Des­de Ru­sia con amor

Se edi­ta en es­pa­ñol Glo­ria, de Vla­di­mir Na­bo­kov, una no­ve­la en cla­ve au­to­bio­grá­fi­ca que des­ta­ca por su de­pu­ra­do es­ti­lo y por las aven­tu­ras que co­rre el pro­ta­go­nis­ta

El Observador Fin de Semana - Luces - - Libros - AN­DRÉS RICCIARDULLI Es­pe­cial pa­ra El Ob­ser­va­dor

Se aso­cia siem­pre el nom­bre de Na­bo­kov a su no­ve­la más fa­mo­sa y es­can­da­lo­sa, Lo­li­ta, lle­va­da al cine en va­rias opor­tu­ni­da­des con ma­yor o me­nor acier­to. En ella se cuen­ta, a gran­des ras­gos, la his­to­ria de un amor prohi­bi­do en­tre un hom­bre ma­du­ro y una ado­les­cen­te. Tras la pu­bli­ca­ción del li­bro, la po­lé­mi­ca, mu­chas ve­ces si­nó­ni­mo de éxi­to, trans­for­mó al escritor ru­so na­cio­na­li­za­do es­ta­dou­ni­den­se en una fi­gu­ra de re­fe­ren­cia.

Pe­ro lo cier­to es que más allá de esa cum­bre li­te­ra­ria, Na­bo­kov fue siem­pre un escritor de fus­te, con tex­tos an­te­rio­res y pos­te­rio­res a Lo­li­ta de enor­me va­lía. No­ve­las co­mo Ada o el ar­dor, Pá­li­do fue­go o

La dá­vi­da, son un cla­ro ejem­plo del ta­len­to de es­te hom­bre de in­te­lec­to su­pe­rior, que fue tam­bién crí­ti­co li­te­ra­rio, pro­fe­sor, experto en ma­ri­po­sas (un par lle­van su ape­lli­do) y en aje­drez, don­de des­ta­có co­mo crea­dor de in­ge­nio­sos pro­ble­mas.

Glo­ria, que aho­ra se tra­du­ce al es­pa­ñol, reúne to­das las vir­tu­des li­te­ra­rias de Na­bo­kov a pe­sar de que se tra­ta de una obra de ju­ven­tud, es­cri­ta ori­gi­nal­men­te en ru­so. Per­te­ne­ce al ci­clo de nue­ve no­ve­las que es­cri­bió cuan­do deam­bu­ló por Eu­ro­pa, an­tes de te­ner que huir del con­ti­nen­te an­te el as­cen­so del na­zis­mo.

Am­bien­ta­da en 1924, la no­ve­la cuen­ta el via­je ini­ciá­ti­co del jo­ven Mar­tin Edel­weiss, que tras el di­vor­cio de sus pa­dres y la pos­te­rior muerte de su pro­ge­ni­tor, par­te ha- cia Eu­ro­pa con su ma­dre, pri­me­ro a Sui­za y des­pués a In­gla­te­rra, don­de es­tu­dia­rá en Cam­brid­ge.

Los pri­me­ros ca­pí­tu­los son sen­sa­cio­na­les, un ma­nual de có­mo em­pe­zar un no­ve­la y po­ner en mar­cha al lec­tor, que asis­te con asom­bro a un jue­go de ma­gia, que lo ha­ce ver con cla­ri­dad co­sas que no son cier­tas e in­tuir otras, que pa­re­cen ve­la­das.

En 20 pá­gi­nas Na­bo­kov ofre­ce más información que otros en 500. Se co­no­ce la es­tir­pe de la fa­mi­lia, có­mo son el pa­dre y la ma­dre, la re­la­ción del ma­tri­mo­nio, la rup­tu­ra con­yu­gal, la ago­nía del hom­bre y el arre­pen­ti­mien­to de la mu­jer an­te su muerte. Pe­ro tam­bién, y no me­nos im­por­tan­te, to­do lo que le pa­sa

por den­tro a Mar­tin, un mu­cha­cho sin nin­gún ta­len­to en es­pe­cial pe­ro do­ta­do de una sen­si­bi­li­dad par­ti­cu­lar que lo ha­ce siem­pre ca­mi­nar ha­cia ade­lan­te, por más que no vea la sa­li­da del tú­nel.

Ya en In­gla­te­rra, Mar­tin co­no­ce­rá a Sonia (que se lla­ma igual que su ma­dre pa­ra de­lei­te de la crí­ti­ca psi­coa­na­lis­ta) de quien se enamo­ra al ins­tan­te a pe­sar de que ella, a lo lar­go de to­da la no­ve­la, lo de­ni­gra cons­tan­te­men­te aun­que tam­bién le per­mi­te al­gún be­so de tan­to en tan­to.

Tam­bién ha­rá amis­tad con un par de com­pa­ñe­ros y con un pro­fe­sor experto en Ru­sia, Ar­chi­bald Moon, que re­sul­ta im­pa­ga­ble por la ca­rac­te­ri­za­ción del per­so­na­je y por el ju­go que le sa­ca Na­bo­kov, que lo des­tra­ta cuan­do se da cuen­ta de que es un fa­ná­ti­co, que so­lo lo quie­re a Mar­tin pa­ra exa­mi­nar­lo co­mo a un es­pé­ci­men tí­pi­co de la so­cie­dad ru­sa de en­to­nes.

Es su­bli­me cuan­do Na­bo­kov na­rra có­mo Mar­tin hu­ye de­fi- ni­ti­va­men­te de ese ma­niá­ti­co, fran­ca­men­te asus­ta­do cuan­do co­mien­zan a re­pe­tir­se, por las no­ches, unos dé­bi­les gol­pes en la puer­ta de su cuar­to de in­terno, que cla­ra­men­te in­si­núan la bús­que­da de al­go más por par­te del ve­te­rano pro­fe­sor.

Lue­go, co­mo con­fie­sa el pro­pio Na­bo­kov en el pró­lo­go de es­ta edi­ción, no pa­sa na­da de­ma­sia­do des­ta­ca­ble, sal­vo el plan des­ca­be­lla­do que idea Mar­tin pa­ra re­gre­sar a Ru­sia y así im­pre­sio­nar a Sonia. En ca­da pá­gi­na de es­ta no­ve­la sen­ci­lla, pe­ro su­ma­men­te agra­da­ble de leer, hay una lec­ción de sa­bi­du­ría li­te­ra­ria. La pro­sa es mag­ní­fi­ca. Y el li­bro, so­lo por eso, ya va­le la pe­na. •

En ca­da pá­gi­na de es­ta no­ve­la sen­ci­lla, pe­ro su­ma­men­te agra­da­ble de leer, hay una lec­ción de sa­bi­du­ría li­te­ra­ria

GLO­RIA DE: Vla­di­mir Na­bo­kov EDITORIAL: Ana­gra­ma PÁ­GI­NAS: 262 PRE­CIO: $ 690

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.