Un lu­gar al sur del sur

Pun­ta Are­nas es un des­tino en sí mis­mo si se cuen­ta con po­cos días pa­ra de­di­car­le, y un lu­gar pa­ra ha­cer ba­se si el via­je con­ti­núa ha­cia otros pun­tos

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente… Punta Arenas - LU­CÍA DI CIOCO twit­ter.com/Lu­ciaDiCio­co

Pun­ta Are­nas es la ciu­dad más al sur de Amé­ri­ca, un des­tino en sí mis­mo pa­ra quie­nes tie­nen po­cos días pa­ra de­di­car­le, y un lu­gar en el que se pue­de ha­cer ba­se si el via­je es por un tiem­po pro­lon­ga­do.

El es­tre­cho de Ma­ga­lla­nes es de los prin­ci­pa­les atrac­ti­vos de la ciu­dad. A pri­me­ra vis­ta pue­de pa­re­cer una ram­bla co­rrien­te, pe­ro va­rios hi­tos se en­car­gan de en­se­ñar la his­to­ria de ese pa­so ma­rí­ti­mo que per­mi­tió dar la pri­me­ra vuel­ta al mun­do al na­ve­gan­te que le dio su nom­bre. Al otro la­do del es­tre­cho se ve Tie­rra del Fue­go (a don­de se pue­de ir en una ex­cur­sión por el día).

Den­tro de la ciu­dad in­tere­sa más que na­da la ar­qui­tec­tu­ra en lu­ga­res co­mo el ce­men­te­rio y el mer­ca­do mu­ni­ci­pal, el pa­la­cio Sa­ra Braun, la ca­te­dral o el mo­nu­men­to a la go­le­ta An­cud, en­tre otros.

Si las com­pras son lo que le in­tere­sa, no muy le­jos ha­cia el nor­te es­tá Zo­na Aus­tral, una zo­na fran­ca re­ple­ta de tien­das y gal­po­nes don­de po­drá con­se­guir lo que se le ocu­rra a pre­cios mo­de­ra­dos. Va­le la pe­na ha­cer­se un stock de ro­pa de in­vierno, ya que las gran­des mar­cas ofre­cen más va­rie­dad de pren­das y de pre­cios de­bi­do a que es un lu­gar don­de el in­vierno pe­ga fuer­te. Tam­bién pue­de lle­gar a en­con­trar al­gún que otro sou­ve­nir a buen pre­cio, pe­ro si quie­re lle­var un pis­co sour chi­leno no lo en­con­tra­rá ahí, da­do que so­lo se co­mer­cia­li­zan pro­duc­tos im­por­ta­dos.

Sa­lien­do de la ciu­dad

Ya que lo que ofre­ce Pun­ta Are­nas es bas­tan­te aco­ta­do, hay que ale­jar­se al­gu­nos ki­ló­me­tros del cen­tro pa­ra en­con­trar el ver­da­de­ro en­can­to pa­ta­gó­ni­co de la zo­na. Un pun­to que no de­be fal­tar en el iti­ne­ra­rio es el Par­que del Es­tre­cho de Ma­ga­lla­nes. Re­cien­te­men­te creado, in­clu­ye al Fuer­te Bul­nes, si­tio en el que los pri­me­ros chi­le­nos ocu­pa­ron Pun­ta Are­nas an­tes de que los fran­ce­ses re­cla­ma­ran la zo­na, ade­más de un mu­seo in­ter­ac­ti­vo que cuen­ta la his­to­ria del es­tre­cho des­de la for­ma­ción del con­ti­nen­te has­ta el pre­sen­te (no ol­vi­de to­mar­se un cho­co­la­te ca­lien­te en la ca­fe­te­ría).

La is­la Mag­da­le­na en­can­ta por ser una de las pin­güi­ne­ras más im­por­tan­tes del sur de Chi­le. Va­rias em­pre­sas tu­rís­ti­cas ofre­cen pa­que- tes por el día lo que per­mi­te co­no­cer de pri­mer mano có­mo vi­ve uno de los ani­ma­les tí­pi­cos de la zo­na.

To­rres del Pai­ne se en­cuen­tra un po­co más le­jos de Pun­ta Are­nas (a 400 ki­ló­me­tros), pe­ro aún así va­le la pe­na de­di­car­le un día en­te­ro (si es po­si­ble, una no­che) pa­ra po­der apre­ciar la mag­ni­tud de las cor­di­lle­ras, los la­gos y los gla­cia­res.

La ver­da­de­ra Pa­ta­go­nia vi­ve en es­te lu­gar. Pa­ra ver­la so­la­men­te es ne­ce­sa­rio dar unos pa­sos fue­ra de la ciu­dad y con­tem­plar la eter­ni­dad del pai­sa­je más al sur del mun­do. ●

L. DI CIOCO

El mo­nu­men­to de la go­le­ta An­cud re­cuer­da a los pri­me­ros co­lo­ni­za­do­res de Pun­ta Are­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.