Adón­de lle­var la cha­ta­rra

Cin­co es­tu­dian­tes de Car­me­lo crea­ron una apli­ca­ción pa­ra re­sol­ver la dis­po­si­ción fi­nal inade­cua­da de re­si­duos tec­no­ló­gi­cos en su ciu­dad; aho­ra bus­can que su pro­yec­to cam­bie a la co­mu­ni­dad

El Observador Fin de Semana - Cromo - - SÁBADO 3 DOMINGO 4 NOVIEMBRE 2018 - LU­CÍA DI IORIO

Fran­co Mus­so, Ma­ría Eugenia Olia­ri, Nahia­ra Ca­ram, Pau­la Mot­ta y Die­go Sal­vet­to son fi­na­lis­tas de un con­cur­so que invita a liceales a pro­po­ner pro­yec­tos que me­jo­ren las con­di­cio­nes de su co­mu­ni­dad y a con­ver­tir­se en agen­tes de cam­bio. En el mar­co de la ter­ce­ra edi­ción de So­lu­cio­nes pa­ra el Fu­tu­ro, los cin­co es­tu­dian­tes del li­ceo nº 2 Prof. Mi­guel Ban­che­ro Noaín, de la ciu­dad de Car­me­lo, pre­sen­ta­ron Cha­ta­rra Elec­tró­ni­ca, una apli­ca­ción pa­ra fo­men­tar el re­ci­cla­je de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos.

¿Y por qué? Por­que Uru­guay es uno de los paí­ses con ma­yor ín­di­ce de re­si­duos elec­tró­ni­cos de Amé­ri­ca La­ti­na: aquí se ge­ne­ran ca­si 10 ki­los de es­tos desechos por habitante por año y se pro­nos­ti­ca un au­men­to de es­te fe­nó­meno. A su vez, el 95% de la po­bla­ción car­me­li­ta­na es­tá des­in­for­ma­da con res­pec­to a las con­se­cuen­cias de es­te ti­po de ba­su­ra y de la exis­ten­cia de las em­pre­sas que se preo­cu­pan por re­ci­clar.

Ca­ram di­jo a Cromo que el des­tino fi­nal de los re­si­duos elec­tró­ni­cos es, en ge­ne­ral, los lu­ga­res pú­bli­cos. Fren­te a es­te pro­ble­ma, Mó­ni­ca Al­ti­na, la do­cen­te referente del gru­po, ex­pli­có que lo que se busca con el pro­yec­to es lim­piar el am­bien­te de es­te ti­po de cha­ta­rra “que con­ta­mi­na la vi­sual”.

Por ello crea­ron una apli­ca­ción “que con­tac­ta a las em­pre­sas que se en­car­gan de re­ci­clar con las per­so­nas que tie­nen apa­ra­tos en desuso”, ex­pli­có Ca­ram. Es­te pro­yec­to fue uno de los fi­na­lis­tas del con­cur­so So­lu­cio­nes pa­ra el Fu­tu­ro organizado por Sam­sung y So­cio­lab.

Una apli­ca­ción mó­vil re­sul­tó ser la for­ma más rá­pi­da y fá­cil de pro­po­ner una so­lu­ción pa­ra re­ci­clar y ayu­dar a cui­dar al me­dioam­bien­te; “más si se tie­ne en cuen­ta la im­por­tan­cia de la tec­no­lo­gía hoy en día”, agre­gó Nahia­ra Ca­ram.

La apli­ca­ción se creó a tra­vés la pá­gi­na web App In­ven­tor 2 que per­mi­te la pro­gra­ma­ción me­dian­te blo­ques. Con la ayuda de la pro­fe­so­ra de ro­bó­ti­ca San­dra Sal­vá­ti­co, los chi­cos di­se­ña­ron y tes­tea­ron el pro­to­ti­po tan­to pa­ra ta­ble­tas co­mo pa­ra ce­lu­la­res con sis­te­ma ope­ra­ti­vo An­droid. “La idea es que la apli­ca­ción pue­da sa­lir al mer­ca­do”, ale­gó Mus­so.

