DI­BU­JOS FOR EXPORT

En pleno au­ge de la ilus­tra­ción na­cio­nal, sie­te ar­tis­tas lle­gan a la fe­ria de li­te­ra­tu­ra de Bo­log­na

El Observador Fin de Semana - Luces - - Portada - EMA­NUEL BREMERMANN @ema­bre­mer­mann

Da­ni Scharf le­van­tó el de­do y mi­dió –co­mo le ha­bían en­se­ña­do en cla­se de di­bu­jo– el edi­fi­cio. La me­di­da era más o me­nos la co­rrec­ta, pe­ro no ha­bía ma­ne­ra de que el tra­zo le que­da­ra bien. Otra vez, la lí­nea que­da­ba tor­ci­da. Re­so­pló. El hi­per­rea­lis­mo no era lo su­yo. Su tra­zo de­for­me no era el me­jor a la ho­ra de tras­la­dar los edi­fi­cios del plano fí­si­co al pa­pel. De se­gu­ro, el pro­fe­sor de di­bu­jo lo iba a mi­rar con los ojos de siem­pre. Con esa mi­ra­da que le de­cía que se de­di­ca­ra a otra co­sa.

En par­te, era cier­to. No era el peor de la cla­se, pe­ro tam­po­co el me­jor. Le gus­ta­ba di­bu­jar a su ma­ne­ra, usan­do co­lo­res fuer­tes, lí­neas des­pa­re­jas que mos­tra­ran su pro­pia vi­sión del mun­do. Igual, le se­guían di­cien­do que se de­di­ca­ra a otra co­sa. Por eso se me­tió en el di­se­ño grá­fi­co (egre­sa­do de la li­cen­cia­tu­ra de ORT) y en la pu­bli­ci­dad. Pe­ro des­pués, sin dar­se cuen­ta y sin aban­do­nar el lá­piz y el pa­pel, des­cu­brió que sus tra­zos po­dían se­guir re­glas pro­pias y, aún así, ser exi­to­sos. Po­dían co­mu­ni­car y gus­tar. Tras­cen­der.

Es­ta se­ma­na Da­ni Scharf via­jó a Bo­log­na, Ita­lia. No fue a pa­sear; lo lle­va­ron sus di­bu­jos. A sus 38 años es uno de los ilus­tra­do­res in­fan­ti­les más des­ta­ca­dos de Uru­guay.

Jun­to a co­le­gas lo­ca­les, Scharf par­ti­ci­pa­rá de la Fe­ria del Li­bro In­fan­til de Bo­log­na, la me­ca editorial de las pu­bli­ca­cio­nes pa­ra ni­ños y ado­les­cen­tes. A Bo­log­na no se va a mi­rar li­bros ni a com­prar: se va a tra­ba­jar. Allí los au­to­res se reúnen con las edi­to­ria­les más im­por­tan­tes, ven­den de­re­chos de au­tor y co­no­cen el mer­ca­do editorial de pri­mer ni­vel.

Los uru­gua­yos van a Bo­log­na des­de ha­ce cua­tro años, cuan­do la Co­mi­sión Na­cio­nal de Artes Vi­sua­les del MEC creó el Pre­mio de Ilus­tra­ción de Li­te­ra­tu­ra In­fan­til y Ju­ve­nil que po­si­bi­li­ta al ga­na­dor ir a mos­trar su tra­ba­jo allí. Sin em­bar­go, por pri­me­ra vez dos au­to­res lo­ca­les fue­ron ele­gi­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te por la or­ga­ni­za­ción pa­ra for­mar par­te de la pro­gra­ma­ción. Uno de ellos es Scharf, el otro es Fran Cun­ha.

La elec­ción es una se­ñal de que la ilus­tra­ción in­fan­til uru­gua­ya pa­sa por un gran mo­men­to. Pre­sen­cia en el ex­te­rior, mues­tras es­pe­cia­li­za­das, una ge­ne­ra­ción en ebu­lli­ción y la aper­tu­ra editorial ha­cen del me­dio lo­cal un lu­gar atrac­ti­vo don­de, se­gún los pro­pios par­tí­ci­pes, “es­tán pa­san­do co­sas”.

