E la ra­dia­ción?

Que in­di­que que ge­ne­ra cáncer; no obs­tan­te, ¿de­be­ría­mos preo­cu­par­nos por el efec­to en la sa­lud?

El Observador Fin de Semana - Cromo - - INFORME “A AQUELLAS PERSONAS QUE AFIRMAN QUE LAS R -

a re­sul­ta­dos que de­ter­mi­nen que los ce­lu­la­res son no­ci­vos pa­ra la sa­lud de sus usua­rios. ¿Có­mo ana­li­za es­ta si­tua­ción?

Creo que los ca­sos de cáncer es­tán en au­men­to y lo mis­mo su­ce­de con otras en­fer­me­da­des, co­mo aler­gias, pro­ble­mas de piel e in­som­nio, en­tre otras. Por otra par­te, el uso de los ce­lu­la­res se ha mo­di­fi­ca­do mu­chí­si­mo con el pa­so del tiem­po: al prin­ci­pio era un apa­ra­to ex­clu­si­vo pa­ra el mun­do de los ne­go­cios, por eso su uso era oca­sio­nal y, por otra par­te, no ser­vían pa­ra ac­ce­der a in­ter­net. Pe­ro hoy en día son equi­pos ma­si­vos y el uso de los da­tos ron­da en­tre el 90% y 95%. Ade­más, es alar­man­te có­mo los ni­ños y jó­ve­nes tie­nen al smartp­ho­ne “pe­ga­do” a la mano, a los ojos o en el bolsillo, muy cer­ca de la piel. Por otra par­te, hay que te­ner en cuen­ta que las re­des 4G lle­van un par de años en­tre no­so­tros y su ni­vel de ra­dia­ción es mu­cho más al­to que el de las re­des 3G. ¿Có­mo es que fun­cio­na Quan­ta Mo­ni­tor pa­ra de­tec­tar el ni­vel de ra­dia­ción?

Quan­ta Mo­ni­tor lee cier­tas ca­rac­te­rís­ti­cas del te­lé­fono y los ni­ve­les de ra­dio­fre­cuen­cias en tiem­po real y con es­ta in­for­ma­ción cal­cu­la el ni­vel de ra­dia­ción del te­lé­fono y tam­bién el de exposición de ra­dio­fre­cuen­cias. ¿Có­mo es que Quan­ta Guard sir­ve pa­ra re­du­cir el ni­vel de ra­dia­ción que emi­ten los dis­po­si­ti­vos? Quan­ta Guard fun­cio­na jun­to a Quan­ta Mo­ni­tor. Cuan­do se su­pera un lí­mi­te, por ejem­plo 2.0w/kg, Quan­ta Guard lo no­ta y pro­ce­de a des­co­nec­tar los da­tos en ca­so de que el ce­lu­lar es­té en un bolsillo o en otra zo­na cer­ca­na al cuer­po del usua­rio. Cuan­do ba­ja el in­di­ca­dor, los da­tos vuel­ven a fun­cio­nar con nor­ma­li­dad. In­clu­so hay di­fe­ren­tes per­fi­les al usar Quan­ta Guard. Por ejem­plo, Smart Guard eli­mi­na la ra­dia­ción ex­tra cuan­do te­lé­fono es­tá en el bolsillo o en la ore­ja del usua­rio, pe­ro no cuan­do es­tá en su mano. ¿Es­tás apli­ca­cio­nes pue­den usar­se gra­tis o tie­nen un cos­to? Quan­ta Mo­ni­tor se des­car­ga sin cos­to des­de la tien­da Goo­gle Play pa­ra dis­po­si­ti­vos An­droid, mien­tras que Quan­ta Guard tie­ne cos­to. Ade­más, exis­te una ter­ce­ra so­lu­ción, que se lla­ma Quan­ta Pro, que es pa­ra re­gu­la­do­res, ope­ra­do­res y con­sul­to­res que quie­ran ha­cer me­di­cio­nes; y una cuar­ta, lla­ma­da Quan­ta Mo­ni­tor Re­search, orien­ta­da pa­ra in­ves­ti­ga­do­res, uni­ver­si­da­des y re­gu­la­do­res que quie­ran ha­cer in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre ra­dia­ción acu­mu­la­ti­va de te­lé­fo­nos ce­lu­la­res. ¿Qué pre­cau­cio­nes to­ma us­ted pa­ra evi­tar las ra­dia­cio­nes de su smartp­ho­ne?

To­mo va­rios re­cau­dos, en­tre ellos, ca­si nun­ca uso 4G. Ade­más, ha­blo por te­lé­fono lo mí­ni­mo e in­dis­pen­sa­ble y no man­ten­go char­las lar­gas. Pa­ra evi­tar te­ner el smartp­ho­ne so­bre la ca­ra uti­li­zo la fun­ción de al­ta­voz. Tam­po­co uso au­ri­cu­la­res que se co­nec­tan a tra­vés de Blue­tooth por­que tam­bién emi­ten ra­dia­cio­nes aun­que no tan fuer­tes. In­clu­so tra­to de an­dar con mi ce­lu­lar lo me­nos po­si­ble y lo des­co­nec­to de la red de da­tos cuan­do es­tá en mi bolsillo. Por otra par­te, no lo uso co­mo re­loj des­per­ta­dor. Tam­bién to­mo cier­tas me­di­das con res­pec­to a mi compu­tado­ra, por ejem­plo, no uso wi­fi y me co­nec­to a in­ter­net a tra­vés de ca­ble. ¿Qué con­se­jo pue­de dar a los usua­rios que no es­tán in­for­ma­dos so­bre es­te te­ma?

Sim­ple: el smartp­ho­ne no es un ju­gue­te pa­ra be­bés, ni­ños ni adul­tos. De­be ser uti­li­za­do úni­ca­men­te cuan­do es ne­ce­sa­rio. Si bien no sa­be­mos exac­ta­men­te có­mo las ra­dia­cio­nes im­pac­tan en nues­tra sa­lud, lo cier­to es que exis­ten es­tas emi­sio­nes. Y a aque­llas per­so­nas que afir­man que las ra­dia­cio­nes no cau­san da­ño en nues­tra sa­lud, las in­vi­to a que co­lo­quen el dis­po­si­ti­vo to­do el tiem­po al la­do de sus tes­tícu­los. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.