El emo­ji de la ca­tás­tro­fe aé­rea

Un gru­po de ae­ro­puer­tos de EEUU al­zó su voz con­tra el sím­bo­lo al con­si­de­rar­lo in­co­rrec­to

El Observador Fin de Semana - Cromo - - CHECK IN XXXXXXX SÁBSAÁDOB1A0D 1A 1 EDMEBR -

Ca­da vez más, los pe­que­ños di­bu­jos del te­cla­do de emo­jis se in­cor­po­ran a nues­tros có­di­gos de co­mu­ni­ca­ción. Pe­ro no siem­pre es­tas imá­ge­nes re­pre­sen­tan fiel­men­te la reali­dad. Un ejem­plo es el emo­ti­cón del ate­rri­za­je de un avión por el que un gru­po de ae­ro­puer­tos al­zó su voz.

¿Una ima­gen va­le más que mil pa­la­bras? Pue­de ser, pe­ro en al­gu­nos ca­sos es­tá equi­vo­ca­da. A ve­ces, al re­cu­rrir a es­ta má­xi­ma de la ilus­tra­ción grá­fi­ca, na­die re­pa­ra cier­tos as­pec­tos que en la vi­da real po­drían ser ca­tas­tró­fi­cos.

El emo­ji del ate­rri­za­je mues­tra un ae­ro­plano des­cen­dien­do con el mo­rro ha­cia aba­jo en 45 gra­dos. Un gra­ve error, de­nun­ció el ae­ro­puer­to es­ta­dou­ni­den­se de Da­llas-fort Worth: “Ama­mos los nue­vos emo­jis, @ uni­co­de (la or­ga­ni­za­ción que tra­ba­ja por la es­tan­da­ri­za­ción in­ter­na­cio­nal del soft­wa­re, in­clui­dos los emo­jis). Es­ta­mos con­ten­tos de ver un can­gu­ro, pe­ro ¿ po­de­mos ha­blar del ate­rri­za­je? En nom­bre de #Air­portt­wit­ter y pi­lo­tos de to­dos la­dos, nos gus­ta­ría pe­dir un cam­bio en el án­gu­lo”, bro­meó el ae­ro­puer­to en su cuen­ta de Twit­ter ofi­cial.

Jun­to al men­sa­je, una pla­ca grá­fi­ca mues­tra el emo­ji aho­ra y co­mo ellos creen que de­be­ría ser de for­ma co­rrec­ta. En efec­to, los avio­nes al to­car la pis­ta no lo ha­cen en la po­si­ción que aho­ra se pue­de ver en los ce­lu­la­res. En su lu­gar, el avión ten­dría que es­tar ca­si ho­ri­zon­tal, con la na­riz le­ve­men­te in­cli­na­da ha­cia arri­ba.

Si un avión ate­rri­za­ra co­mo en el di­bu­jo, co­li­sio­na­ría con­tra la pis­ta. Qui­zás por ese mo­ti­vo, otros ae­ro­puer­tos im­por­tan­tes se­cun­da­ron la pro­pues­ta de Da­llas. El Miami In­ter­na­tio­nal pu­bli­có un GIF de la can­tan­te Mel B con vehe­men­cia di­cien­do “¡Sí!” en res­pues­ta. El Ae­ro­puer­to Na­cio­nal Ro­nald Rea­gan en Wa­shing­ton, DC, pu­bli­có un GIF si­mi­lar de la ac­triz Meryl Streep.

Sin em­bar­go, no pa­re­ce que va­ya a cam­biar el sím­bo­lo. “Es­toy se­gu­ro de que DFW so­lo se es­tá di­vir­tien­do un po­co en Twit­ter y sé que si el emo­ji de lle­ga­da del avión se pa­re­ce más al emo­ji de par­ti­da del avión se­ría un po­co inú­til”, di­jo el je­fe de emo­ji de Emo­ji­pe­dia y vi­ce­pre­si­den­te de Uni­co­de, Je­remy Bur­ge, a la CBS.

En el si­tio web de Emo­ji­pe­dia, el emo­ji se des­cri­be co­mo: “Un avión que se apro­xi­ma a una pis­ta pa­ra ate­rri­zar. Ge­ne­ral­men­te se mues­tra de iz­quier­da a de­re­cha, con la par­te fron­tal del avión orien­ta­da ha­cia el sue­lo en una po­si­ción que pue­de pro­vo­car un cho­que si se in­ten­ta en el mun­do real”.

Se­gún el si­tio, el sím­bo­lo era par­te de la ver­sión 7.0 de Uni­co­de, co­mo uno de los 250 ca­rac­te­res pro­pues­tos pa­ra su apro­ba­ción. Fue agregado en 2015.

Ca­da pla­ta­for­ma re­pre­sen­ta el emo­ji li­ge­ra­men­te di­fe­ren­te. Sam­sung tie­ne un di­se­ño más bien exa­ge­ra­do, mien­tras que la ver­sión de What­sapp pa­re­ce ser la más rea­lis­ta.

“Al fi­nal, to­do de­pen­de de la pre­fe­ren­cia per­so­nal de si un emo­ji de­be prio­ri­zar la pre­ci­sión del mun­do real o trans­mi- tir un con­cep­to”, di­jo Bur­ge. Y aña­dió: “Si pue­de ha­cer am­bas co­sas, ¡es in­clu­so me­jor!”

Otras po­lé­mi­cas

La po­lé­mi­ca se sus­ci­tó tras el lan­za­mien­to de los nue­vos emo­jis en el te­cla­do de los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les de Ap­ple. In­clu­yen nue­vas ca­ras, más fru­tas, un mi­cro­bio, un pie y ob­je­tos co­mo ovi­llos de la­na o ima­nes. Tam­bién ani­ma­les co­mo lla­mas, can­gu­ros o cis­nes.

El emo­ji del avión no fue el úni­co, nue­vo o vie­jo, que ha cau­sa­do con­tro­ver­sia. Uno de los nue­vos se lla­ma Woozy Fa­ce que apa­re­ce con los ojos en­tre­ce­rra­dos y la bo­ca tor­ci­da, que ven­dría a re­pre­sen­tar una ca­ra “in­dis­pues­ta” pe­ro los usua­rios han ca­ta­lo­ga­do co­mo “ca­ra de bo­rra­cho”, en­tre otras op­cio­nes.

Tam­bién ha si­do po­lé­mi­ca la in­clu­sión de la to­na­li­dad pe­li­rro­ja. Los pe­li­rro­jos es­ta­ban fe­li­ces de ser re­co­no­ci­dos con un emo­ji pa­ra ellos has­ta que se die­ron cuen­ta de que so­lo hay un per­so­na­je con el pe­lo ro­jo, a di­fe­ren­cia de las otras op­cio­nes de co­lor de ca­be­llo, que se pue­den usar en mu­chas ca­ras di­fe­ren­tes. (Ba­sa­do en Sput­nik) l

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.