Di­bu­jos co­la­bo­ra­ti­vos

Revalorización. Ese es el con­cep­to que sur­ge cuan­do se ha­bla de la si­tua­ción que atra­vie­sa la ilus­tra­ción in­fan­til en el país. La tra­di­ción es ex­ten­sa y los nom­bres que po­si­bi­li­ta­ron lo que aho­ra es­tá su­ce­dien­do son va­rios, pe­ro los di­bu­jan­tes de hoy ha­blan de que su ar­te es­tá re­to­man­do un va­lor que ha­bía per­di­do en el ca­mino.

“Des­de ha­ce al­gu­nos años hay una revalorización de la ilus­tra­ción, y es un re­fle­jo del mun­do. Acá, por la es­ca­la, se es­tá dan­do más len­to, pe­ro es­tán pa­san­do co­sas in­tere­san­tes. Hay una ge­ne­ra­ción muy bue­na en la que los ges­to­res cul­tu­ra­les y las edi­to­ria­les es­tán con­fian­do mu­cho”, di­jo Scharf.

Al­gu­nos nom­bres de esa ge­ne­ra­ción, ade­más de Scharf y Cun­ha, son Da­nie­la Be­ra­co­chea, Claudia Pre­zio­so (ga­na­do­ra del úl­ti­mo Pre­mio de Ilus­tra­ción In­fan­til), Lau­ra Ca­rras­co, Se­bas­tián San­ta­na (ga­na­dor del pre­mio Paul Ce­zán­ne de la Em­ba­ja­da de Fran­cia), Ma­tías Acos­ta, Al­fre­do So­der­guit (Ani­na), Ce­ci­lia Gar­diol, en­tre otros.

“Ca­da vez se to­man desafíos más gran­des y sa­len co­sas me­jo­res. El pre­mio ha lo­gra­do que ha­ya un pun­to de con­tac­to en­tre los ilus­tra­do­res y que se em­pie­ce a em­pu­jar muy fuer­te des­de allí”, ex­pli­có Cun­ha. “Tam­bién hay un in­te­rés muy fuer­te de los ilus­tra­do­res de apos­tar al apren­di­za­je co­mo fac­tor

“Ca­da vez se to­man desafíos más gran­des y sa­len co­sas me­jo­res” Fran Cun­ha ILUS­TRA­DOR URU­GUA­YO

prin­ci­pal de desa­rro­llo. Hay nue­vos cur­sos don­de se bus­ca pro­fe­sio­na­li­zar al res­to”, agre­gó.

Cun­ha se­rá el úni­co de la de­le­ga­ción que re­pe­ti­rá pre­sen­cia en Bo­log­na, da­do que en 2017 via­jó co­mo ga­na­dor del pre­mio de ilus­tra­ción.

“Ir me per­mi­tió di­men­sio­nar me­jor la in­dus­tria. Es muy fuer­te pa­ra po­der vi­sua­li­zar la im­por­tan­cia que tie­ne la ilus­tra­ción afue­ra. Ir es un em­pu­je muy fuer­te ha­cia nues­tra pro­fe­sio­na­li­za­ción”. Es­te año, Cun­ha pre­sen­ta­rá Un

día de ga­tos, un li­bro que se edi­tó en Ar­gen­ti­na ba­jo la editorial Del na­ran­jo, y Scharf lle­va­rá su obra Vi­da

de pe­rro. Jun­to a ellos es­ta­rán las ga­na­do­ras de la úl­ti­ma edi­ción del pre­mio (Pre­zio­so, Ca­rras­co y Sa­bri­na Pé­rez), Be­ra­co­chea, De­nis­se To­re­na y tam­bién Ce­ci­lia Ber­to­li­ni, del área de Artes Vi­sua­les del MEC y una de las im­pul­so­ras del pre­mio que per­mi­te ir has­ta allí.

“El sec­tor se ha po­ten­cia­do. Pa­ra no­so­tros apo­yar es­te ti­po de pro­yec­tos es in­tere­san­te, por­que el ilus­tra­dor es un ar­tis­ta que se vier­te muy fá­cil­men­te en la cul­tu­ra na­cio­nal y tie­ne una in­ci­den­cia im­por­tan­te in­ter­na­cio­nal­men­te. Ade­más, es un sec­tor muy co­la­bo­ra­ti­vo con el que es muy fá­cil tra­ba­jar. Es una co­mu­ni­dad que se mue­ve mu­cho”, di­jo Ber­to­li­ni. Ella ex­pli­có tam­bién que se bus­ca dar ma­yor vi­si­bi­li­dad a las ex­hi­bi­cio­nes que pa­san por la sa­las lo­ca­les.

