Mon­te­vi­deo, hoy y ma­ña­na

Die­go Ca­pan­de­guy –ar­qui­tec­to, do­cen­te y es­pe­cia­lis­ta en ur­ba­nis­mo– re­fle­xio­na so­bre los cam­bios que vi­vió la ca­pi­tal uru­gua­ya en lo que va del si­glo XXI

El Observador Fin de Semana - Luces - - Entrevista Arquitectura Y Ciudad -

Die­go Ca­pan­de­guy en el puen­te de Sar­mien­to, a unas cua­dras de su es­tu­dio y de la Fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra, Di­se­ño y Ur­ba­nis­mo. FO­TOS: D. BATTISTE

So­ñar Mon­te­vi­deo, dis­fru­tar Mon­te­vi­deo, va­lo­rar Mon­te­vi­deo; es pro­ba­ble que ca­da ha­bi­tan­te ten­ga una vi­sión úni­ca –y siem­pre par­cial– de la ca­pi­tal uru­gua­ya. Al­gu­nos, des­de la Aca­de­mia co­mo Ca­pan­de­guy, se de­di­can, tam­bién, a pen­sar, ob­ser­var y es­tu­diar Mon­te­vi­deo.

El ar­qui­tec­to no es ori­gi­nal en su víncu­lo con la ciu­dad. Di­ce que le gus­ta ca­mi­nar­la, que lo dis­fru­ta, que apro­ve­cha cuan­do tie­ne que ir, por ejem­plo, a Ca­rras­co pa­ra de­mo­rar­se un ra­to en la ram­bla. An­tes de des­glo­sar los cam­bios que ha vi­vi­do la ciu­dad des­de la lle­ga­da del si­glo XXI has­ta es­tos días di­ce que la trans­for­ma­ción real de es­tas ca­si dos dé­ca­das ha si­do de Uru­guay. Y así lo de­fien­de: “Cam­bió la ma­triz pro­duc­ti­va del país. Cam­bió el rol del sis­te­ma de ciu­da­des, al pun­to que mu­chas lo­ca­li­da­des em­pe­za­ron a cre­cer de nue­vo. Eso se ve en los equi­pa­mien­tos, en la fuer­te mo­to­ri­za­ción de par­te de la po­bla­ción ru­ral; cam­bió la cul­tu­ra de la mo­vi­li­dad, el trán­si­to pe­sa­do vin­cu­la­do a los com­mo­di­ties se ha in­ten­si­fi­ca­do mu­cho. Ha cam­bia­do el pai­sa­je; el mí­ti­co de pas­ti­za­les se ha re­du­ci­do mu­chí­si­mo. Apa­re­cie­ron mu­chas pe­que­ñas me­jo­ras en los cen­tros ur­ba­nos de to­do el país, so­bre to­do aque­llas que es­tán re­la­cio­na­das a las cuen­cas pro­duc­ti­vas más ac­ti­vas. Uru­guay cam­bió mu­cho más que Mon­te­vi­deo”.

He­cha la acla­ra­ción, Ca­pan­de­guy vuel­ve al eje prin­ci­pal de la char­la: la ca­pi­tal. “La ciu­dad man­tu­vo su per­fil es­truc­tu­ral. Ca­si no cre­ció en tér­mi­nos cuan­ti­ta­ti­vos, lo que sí tu­vo fue cam­bios cua­li­ta­ti­vos. Lo que ha­ce que si lo ves en com­pa­ra­ción a 10 o 12 años es otro Mon­te­vi­deo”.

El des­em­bar­co y cre­ci­mien­to de los cen­tros co­mer­cia­les, las nue- vas zo­nas de ofi­ci­nas, la lle­ga­da del trans­por­te de car­ga del in­te­rior del país, el em­pu­je que tu­vo el puer­to de Mon­te­vi­deo, el sur­gi­mien­to de nue­vas zo­nas que reúnen bue­na par­te de la pro­pues­ta de en­tre­te­ni­mien­to noc­turno, la mo­di­fi­ca­ción que ge­ne­ró en Goes el re­sur­gi­mien­to del Mer­ca­do Agrí­co­la; la ca­pi­tal uru­gua­ya se mue­ve y, aun­que lo ha­ga len­ta­men­te, se la no­ta viva. So­bre el cre­ci­mien­to, el cam­bio y la com­ple­ji­dad que eso trae con­si­go, re­fle­xio­nó el es­pe­cia­lis­ta en ur­ba­nis­mo. Es cier­to que hay más in­te­rés. Hay co­lec­ti­vos que le pres­tan más aten­ción y eso tie­ne que ver con la idea de la ciu­dad de­mo­crá­ti­ca que va avan­zan­do. Tam­bién es­tán las po­lí­ti­cas des­cen­tra­li­za­do­ras que han me­ti­do el te­ma. Por otro la­do, hay cam­bios en las sen­si­bi­li­da­des, hay más de­sidia, pe­ro ese fe­nó­meno tras­cien­de a Mon­te­vi­deo. La cues­tión es que des­de ha­ce me­dio si­glo se ha­bla del de­re­cho a la ciu­dad, esa idea la plan­teó el fi­ló­so­fo fran­cés Hen­ri Le­feb­vre. Tam­bién se da otro fe­nó­meno que se lla­ma sín­dro­me Nimby (por su si­gla en in­glés: not in my back yard; y en es­pa­ñol: no en mi pa­tio tra­se­ro). Uno de esos ejem­plos es: “Yo quie­ro te­ner el con­te­ne­dor o la pa­ra­da de óm­ni­bus a 150 me­tros de mi ca­sa, pe­ro no en fren­te a mi ca­sa”. Es un gran te­ma del ur­ba­nis­mo que se ve con asun­tos mu­chos más gran­des co­mo, por ejem­plo, dón­de co­lo­car la gran área de dis­po­si­ción de residuos só­li­dos me­tro­po­li­ta­nos. No se ha po­di­do re­sol­ver por­que las co­mu­ni­da­des lo­ca­les no lo desean. Eso es un dra­ma que te­nés en el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.