El re­torno de la Ru­ta 66

Icó­ni­ca du­ran­te mu­chas dé­ca­das vi­vió el aban­dono, pe­ro aho­ra re­sur­ge de la mano de tu­ris­tas que bus­can re­vi­vir sus le­yen­das pe­ro tam­bién sus ho­rro­res

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente… Ruta 66 - JOCELYNE ZABLITE

La Ru­ta 66 ha cau­ti­va­do por dé­ca­das la ima­gi­na­ción de via­je­ros de to­do el mun­do, ofre­cien­do un des­te­llo de una épo­ca le­ja­na en Es­ta­dos Uni­dos, cuan­do la gen­te se lan­za­ba a la ca­rre­te­ra en bús­que­da de aven­tu­ras y una me­jor vi­da.

La ca­rre­te­ra de dos vías, cons­trui­da en 1926 y bau­ti­za­da co­mo “ca­rre­te­ra ma­dre” por el es­cri­tor John Stein­beck, atra­vie­sa el país a tra­vés de sus 4.000 km en­tre Chica­go y San­ta Mó­ni­ca, atra­ve­san­do ocho es­ta­dos.

Pe­ro des­pués de que fue­ra sus­ti­tui­da en los 80 por gran­des au­to­pis­tas, Ru­ta 66 pa­re­cía des­ti­na­da a un es­tan­te pol­vo­rien­to de la his­to­ria, a me­di­da que se iban ce­rran­do las tien­das de abue­los, los mo­te­les cur­sis, me­ren­de­ros y es­ta­cio­nes de ga­so­li­na a los cos­ta­dos de la vía.

“Pue­blos en­te­ros co­men­za­ron a de­caer y la ru­ta se trans­for­mó en una ciu­dad fan­tas­ma”, ex­pli­có Da­vid Knud­son, fun­da­dor y di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la ONG Na­tio­nal His­to­ric Route 66 Fe­de­ra­tion. En los úl­ti­mos años, no obs­tan­te, la icó­ni­ca ca­rre­te­ra fue pro­ta­go­nis­ta de va­rios li­bros, can­cio­nes, pe­lí­cu­las y se­ries de te­le­vi­sión, que le die­ron un nue­vo res­pi­ro y aho­ra atrae a tu- ris­tas de to­do el mun­do, lle­va­dos por la nos­tal­gia.

“Los ex­tran­je­ros vie­nen a re­co­rrer la ca­rre­te­ra por­que les da la opor­tu­ni­dad de vi­vir Es­ta­dos Uni­dos an­tes de que nos vol­vié­ra­mos co­mu­nes”, ex­pli­có Mi­chael Wa­llis, his­to­ria­dor y au­tor del li­bro “Route 66: The Mot­her Road”.

Na­da es pre­de­ci­ble en Ru­ta 66. “Un ca­fé, una ven­ta de fri­tan­ga, de pas­te­les, un me­ren­de­ro... No sa­bes qué te vas a en­con­trar”, in­di­có Wa­llis.

La ma­yo­ría de los gru­pos de tu- ris­tas son de chi­nos y bra­si­le­ños, se­gui­dos por eu­ro­peos. To­dos bus­can el “road trip” de su vi­da.

Zsolt Nagy, un hún­ga­ro que se enamo­ró del re­co­rri­do ha­ce 10 años, or­ga­ni­za aho­ra tours a un cos­to de has­ta 8.000 dó­la­res por per­so­na. Sus clien­tes tie­nen en­tre 20 y 70. To­dos es­tán “fas­ci­na­dos con es­ta ru­ta y bus­can Mus­tangs con­ver­ti­bles o Harley Da­vid­sons pa­ra vi­vir­la”, di­jo.

Pon­tiac, a unas dos ho­ras al sur de Chica­go y con una po­bla­ción de 12.000 per­so­nas, es un vi­vo ejem- plo de es­ta re­su­rrec­ción, ase­gu­ró su al­cal­de, Bob Rus­sell; ese pue­blo tie­ne cua­tro mu­seos, 27 gran­des mu­ra­les y es con­si­de­ra­da una de las jo­yas del tra­yec­to.

Al con­du­cir por la ca­rre­te­ra hoy -85% aún pue­de ser tran­si­ta­da-, se ven los mo­te­les re­mo­de­la­dos con gran­des anun­cios de neón, mu­seos y ex­tra­va­gan­tes tien­das de sou­ve­nirs. Pe­ro tam­bién hay ca­se­ríos me­dio aban­do­na­dos o pue­blos fan­tas­mas.

Si bien la ru­ta evo­ca pa­ra mu­chos la vi­sión de Nor­man Rock­well de un país más inocen­te, tam­bién guar­da un la­do si­nies­tro.

Más de la mi­tad de los 89 con­da­dos que atra­ve­sa­ba eran co­no­ci­dos co­mo “sun­down towns” (ciu­da­des de atar­de­ce­res), en los que las per­so­nas ne­gras te­nían prohi­bi­do cir­cu­lar por las ca­lles des­pués de po­ner­se el sol.

“To­da esa na­rra­ti­va es­ta­dou­ni­den­se al­re­de­dor de lo que sig­ni­fi­ca lan­zar­se a la ca­rre­te­ra y a la li­ber­tad y el sim­bo­lis­mo que lo acom­pa­ña era dra­má­ti­ca­men­te di­fe­ren­te pa­ra los ne­gros”, se­ña­ló Can­dacy Tay­lor, una es­cri­to­ra que se en­con­tró con “El li­bro ver­de pa­ra el con­duc­tor ne­gro”, don­de se enu­me­ra­ban los lu­ga­res se­gu­ros pa­ra ellos. Tay­lor tra­ba­ja aho­ra en un pro­yec­to pa­ra ca­ta­lo­gar es­tos lu­ga­res te­rro­rí­fi­cos.

“Es un ícono co­mo lo es Ma­rilyn Mon­roe o El­vis”, di­jo. “Pe­ro la Ru­ta 66 no es per­fec­ta y bri­llan­te, hay mu­chas grie­tas en esa me­tá­fo­ra, en esa ilu­sión de lo que Es­ta­dos Uni­dos es”. ●

●●● “Los ex­tran­je­ros re­co­rren la ca­rre­te­ra pa­ra vi­vir Es­ta­dos Uni­dos an­tes de que nos vol­vié­ra­mos co­mu­nes ●●●

. RODRIGO PA­RE­DES/FLICKR

Fue cons­trui­da en 1926 y atra­ve­sa­ba más de 80 con­da­dos. El 84% es tran­si­ta­ble

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.