Por ejem­plo, ha­ce muy po­co en las sa­las de la Di­rec­ción Na­cio­nal de Cul­tu­ra se inau­gu­ró una mues­tra de ilus­tra­do­ras de to­da Ibe­roa­mé­ri­ca, una idea que la di­se­ña­do­ra e ilus­tra­do­ra Ca­ro­li­na Cur­be­lo tra­jo des­de Mé­xi­co. La mues­tra es­ta­rá abier­ta has­ta el 13 de abril y nu­clea 50 ilus­tra­cio­nes lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les que ce­le­bran a la mu­jer.

Cur­be­lo, que creó el blog es­pe­cia­li­za­do Mi­rá Ma­má, ase­gu­ró que en Uru­guay el círcu­lo de la ilus­tra­ción se fue “aflo­jan­do” y hoy exis­te un mo­vi­mien­to que per­mi­te que se reali­cen ese ti­po de ac­ti­vi­da­des. “Em­pie­zan a apa­re­cer referentes. Si es­tás es­tu­dian­do di­se­ño o ilus­tra­ción, ves que hay gen­te que no es­tá su­mer­gi­da. El ta­len­to uru­gua­yo es­tá te­nien­do éxi­to”, di­jo.

El úl­ti­mo pi­lar que ayu­dó a con­so­li­dar la ilus­tra­ción en el mer­ca­do fue la in­dus­tria editorial. Em­pre­sas in­de­pen­dien­tes co­mo Cria­tu­ra o Kap­pa­ra­zón co­men­za­ron a apos­tar al di­bu­jo uru­gua­yo pa­ra ilus­trar sus ta­pas y con­tra­ta­pas. Da­ni Scharf, Ma­tías Acos­ta y Ce­ci­lia Gar­diol son al­gu­nos de los nom­bres que se han in­vo­lu­cra­do en es­tas edi­cio­nes.

“La ilus­tra­ción que­dó co­mo aña­di­do, y nos pa­re­cía una pe­na. Bus­ca­mos en­ton­ces re­des­cu­brir la im­por­tan­cia y el va­lor agre­ga­do del ilus­tra­dor”, ex­pli­có Mar­ti­na Se­ré, una de las so­cias de li­bre­ría Las Ka­ra­ma­zov y la editorial Kap­pa­ra­zón. “Nues­tra pro­pues­ta es que las pu­bli­ca­cio­nes, si es per­ti­nen­te y en la me­di­da de lo po­si­ble, siem­pre sean ilus­tra­das”.

Es­ta se­ma­na en Bo­log­na ha­brá pre­sen­cia uru­gua­ya. Son so­lo sie­te los ilus­tra­do­res que irán a ven­der de­re­chos y a mos­trar el mo­men­to que la ilus­tra­ción lo­cal es­tá vi­vien­do. Sin em­bar­go, en el círcu­lo to­dos sa­ben que el via­je es im­por­tan­te. Allá en Ita­lia, los la­zos –los tra­zos– que los en­via­dos for­ma­li­cen pue­den ter­mi­nar de con­fir­mar que, en cuan­to a ilus­tra­ción in­fan­til y ju­ve­nil, Uru­guay ter­mi­na de con­so­li­dar un sec­tor de exportación. Si bien to­da­vía hay di­fi­cul­ta­des –el mer­ca­do es pe­que­ño, fal­ta aper­tu­ra en los me­dios tra­di­cio­na­les– el pul­so de es­tos ar­tis­tas es lo su­fi­cien­te­men­te fuer­te pa­ra man­te­ner el lá­piz fir­me y con­ti­nuar desa­rro­llan­do un le­ga­do que co­men­zó bas­tan­te an­tes de que ellos co­men­za­ran a di­bu­jar.

ILUS­TRA­CIÓN: DA­NI SCHARF

De iz­quier­da a de­re­cha: di­bu­jos de Fran Cun­ha (el se­gun­do es de Un día de ga­tos) y Da­ni Scharf

DA­NI SCHARF

Vi­da de pe­rro es el pro­yec­to con el que via­ja­rá Da­ni Scharf.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.