Consejos po­si­bles pa­ra co­mer me­jor

El Observador Fin de Semana - Luces - - Portada - TAN VER­DE POR MAREN TORHEIM* TAN VER­DE

Si que­rés cui­dar­te, pe­ro tu ma­yor obs­tácu­lo es el tiem­po, no te­mas, no es ne­ce­sa­rio que sa­cri­fi­ques ho­ras sue­ño pa­ra po­der lo­grar un cam­bio real y ver re­sul­ta­dos.

Hay pe­que­ñas co­sas que po­dés ha­cer pa­ra su­bir tu ali­men­ta­ción de ni­vel es­ta mis­ma se­ma­na.

In­clu­so cuan­do es­ta­mos mo­ti­va­dos a cam­biar, cuan­do ra­cio­nal­men­te sa­be­mos lo bien que nos ha­ría ali­men­tar­nos de otra ma­ne­ra, y aun­que el fa­mo­so… “¿qué co­me­mos hoy?”, sea una car­ga enor­me, lo cier­to es que la gran ma­yo­ría de no­so­tros no te­ne­mos un plan. Nues­tra ali­men­ta­ción que­da a la de­ri­va del tiem­po y la ener­gía que nos en­cuen­tre en el mo­men­to de co­mer – sí, ahí cuan­do es­tás muer­to de hambre y ne­ce­si­tás ata­car al­go ya. Ele­gir can­sa­dos tien­de a ser la re­ce­ta pa­ra el desas­tre. Tú ya lo sa­bés.

¿Pe­ro có­mo ha­ce­mos pa­ra salir de es­te círcu­lo vi­cio­so y em­pe­zar a cui­dar­nos cuan­do real­men­te no te­ne­mos tiem­po?

Cinco consejos pa­ra per­so­nas ocu­pa­das

1. EMPEZÁ SUA­VE. Cuan­do es­ta­mos mo­ti­va­dos a cam­biar ten­de­mos a que­rer ha­cer to­do ya. Nos com­pra­mos cinco li­bros de co­ci­na, me­dia fe­ria eco­ló­gi­ca, to­dos los tup­pers nue­vos pa­ra la vian­da y lle­ga­mos a ca­sa ago­ta­dos an­tes de em­pe­zar. Si te pro­po­nés cam­bios ra­di­ca­les, de golpe, y sin orien­ta­ción, es muy pro­ba­ble que te can­ses rá­pi­do y ter­mi­nes lar­gan­do to­do. Pro­po­ne­te ser constante con al­go que ya sa­bés ha­cer, o me­jo­rar un há­bi­to que ya te­nés en vez de em­pe­zar uno nue­vo co­mo pri­mer me­di­da.

Por ejem­plo, si te que­dan bár­ba­ras las sopas de ver­du­ra, pro­po­ne­te ha­cer­la una vez a la se­ma­na y que te rin­da va­rios días.

2. LAVÁ LOS VER­DES. Pa­ra co­mer me­jor es fun­da­men­tal te­ner las co­sas a mano y fá­ci­les de usar. Así cuan­do lle­gás de no­che son cinco mi­nu­tos pa­ra pre­pa­rar la ce­na en vez de 30. Las en­sa­la­das son siem­pre una idea ge­nial pe­ro so­lo va a salir rá­pi­da si te­nés tus ver­des pre­la­va­dos.

Ha­ce­te la ru­ti­na de la­var esa le­chu­ga y esa rú­cu­la –mi­zu­na, mos­ta­za, ra­di­che­ta– ape­nas lle­gás de la fe­ria, o com­prá una op­ción pre­la­va­da cuan­do es­tás apu­ra­do. Hoy en día has­ta la fe­ria or­gá­ni­ca tie­ne op­cio­nes de ho­jas la­va­das pron­tas pa­ra usar.

3. CON­GE­LA­DOS. No hay na­da más des­alen­ta­dor que com­prar fru­ta con la de­ci­sión de que vas a co­mer me­jor, so­lo pa­ra ver­la pu­drir­se una se­ma­na des­pués. Por aho­ra tu me­jor al­ter­na­ti­va es la fru­ta con­ge­la­da.

No se te va a pa­sar, ya es­tá la­va­da y pi­ca­da, lis­ta pa­ra usar.

Si la vas a pre­pa­rar y con­ge­lar tú, pre­fe­rí fru­ta or­gá­ni­ca, lo­cal y de es­ta­ción.

La fru­ta con­ge­la­da es per­fec­ta pa­ra ha­cer­te un smoot­hie rá­pi­do o pa­ra usar por arri­ba de tu yo­gur o mues­li de la ma­ña­na. Te re­co­mien­do es­pe­cial­men­te los arán­da­nos, por­que des­pués de con­ge­lar­se sus an­ti­oxi­dan­tes es­tán más bio­dis­po­ni­bles.

4. UN POTE SE­MA­NAL. Al co­mien­zo de la se­ma­na siem­pre me ha­go un pote de qui­noa, mi­jo, cous­cous u otro car­bohi­dra­to sa­lu­da­ble. La ma­yo­ría du­ran unos cua­tro días en la he­la­de­ra.

Así ten­go siem­pre un re­cur­so pa­ra usar de guar­ni­ción o pa­ra “po­len­tear” una en­sa­la­da. Tip ex­tra: ser­vi­lo con un par de cu­cha­ra­das de se­mi­llas por arri­ba pa­ra lo­grar una pro­teí­na com­ple­ta (mix le­gu­mi­no­sas y ce­rea­les).

5. DO­BLE POR­CIÓN. Siem­pre que pre­pa­ro al­gún plato más ela­bo­ra­do ha­go do­ble por­ción y guar­do la se­gun­da en la he­la­de­ra o en el free­zer. No siem­pre te­ne­mos ga­nas de co­mer lo mis­mo al otro día, pe­ro con la op­ción del free­zer to­do se so­lu­cio­na.

Si so­bra más de una por­ción y la vas a free­zar, la cla­ve es guar­dar­las en di­fe­ren­tes po­tes, así sa­cás so­lo lo que ne­ce­si­tás. No hay na­da co­mo la tran­qui­li­dad de te­ner tu me­nú de op­cio­nes sa­ni­tas en el free­zer es­pe­rán­do­te.

*Au­to­ra de Có­mo co­mer sano pa­ra adel­ga­zar, coach nu­tri­cio­nal.

Los arán­da­nos fun­cio­nan muy bien con­ge­la­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.