El Brooklyn bo­nae­ren­se

Na­da más co­ol y hips­ter que Pa­ler­mo Holly­wood, la zo­na de Bue­nos Ai­res que de­rro­cha ar­te, di­se­ño y gas­tro­no­mía en es­ti­lo re­la­ja­do y mul­ti­cul­tu­ral

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Lugares -

Pa­ra un al­muer­zo de me­nú eje­cu­ti­vo con bue­nos pre­cios, o pa­ra una ce­na que pue­de ir des­de eco­nó­mi­ca has­ta de unos cuan­tos te­ne­do­res, el lla­ma­do Pa­ler­mo Holly­wood des­plie­ga en sus ca­lles el Bue­nos Ai­res que fue y el que es, así co­mo el ho­ri­zon­te de lo que se­rá.

Ca­mi­nar por sus ca­lles es un ir y ve­nir. En ellas se jun­ta lo an­ti­guo, vie­jo y de­rrui­do con lo re­ci­cla­do, trendy de es­ti­lo in­dus­trial, mi­ni­ma­lis­ta o hip­pie chic. Pa­ler­mo Holly­wood es un pas­ti­che de es­ti­los que van lle­gan­do co­mo quie­ren, sin uni­for­mi­dad, in­tem­pes­ti­vos y va­ria­dos, co­mo la pro­pia gen­te que la ha­bi­ta y la que lle­ga ca­da día a tra­ba­jar en al­guno de los ca­na­les de te­le­vi­sión y pro­duc­to­ras que se fue­ron ins­ta­lan­do en la zo­na (y por lo que se le de­no­mi­na “Holly­wood” y “Dis­tri­to Au­dio­vi­sual”).

Es fun­da­men­tal te­ner cla­ras las coor­de­na­das que com­pren­den es­ta zo­na, un cua­dra­do en­tre la ave­ni­da Juan B. Jus­to, Do­rre­go, San­ta Fe y Cór­do­ba. Sus prin­ci­pa­les ar­te­rias gas­tro­nó­mi­cas son Hum­boldt, Fitz Roy, Ni­ca­ra­gua y Do­rre­go.

En­tre sus an­ti­guas ca­lles y ca­lle­ci­tas uno se pue­de lle­var muy gra­tas sor­pre­sas; ese es uno de los en­can­tos de es­te Pa­ler­mo: lo im­pre­de­ci­ble, la sor­pre­sa, el lu­gar­ci­to pe­que­ño don­de de­gus­tar un pla­to in­ter­na­cio­nal, don­de la gen­te habla en di­fe­ren­tes idio­mas y se sien­te lo des­con­trac­tu­ra­do, le­jos del bu­lli­cio del mi­cro­cen­tro o in­clu­so del mis­mo Pa­ler­mo Soho (en­tre Juan B. Jus­to y Sca­la­bri­ni Or­tiz cu­yos pun­tos más icó­ni­cos son la pla­za Ar­me­nia y Cor­tá­zar, más co­no­ci­da co­mo Se­rrano).

Ar­te y gas­tro­no­mía

Es­ta por­ción al nor­te de Juan B. Jus­to que al­ber­ga­ba gran­des gal­po­nes y de­pó­si­tos ha­bía si­do de­va­lua­da, y así se con­vir­tió en un lu­gar atrac­ti­vo pa­ra los gran­des pre­dios de los ca­na­les de te­le­vi­sión y pro­duc­to­ras. Y co­mo su­ce­de en las gran­des ca­pi­ta­les del mun­do, el ar­te y la gas­tro­no­mía co­men­za­ron a to­mar la zo­na, y así re­vi­vie­ron.

En es­te la­do de Pa­ler­mo se afian­za la gas­tro­no­mía in­ter­na­cio­nal en sus más va­ria­das re­pre­sen­ta­cio­nes. Co­ci­na fu­sión pe­ruano-ja­po­ne­sa, del sud­es­te asiá­ti­co, pa­rri­lla­da crio­lla ar­gen­ti­na, uru­gua­ya, chi­na, ja­po­ne­sa, ita­lia­na, y la lis­ta si­gue y si­gue, com­ple­men­ta­da con di­se­ño y van­guar­dia en la pues­ta de los lo­ca­les, y una ofer­ta cul­tu­ral e in­mo­bi­lia­ria ca­da vez ma­yor.

El ar­te enal­te­ce la pro­pues­ta: en la es­qui­na de Hum­boldt y Ca­bre­ra tie­ne su es­pa­cio de ar­te Mi­lo Loc­kett. A me­tros, por Hum­boldt, se en­cuen­tra El­si del Río, un es­pa­cio de ar­te don­de de­lei­tar­se con mue­bles de di­se­ño y ar­te de di­fe­ren­tes au­to­res.

So­bre la ca­lle Hon­du­ras va­le la pe­na to­mar­se un ra­to y vi­si­tar Eterna Ca­den­cia, un lu­gar que, co­mo in­di­can, es­tá he­cho “pa­ra gen­te que ama los li­bros y sa­be dis­fru­tar­los”, con un pe­que­ño pa­tio pa­ra to­mar ca­fé y dis­fru­tar de la li­te­ra­tu­ra del mun­do. Y en una zo­na de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas no pue­de fal­tar el tea­tro in­de­pen­dien­te: el Cha­ca­re­rean Tea­tre fun­cio­na con obras desafian­tes y que se atre­ven a sa­lir del cir­cui­to de ca­lle Co­rrien­tes.

Cir­cui­to de com­pras

Por la ca­lle Do­rre­go, es­qui­na con Al­va­rez Tho­mas, en el lí­mi­te más al nor­te de Holly­wood es­tá el Mer­ca­do de Pul­gas, abier­to to­da la se­ma­na en un pre­dio enor­me don­de en­con­trar de to­do, re­ci­cla­do y pa­ra re­ci­clar. Si­guien­do por Do­rre­go en di­rec­ción a San­ta Fe son va­rios los lo­ca­les don­de ver ob­je­tos vin­ta­ge, an­ti­güe­da­des y mue­bles re­ci­cla­dos. La pro­pues­ta gas­tro­nó­mi­ca so­bre es­ta ca­lle y las que la cru­zan tam­bién es va­ria­da y muy con­cu­rri­da.

Por úl­ti­mo, si bien el Soho es la zo­na más atrac­ti­va pa­ra las com­pras, des­de la lle­ga­da del Dis­tri­to Ar­cos a es­ta zo­na la pro­pues­ta se ele­vó. Es­te shop­ping al ai­re li­bre cuen­ta con outlets de di­fe­ren­tes mar­cas, y den­tro del pre­dio es im­per­di­ble el Fola (Fo­to­te­ca La­ti­noa­me­ri­ca­na), un mo­derno es­pa­cio don­de dis­fru­tar de ex­po­si­cio­nes de fo­to­gra­fía de au­to­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos.

FLICKR

El ba­rrio por­te­ño com­bi­na ar­te con gas­tro­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.