La ver­da­de­ra is­la bo­ni­ta

Mon­ta­ñas, un vol­cán, pla­yas, cons­truc­cio­nes co­lo­nia­les his­tó­ri­cas, el cli­ma y su na­tu­ra­le­za, ha­cen a Te­ne­ri­fe una op­ción ideal pa­ra des­can­sar y a la vez apren­der

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente… Tenerife - PA­BLO PIÑEYRO twit­ter.com/pa­blo­pi­ney­ro11

Te­ne­ri­fe, is­la que per­te­ne­ce a la Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma de Ca­na­rias, es la is­la más ex­ten­sa y po­bla­da de to­da Es­pa­ña; es ade­más fiel re­fle­jo de esos lu­ga­res don­de pa­ra el vi­si­tan­te que lle­ga pa­re­ce exis­tir una in­fi­ni­dad de op­cio­nes que ga­ran­ti­za­rán vi­vir una ex­pe­rien­cia úni­ca.

La ca­pi­tal es San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe, y la is­la tie­ne 891 mil ha­bi­tan­tes (has­ta 2016) en 2.034 km2 (ex­ten­sión: 87 ki­ló­me­tros de lar­go y 45 ki­ló­me­tros de an­cho). Sus atrac­cio­nes na­tu­ra­les son íco­nos tan­to en el país co­mo en el mun­do, pun­to que su­ma pa­ra que sea elec­ción de los tu­ris­tas.

En­tre los si­tios de re­fe­ren­cia, el más vi­si­ta­do es el Par­que Na­cio­nal del Tei­de (pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad de Unes­co des­de 2007), zo­na don­de se ubi­ca el vol­cán del Tei­de, la mon­ta­ña más al­ta de Ca­na­rias y de Es­pa­ña con 3.718 me­tros de al­tu­ra.

Es­te par­que es el más an­ti­guo de Ca­na­rias y ocu­pa el ter­cer lu­gar del país. Tie­ne en el vol­cán al ter­ce­ro más gran­de del mun­do; año a año es uno de los si­tios más vi­si­ta­dos por es­pa­ño­les y ex­tran­je­ros, fun­da­men­tal­men­te por la tran­qui­li­dad que ofre­ce, su his- to­ria, la di­ver­si­dad de imá­ge­nes que re­ga­la el en­torno y la ri­que­za geo­ló­gi­ca del te­rri­to­rio (en va­rias par­tes de are­na vol­cá­ni­ca).

Uno de los pa­seos dis­tin­tos en la mon­ta­ña del Tei­de es el mirador y el re­co­rri­do en te­le­fé­ri­co, y el in­vierno es un mo­men­to es­pe­cial por la nie­ve, que es atrac­ción pa­ra adul­tos y ni­ños. Su par­ti­cu­lar cli­ma pue­de pre­sen­tar en pleno enero tem­pe­ra­tu­ras de -3 gra­dos en la mon­ta­ña y de 26 gra­dos en zo­nas de pla­ya y a ni­vel del mar.

La pla­ya de las Amé­ri­cas –mu­ni­ci­pio de Aro­na–, al sur de la is­la, es otro de los pun­tos re­co­men­da­dos. Es una zo­na con va­rie­dad de ofer­tas de ocio y en­tre­te­ni­mien­to, ya que tie­ne una gran va­rie­dad de res­tau­ran­tes, pubs, ba­res, dis­co­te­cas y co­mer­cios.

Den­tro de las vi­si­tas que pue­den ca­li­fi­car­se co­mo obli­ga­das es­tá el cas­co an­ti­guo e histórico de la ca­pi­tal, San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe. Fun­da­da en ma­yo de 1494, más de cin­co si­glos des­pués mues­tra un en­can­to par­ti­cu­lar, prin­ci­pal­men­te en las pla­zas del Prín­ci­pe, la Can­de­la­ria, Wey­ler y San Fran­cis­co.

En tan­to, San Cris­tó­bal de la La­gu­na es una pa­ra­da que tam­bién de­be te­ner­se en cuen­ta, más que na­da por la ri­que­za que pre­sen­ta su es­truc­tu­ra his­tó­ri­ca. Se tra­ta de una ciu­dad co­lo­nial que tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de no ser amu­ra­lla­da. El re­co­rri­do por ca­lles an­gos­tas per­mi­ti­rá co­no­cer tem­plos, con­ven­tos, mu­seos, pla­zas y edi­fi­ca­cio­nes con an­ti­güe­dad y tra­di­ción. Ubi­ca­da al nor­te, es otra zo­na de­cla­ra­da Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co.

Por su par­te, la ba­sí­li­ca Nues­tra Se­ño­ra de la Can­de­la­ria es otro de los sím­bo­los re­co­men­da­dos. Ubi­ca­da en el mu­ni­ci­pio de Can­de­la­ria y a 20 ki­ló­me­tros al sur de la ca­pi­tal, fue cons­trui­da pa­ra ve­ne­rar a la Vir­gen de la Can­de­la­ria (pa­tro­na de Is­las Ca­na­rias).

El tem­plo re­ci­be mi­les de vi­si­tan­tes al año, prin­ci­pal­men­te el 2 de fe­bre­ro, día en que se ce­le­bra a la Vir­gen, y ca­da 15 de agos­to, fe­cha en que se re­cuer­da la apa­ri­ción, pró­xi­ma al año 1401. Fa­mo­sa por sus mu­ra­les y es­cul­tu­ras, es­ta igle­sia es con­si­de­ra­da hoy uno de los prin­ci­pa­les si­tios de pe­re­gri­na­ción de Es­pa­ña.

En ma­te­ria de en­tre­te­ni­mien­to, el Lo­ro Par­que, un zoo­ló­gi­co y jar­dín tro­pi­cal te­má­ti­co de 135 mil me­tros cua­dra­dos, es un buen lu­gar pa­ra vi­si­tar. Inau­gu­ra­do en 1972, es­tá en Puer­to de la Cruz, mu­ni­ci­pio de San­ta Cruz.

En­tre los es­pec­tácu­los que ofre­ce, se des­ta­can los nú­me­ros rea­li­za­dos con pa­pa­ga­yos, lo­ros, or­cas, del­fi­nes y leo­nes ma­ri­nos. In­clu­ye un jar­dín de cac­tus, una co­lec­ción de más de 2.000 pal­me­ras de to­do el mun­do y una jun­gla, en la zo­na más an­ti­gua del pro­yec­to. ●

P. PIÑEYRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.