tar y Ara­bia Sau­di­ta. En Ar­gen­ti­na, por ejem­plo, el equi­po de San Lo­ren­zo, el te­nis­ta Leo­nar­do Me­yer y los ar­que­ros de la se­lec­ción de hoc­key Be­lén Suc­ci y Juan Ma­nuel Vi­val­di (quien ga­nó me­da­lla de oro en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río de Ja­nei­ro 2016) usan el sis­te­ma.

En Uru­guay lo han uti­li­za­do la se­lec­ción uru­gua­ya de bas­quet­bol (pa­ra pre­pa­rar la úl­ti­ma Ame­ri­cup y tam­bién pa­ra el pro­ce­so con el que se cla­si­fi­có al mun­dial) y la se­lec­ción de Fút­bol sub15 (en los en­tre­na­mien­tos de un cam­peo­na­to su­da­me­ri­cano).

“Pa­ra la par­te téc­ni­ca y tác­ti­ca (es­te sis­te­ma) ayu­da mu­cho”, agre­gó Da­mia­ni. “El en­torno siem­pre es una dis­trac­ción con res­pec­to a lo que te­nés que es­tar aten­to. Con es­to si­mu­lás si­tua­cio­nes mul­ti­sen­so­ria­les que te obli­gan a to­mar una de­ci­sión; no es so­lo a quién le pa­sás la pe­lo­ta, sino to­do lo que pa­sa al­re­de­dor. Y el te­ma es tra­ba­jar los um­bra­les de tiem­po; si las de­ci­sio­nes se ha­cen en 800 mi­li­se­gun­dos es una co­sa y en 200 es otra”, ex­pli­có.

En la más re­cien­te eta­pa del pro­ce­so es­tán pro­ban­do una nue­va ver­sión con ca­jas cua­dra­das pe­ro con un sis­te­ma que en lu­gar de te­ner so­lo có­di­gos de co­lo­res pue­de es­cri­bir nú­me­ros o sím­bo­los, de mo­do que el de­por­tis­ta pue­da ac­ce­der a ejer­ci­cios to­da­vía más com­ple­jos. Si bien se prue­ban, por aho­ra, en un so­lo cen­tro de en­tre­na­mien­to y reha­bi­li­ta­ción, es­ti­man que en bre­ve es­ta­rán dis­po­ni­bles en ge­ne­ral.

Pla­nes a fu­tu­ro

Ha­ce unos sie­te años, An­drés y Die­go hi­cie­ron una pri­me­ra ex­pe­rien­cia en con­jun­to y lan­za­ron una “al­fom­bra de eva­lua­ción de sal­tos”. Des­pués de eso pro­du­je­ron fo­to­cé­lu­las y otros dis­po­si­ti­vos pa­ra me­dir ve­lo­ci­da­des. Led Trai­ner apa­re­ció co­mo con­se­cuen­cia de lo que los mis­mos en­tre­na­do­res les pe­dían y les lle­vó ca­si un año y me­dio de tra­ba­jo pa­ra desa­rro­llar la pri­me­ra ver­sión ven­di­ble. Die­go ar­ma los cir­cui­tos y los dis­po­si­ti­vos se mon­tan so­bre mol­des im­pre­sos en 3D o con plás­ti­co in­yec­ta­do.

Cuan­do lo lan­za­ron al mer­ca­do uru­gua­yo, so­lo exis­tía un pro­duc­to si­mi­lar, que era im­por­ta­do de Ca­na­dá y cos­ta­ba ca­si cua­tro ve­ces más que el de ellos. No es di­fí­cil ima­gi­nar que, even­tual­men­te, un sis­te­ma así po­dría ex­ce­der las apli­ca­cio­nes que hoy le dan los en­tre­na­do­res, mé­di­cos, pre­pa­ra­do­res fí­si­cos o los ki­ne­sió­lo­gos. El nue­vo dis­po­si­ti­vo, que ex­hi­be nú­me­ros, for­mas y co­lo­res, po­dría te­ner in­clu­so apli­ca­cio­nes te­ra­péu­ti­cas pa­ra cual­quier edad.

“Las po­si­bi­li­da­des de en­tre­na­mien­to son in­fi­ni­tas ya que se adap­ta a cual­quier de­por­te y ni­vel y de­pen­de de la ima­gi­na­ción del en­tre­na­dor. Po­dés tra­ba­jar con ni­ños chi­cos o de­por­tis­tas de al­to ren­di­mien­to. El sis­te­ma se pue­de apli­car a de­por­tes que im­pli­quen re­fle­jos y to­ma de de­ci­sio­nes”. l

FO­TOS: D. BATTISTE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.