El gol­pe a ocho ki­ló­me­tros por ho­ra

Jó­ve­nes de la UTU de Toledo cons­tru­ye­ron un si­mu­la­dor de cho­ques pa­ra el pro­gra­ma Apren­der To­dos de Cei­bal; cien­tos de per­so­nas lo pro­ba­ron y fue do­na­do a la lo­ca­li­dad

El Observador Fin de Semana - Cromo - - SÁBADO 10 DOMINGO 11 NOVIEMBRE 2018 “LA REACCIÓN D - LU­CÍA DI IO­RIO Es­pe­cial pa­ra CRO­MO

Jó­ve­nes de la UTU de Toledo cons­tru­ye­ron el pri­mer si­mu­la­dor de cho­ques ope­ra­ti­vo del de­par­ta­men­to de Ca­ne­lo­nes con el ob­je­ti­vo de sen­si­bi­li­zar a la co­mu­ni­dad so­bre la se­gu­ri­dad vial.

El pro­yec­to for­ma par­te del pro­gra­ma Apren­der To­dos de Cei­bal que bus­ca que los es­tu­dian­tes pro­pon­gan ideas re­la­cio­na­das con su lo­ca­li­dad. De es­ta ma­ne­ra, los jó­ve­nes de­tec­ta­ron que su co­mu­ni­dad no era cons­cien­te de las re­glas bá­si­cas so­bre se­gu­ri­dad vial. Ca­ne­lo­nes pre­sen­ta una al­ta ta­sa de mor­ta­li­dad por si­nies­tros de trán­si­to: se­gún da­tos de la Uni­dad Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Vial ( Una­sev), en 2017 se re­gis­tró una ta­sa de 17,4 muer­tos ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes.

“Se nos ocu­rrió es­ta idea por­que vi­mos que en la ca­lle hay muy po­ca se­gu­ri­dad y que­ría­mos ver si po­día­mos ha­cer que las per­so­nas se con­cien­ti­cen”, ex­pli­có a Cro­mo Adrián Sil­ve­ra, in­te­gran­te del pro­yec­to. Los alum­nos veían que las per­so­nas no usa­ban cin­tu­rón o que via­ja­ban de a cua­tro pa­sa­je­ros en una mo­to. Por eso, an­tes de cons­truir el si­mu­la­dor de cho­ques, en­tre­vis­ta­ron a ha­bi­tan­tes pa­ra sa­ber si eran cons­cien­tes del pe­li­gro que su­po­ne no res­pe­tar las re­glas de trán­si­to. “Un ac­ci­den­te no es una bro­ma”, afir­mó Sil­ve­ra.

Así los es­tu­dian­tes le pro­pu­sie­ron a sus pro­fe­so­res de Me­cá­ni­ca y Fí­si­ca, en­tre otros, la idea de ha­cer un si­mu­la­dor pa­ra que to­do aquel que lo pro­ba­ra pu­die­ra ex­pe­ri­men­tar el gol­pe de con­ten­ción del cin­tu­rón de se­gu­ri­dad so­bre el cuer­po que se pro­du­ce al de­te­ner brus­ca­men­te un vehícu­lo.

Ade­más de la ayu­da de los pro­fe­so­res –las re­fe­ren­tes fue­ron Ro­sa Ál­va­rez y Ale­jan­dra Ber­mú­dez–, tam­bién re­ci­bie­ron el apo­yo de Una­sev. “Les die­ron a los jó­ve­nes dos char­las en el cen­tro pa­ra po­der brin­dar­les co­no­ci­mien­to so­bre se­gu­ri­dad vial y so­bre có­mo rea­li­zar el si­mu­la­dor”, co­men­tó Ál­va­rez.

Los fie­rros

Un cha­sis, un cin­tu­rón de se­gu­ri­dad, un asien­to de un au­to y el res­to de los ma­te­ria­les com­pra­dos gra­cias a la ayu­da eco­nó­mi­ca del al­cal­de de Toledo, Ál­va­ro Gó­mez. To­do es­to con­for­ma el si­mu­la­dor. “Em­pe­za­mos a jun­tar fie­rros pa­ra ver có­mo lo ha­cía­mos, ya que no ha­bía mu­cha in­for­ma­ción al res­pec­to”, ex­pli­có Mar­tín Cam­pi­glia, pro­fe­sor de Me­cá­ni­ca. Cor­tar esos fie­rros y sol­dar­los fue la ta­rea de los jó­ve­nes pa­ra po­ner en mar­cha el pro­yec­to en tan so­lo seis me­ses. Tam­bién se tu­vo que tra­ba­jar en el torno y re­sol­ver la par­te elec­tro­téc­ni­ca en el ta­ble­ro de elec­tri­ci­dad. La ba­se por don­de se des­li­za el asien­to de au­to­mó­vil es­tá ubi­ca­da so­bre el cha­sis en un so­por­te de hie­rro con una pen­dien­te des­cen­dien­te. Una vez que la per­so­na se su­be al si­mu­la­dor y se co­lo­ca el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad, con una cuer­da los jó­ve­nes ti­ran el asien­to pa­ra atrás.

“Por la gra­ve­dad la si­lla re­co­rre to­da la ba­se en for­ma des­cen­den­te a ocho ki­ló­me­tros por ho­ra y cuan­do lle­ga al fi­nal pa­ra en un gol­pe se­co”, ex­pli­có Sil­ve­ra. Y agre­gó que si el gol­pe a ocho ki­ló­me­tros es no­to­rio, el ob­je­ti­vo del gru­po es que las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.