Cui­da­do de la piel

El Observador Fin de Semana - Luces - - Estilo -

Nun­ca me lim­pio la ca­ra en las ma­ña­nas. Mi abue­la me en­se­ñó que por la no­che tu piel re­po­ne to­das las co­sas que per­dis­te durante el día. Ade­más, si me la­vé muy bien por la no­che, ¿por qué es­ta­ría su­cia cuan­do me le­van­to? Lo que pa­sa es que las em­pre­sas quie­ren que uti­li­ces más pro­duc­tos. Me la­vo con agua de ro­sas que es muy sua­ve y re­vi­ta­li­za la piel. Des­pués me pon­go hu­mec­tan­te. Ten­go un acei­te de mi lí­nea que me en­can­ta. No me pon­go blo­quea­dor so­lar a me­nos que va­ya a es­tar ex­pues­ta al sol to­do el día. ¿Por qué? Creo que los quí­mi­cos de los blo­quea­do­res no son bue­nos pa­ra la piel. Me pa­re­ce que so­lo hay que usar­los cuan­do los ne­ce­si­tas.

Por la no­che me des­ma­qui­llo con acei­te de co­co. Des­pués uti­li­zo el agua de ro­sas pa­ra eli­mi­nar los re­si­duos. Pue­des apli­car el agua de ro­sas con una toa­lla ca­lien­te (si quie­res me­te la toa­lla en el mi­cro­on­das) pa­ra crear un po­co de va­por. Des­pués uso un lim­pia­dor de man­za­ni­lla y me en­jua­go con agua fría. Tam­bién ten­go una mas­ca­ri­lla co­mes­ti­ble de Jui­ce Ge­ne­ra­tion con flor de Ja­mai­ca que a ve­ces uso. O pue­des ha­cer una al mez­clar un po­co de ave­na con agua o le­che de al­men­dra y al­go de miel. La de­jas re­po­sar y ob­tie­nes un lim­pia­dor muy bueno que sua­vi­za tu piel.

Sin em­bar­go, no me ex­ce­do con la ex­fo­lia­ción. Si lo ha­ces muy se­gui­do tu piel se ve­rá bien durante un tiem­po, pe­ro no fun­cio­na a lar­go pla­zo. Veo a mu­chas mujeres en Los Án­ge­les que se han ex­fo­lia­do tan­to que su piel bri­lla. Uti­li­zo una mez­cla de sue­ros y acei­tes de­pen­dien­do del es­ta­do de mi piel ese día. Me en­can­ta el suero Grand Mi­llé­si­me de Bio­lo­gi­que Re­cher­che o tam­bién uti­li­zo el Pré­cieux de An­ne Se­mo­nin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.