El uso de la he­rra­mien­ta es muy sen­ci­llo. El usua­rio so­lo ne- ce­si­ta ha­cer­se un per­fil y sin­cro­ni­zar sus da­tos con una cuen­ta de Goo­gle. Lue­go pue­de in­di­car qué es lo que quie­re re­ci­clar (por ejem­plo, una compu­tado­ra, un ce­lu­lar, una he­la­de­ra u otro apa­ra­to) pa­ra po­ner­se en con­tac­to con las em­pre­sas en­car­ga­das del re­ci­cla­je. La app tam­bién sir­ve co­mo guía de ser­vi­cio de los lu­ga­res es­pe­cia­les pa­ra el de­pó­si­to de es­tos ma­te­ria­les.

So­lu­cio­nes me­dioam­bien­ta­les

Sam­sung, en alian­za con So­cia­lab, pro­mue­ve es­te con­cur­so pa­ra re­unir ideas in­no­va­do­ras con im­pac­to so­cial rea­li­za­das por es­tu­dian­tes de cen­tros edu­ca­ti­vos pú­bli­cos del país.

En So­cia­lab se en­tien­de que es­te con­cur­so invita a los jóvenes a pa­rar­se a pen­sar qué as­pec­tos de su en­torno pue­den me­jo­rar y qué so­lu­cio­nes, co­mo par­te de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va y so­cial, pue­den brin­dar.

Los jóvenes de Car­me­lo en­ten­die­ron que la ob­so­les­cen­cia pro­gra­ma­da de los apa­ra­tos tec­no­ló­gi­cos y el des­co­no­ci­mien­to de la po­bla­ción res­pec­to a su dis­po­si­ción fi­nal pre­sen­ta­ba un pro­ble­ma pa­ra la ciu­dad. Es­tos dis­po­si­ti­vos emi­ten to­xi­nas que des­tru­yen la ca­pa de ozono y pro­vo­can una gran con­ta­mi­na­ción de sue­lo y cur­sos de agua, así co­mo tam­bién tie­nen un im­pac­to ne­ga­ti­vo en la sa­lud. El pro­ble­ma de la cre­cien­te can­ti­dad de ba­su­ra elec­tró­ni­ca ge­ne­ra­da en el pla­ne­ta no es so­lo me­dioam­bien­tal, sino tam­bién eco­nó­mi­co. Un in­for­me de Na­cio­nes Uni­das se­ña­ló que los 41,8 mi­llo­nes de to­ne­la­das de equi­pos elec­tró­ni­cos y eléc­tri­cos ti­ra­dos a la ba­su­ra en 2014 con­te­nían pre­cio­sos re­cur­sos, co­mo oro y otros mi­ne­ra­les, por va­lor de US$ 52.000 mi­llo­nes.

Es­tá en la vo­lun­tad de los es­tu­dian­tes lle­var a las tien­das de apli­ca­cio­nes ofi­cia­les su ser­vi­cio tec­no­ló­gi­co. “No­so­tros cree­mos en que el pro­yec­to pue­da fun­cio­nar, in­clu­so te­ne­mos el apo­yo de la al­cal­de­sa de Car­me­lo (Ali­cia Es­pín­do­la) pa­ra con­ti­nuar con es­ta ini­cia­ti­va”, con­clu­yó Olia­ri.

En es­te ru­bro ya exis­te Dón­de Re­ci­clo UY, dis­po­ni­ble pa­ra sis­te­mas ope­ra­ti­vos An­droid e IOS, y en la web, que per­mi­te ac­ce­der a un ma­pa geo­lo­ca­li­za­do don­de el usua­rio pue­de ver los di­fe­ren­tes ti­pos de con­te­ne­do­res de re­si­duos y qué se pue­de de­po­si­tar en ca­da uno. La in­for­ma­ción abar­ca a to­do el país y per­mi­te bus­car por el ti­po de material que se quie­re re­ci­clar. l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.