Co­lla­ges del bien y el mal en el EAC

El ar­tis­ta uru­gua­yo Juan Bur­gos ex­po­ne seis co­lla­ges de al­to im­pac­to en el Es­pa­cio de Ar­te Con­tem­po­rá­neo de la ex cár­cel de Mi­gue­le­te

El Observador Fin de Semana - Luces - - Portada - CA­MI­LA CI­BILS twit­ter.com/Ca­mi­la_Ci­bils

Otras obras de T29

Cuan­do un ángel des­con­so­la­do, un de­mo­nio en cuer­po de sátiro, dos ofi­ci­nis­tas y un su­per hé­roe co­man­dan­do un cohe­te con­vi­ven en una es­ce­na se­mi apo­ca­líp­ti­ca, es di­fí­cil no que­dar­se atra­pa­do en la con­tem­pla­ción y lec­tu­ra de lo que pa­sa allí. La des­crip­ción co­rres­pon­de a la obra Um­bral del uru­gua­yo Juan Bur­gos, ex­pues­ta co­mo par­te de la Tem­po­ra­da 29 del Es­pa­cio de Ar­te Con­tem­po­rá­neo, EAC.

El co­lla­ge en ba­se a imá­ge­nes pre­con­ce­bi­das atra­pa al vi­si­tan­te por ge­ne­rar uni­ver­sos im­pen­sa­dos. La unión de lo di­fe­ren­te y ex­tra­ño pue­de lo­grar un al­to gra­do de fa­mi­lia­ri­dad y has­ta fas­ci­na­ción.

El ar­tis­ta uru­gua­yo lle­va años ge­ne­ran­do es­tas com­po­si­cio­nes me­dian­te el pro­ce­so del re­cor­te y pe­gue. Pe­ro no es to­do tan li­neal. Pa­ra per­pe­tuar la du­ra­ción de la obra y em­pa­re­jar la in­ten­si­dad del co­lor, Bur­gos fo­to­co­pia las ima­ge­nes que to­ma de li­bros y pu­bli­ca­cio­nes. Nin­gu­na, ase­gu­ra Bur­gos, es ba­ja­da de in­ter­net.

La muer­te y la fuer­za de lo inevi­ta­ble es el leit mo­tiv de Ci­ta en Sa­ma­rra, ex­pues­ta en el EAC en la ex cár­cel de Mi­gue­le­te, que con­sis­te en seis co­lla­ges de gran ta­ma­ño.

Una le­yen­da po­pu­lar ára­be cuen­ta la his­to­ria de un hom­bre que, muy asus­ta­do por en­con­trar­se con la muer­te en una fe­ria, le pi­de el ca­ba­llo pres­ta­do a su pa­trón y hu­ye a la ciu­dad de Sa­ma­rra. Cuan­do el pa­trón fi­nal­men­te se cru­za con el te­mi­do per­so­na­je, le pre­gun­ta por qué asus­tó a su peón. La muer­te di­ce: “me asom­bró ver­lo aquí en Bag­dad, por­que ten­go una ci­ta con él es­ta no­che en Sa­ma­rra”.

Es así que lo en­ga­ño­so del li­bre al­be­drío y lo que el ser hu­mano no lle­ga a con­tro­lar por más que in­ten­te ins­pi­ra­ron es­tas seis es­ce­nas con­tun­den­tes e im­pac­tan­tes en los mu­ros de una ex cel­da car­ce­la­ria

con­ver­ti­da en es­pa­cio de ar­te.

Las imá­ge­nes re­cor­ta­das por Bur­gos pa­ra es­te fes­tín vi­sual pro­vie­nen de mun­dos tan le­ja­nos en­tre sí co­mo li­bros de bo­tá­ni­ca y de ar­te con­tem­po­rá­neo, de ar­te sa­cro y de bor­da­dos im­pe­ria­les chi­nos, de cuen­tos in­fan­ti­les y de ar­te eró­ti­co, de afi­ches de ilu­sio­nis­mo y vie­jos car­te­les de ca­te­que­sis, en­tre otras co­sas. In­clu­so un par­che tex­til de una ca­la­ve­ra con ro­sas es la ca­be­za de una cria­tu­ra en­ca­de­na­da en La lla­ve del abis­mo.

La téc­ni­ca del co­lla­ge es uti­li­za­da por Bur­gos con ex­tre­ma per­fec­ción por­que ca­da ima­gen es pe­ga­da so­bre el re­cor­te de su si­lue­ta en la ca­pa an­te­rior, se­gún ex­pli­ca el ar­tis­ta y di­rec­tor de la Fun­da­ción de Ar­te Con­tem­po­rá­neo FAC, Fer­nan­do Lo­pez La­ge, en el tex­to cu­ra­to­rial.

El re­sul­ta­do: cua­dros que mues­tran un ba­rro­co con­tem­po- rá­neo úni­co y que no es fre­cuen­te en las ex­po­si­cio­nes lo­ca­les. La úl­ti­ma mues­tra in­di­vi­dual de Bur­gos fue en Chi­na ha­ce cua­tro años, co­mo par­te de una re­si­den­cia en la Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de Tian­jin. Ha­bía par­ti­ci­pa­do en al­gu­nas co­lec­ti­vas en los úl­ti­mos años en el Mu­seo Bla­nes y el Cen­tro de ex­po­si­cio­nes Sub­te, por lo que Ci­ta en Sa­ma­rra mar­ca un re­gre­so y una opor­tu­ni­dad pa­ra quien no ha­ya vis­to un des­plie­gue del ar­tis­ta a es­ta es­ca­la des­pués del re­cor­da­do mu­ral enor­me con el que par­ti­ci­pó de la pri­me­ra Bie­nal de Mon­te­vi­deo.

Na­ci­do en Du­razno ha­ce 54 años, cria­do en Mon­te­vi­deo, Bur­gos se de­fi­ne co­mo au­to­di­dac­ta, aun­que pa­só por las au­las del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Be­llas Ar­tes y el Ins­ti­tu­to Stras­ser. Lue­go de ga­nar el Pre­mio Paul Cé­zan­ne de la Em­ba­ja­da de Fran­cia en el 2000 creó en Pa­rís imá­ge­nes pa­ra la mí­ti­ca com­pa­ñía de dan­za DCA-Philippe De­co­uflé.

Su víncu­lo con la es­té­ti­ca asiá­ti­ca es vi­si­ble en los bor­da­dos que apa­re­cen en las com­po­si­cio­nes de es­ta nue­va mues­tra pe­ro se re­mon­ta a mu­cho tiem­po atrás. En 2007 in­ves­ti­gó la es­té­ti­ca de los posters de pro­pa­gan­da en Bei­jing, gra­cias a una be­ca de Ca­sa Asia Bar­ce­lo­na. Y uno de los má­xi­mos lo­gros de su ca­rre­ra fue ex­po­ner en la 53ª Bie­nal de Ve­ne­cia.

Su es­ti­lo re­car­ga­do y de múl­ti­ples estímulos a la mi­ra­da se iden­ti­fi­can al nue­vo ba­rro­co la­ti­noa­me­ri­cano y res­pon­de a la co­rrien­te apro­pia­cio­nis­ta por­que re­cu­rre a imé­ge­nes pre­exis­ten­tes.

El co­lo­ri­do lla­ma, la fan­ta­sía y su de­co­ra­do fon­do atra­pan y lo gro­tes­co de las imá­ge­nes que ge­ne­ra con­mue­ven en es­ta sa­la del EAC don­de ex­po­ne Bur­gos. •

Um­bral (2017), por Juan Bur­gos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.