La otra ca­ra de las va­ca­cio­nes: ve­ci­nos que no pue­den vi­vir tran­qui­los

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Lugares | En Tránsito -

Las mul­ti­tu­des que inun­dan los más fa­mo­sos des­ti­nos tu­rís­ti­cos de Eu­ro­pa es­tán desatan­do vio­len­tas reac­cio­nes de ve­ci­nos y ac­ti­vis­tas, que van des­de pro­tes­tas y men­sa­jes de “go ho­me” has­ta in­ti­mi­da­ción fí­si­ca.

A lo lar­go del sur de Eu­ro­pa, des­de los ato­cha­dos bu­le­va­res de Bar­ce­lo­na has­ta las hor­das que des­em­bar­can en la croa­ta Du­brov­nik, los re­si­den­tes re­cla­man ca­da vez más que un al­za del tu­ris­mo es­tá vol­vien­do sus vi­das in­to­le­ra­bles.

La reac­ción ha des­per­ta­do preo­cu­pa­ción por­que se tra­ta de uno de los gran­des mo­to­res eco­nó­mi­cos de la re­gión. Por eso las au­to­ri­da­des se de­ci­die­ron a ac­tuar.

Ro­ma es­tá con­si­de­ran­do li­mi­tar el nú­me­ro de vi­si­tan­tes en par­tes de la lla­ma­da Ciu­dad Eterna, co­mo la fa­mo­sa Fon­ta­na di Tre­vi. La me­die­val Du­brov­nik pla­nea po­ner un lí­mi­te a la can­ti­dad de cru­ce­ros que lle­gan a la ciu­dad, mien­tras que Bar­ce­lo­na de­li­nea un nue­vo im­pues­to al tu­ris­mo.

En Ve­ne­cia, el mes pa­sa­do los ve­ci­nos mar­cha­ron en­tre una mul­ti­tud de vi­si­tan­tes pa­ra pro­tes­tar con­tra el tu­ris­mo des­con­tro­la­do. Lle­va­ban un car­tel que re­za­ba “mi fu­tu­ro es Ve­ne­cia”.

Jó­ve­nes ac­ti­vis­tas pla­nean una ma­ni­fes­ta­ción si­mi­lar pa­ra es­te mes en San Se­bas­tián, en el nor­te de España.

En Bar­ce­lo­na, don­de el enojo ha es­ta­do in­cu­bán­do­se des­de ha­ce un tiem­po, al­gu­nos graf­fi­tis se han vuel­to ame­na­zan­tes, co­mo el de una si­lue­ta con un blan­co en la ca­be­za con la le­yen­da “¿Por qué le lla­ma­mos tem­po­ra­da tu­rís­ti­ca si no podemos dis­pa­rar­les?”.

El pri­mer mi­nis­tro es­pa­ñol Ma­riano Ra­joy in­ter­vino es­ta se­ma­na des­pués que el enojo con­tra los tu­ris­tas lle­gó a la agre­sión fí­si­ca.

Un vi­deo mues­tra a ac­ti­vis­tas en­mas­ca­ra­dos en­cen­dien­do ben- ga­las afue­ra de un res­to­rán lleno de tu­ris­tas en Pal­ma de Ma­llor­ca. Lue­go, las imá­ge­nes mues­tran a los ac­ti­vis­tas en­tran­do al lo­cal y lan­zan­do pa­pel pi­ca­do so­bre los asus­ta­dos co­men­sa­les.

Ra­joy des­cri­bió a los ac­ti­vis­tas co­mo “ex­tre­mis­tas yen­do con­tra el sen­ti­do co­mún”. El tu­ris­mo re­pre­sen­ta un 12 por cien­to de la economía es­pa­ño­la.

Vi­deos si­mi­la­res fue­ron di­vul­ga­dos es­ta se­ma­na con el es­lo­gan “el tu­ris­mo aca­ba con los ba­rrios”. En uno, va­rios en­ca­pu­cha­dos de­tie­nen un bus en Bar­ce­lo­na, rom­pen sus neu­má­ti­cos y ra­yan el pa­ra­bri­sas.

“No he­mos vis­to na­da de eso pe­ro ya oí­mos que a los lo­ca­les no les gus­tan mu­cho los tu­ris­tas”, de­cla­ró el holandés de 20 años Roel Theu­nis­zen, que pa­sea­ba por el po­pu­lar Par­que de la Ciu­da­de­la.

Los re­si­den­tes re­cla­man que un al­za del tu­ris­mo es­tá vol­vien­do sus vi­das in­to­le­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.