Piz­za muz­za­re­lla en el So­lís

El Observador Fin de Semana - Luces - - Música -

••• El Fa­ta llo­ró. Se emo­cio­nó mien­tras can­ta­ba

Si us­ted quie­re, la can­ción que cie­rra su dis­co más re­cien­te, Otra ca­lle, y que se pre­sen­ta co­mo un diá­lo­go en­tre el can­tan­te y Dios, aun­que es­tá de­di­ca­da a sus dos hi­jos. Fa­bián Del­ga­do le pi­dió al gui­ta­rris­ta Guz­mán Men­da­ro, el úni­co mú­si­co que lo acom­pa­ña­ba, que si­guie­ra so­lo. “Da­le vos, Guz­mán, que es­toy emo­cio­na­do”, le di­jo.

“Hi­ci­mos his­to­ria”, le gri­tó Del­ga­do a la au­dien­cia que lle­nó la sa­la prin­ci­pal del So­lís. Y es que lo del Fa­ta fue un he­cho his­tó­ri­co den­tro de la mú­si­ca uru­gua­ya. No fue el pri­mer show de mú­si­ca tro­pi­cal en ese re­cin­to (Lu­cas Su­go fue un an­te­ce­den­te), pe­ro sí fue la lle­ga­da de la ple­na uru­gua­ya a la ca­sa de la al­ta cul­tu­ra mu­si­cal lo­cal. Que arri­ba de ese escenario so­na­ran los hits que Del­ga­do cons­tru­yó a lo lar­go de su ca­rre­ra fue sim­bó­li­co. An­tes del cie­rre se re­par­tie­ron bas­to­nes de lu­ces en to­do el tea­tro, que aca­bó bai­lan­do y en una fies­ta ma­yús­cu­la, co­mo si ade­más de un show en un tea­tro ele­gan­te se es­tu­vie­ra en pleno co­ti­llón de un ca­sa­mien­to. La des­pe­di­da fue con la se­gun­da pa­sa­da por Piz­za muz­za­re­lla y la fies­ta fue to­tal. Por­que si es­ta­ban los Fa­ta­les, no ha­bía mu­chas du­das de que la fies­ta iba a apa­re­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.