De com­pras en Londres

La ca­lle lon­di­nen­se de Ox­ford y sus in­me­dia­cio­nes son una meca de las me­jo­res mar­cas in­ter­na­cio­na­les e in­gle­sas y de fa­mo­sas tien­das de de­par­ta­men­tos

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente -

Ox­ford Street, que re­co­rre el cen­tro de Londres, es una de las ca­lles más co­mer­cia­les del mun­do, que se ex­tien­de por dos ki­ló­me­tros, des­de el fa­mo­so Mar­ble Arch has­ta una par­te de Hy­de Park, y con­ti­núa por Ox­ford Cir­cus has­ta Saint Gi­le’s Cir­cus. Ox­ford Cir­cus po­dría con­si­de­rar­se el epi­cen­tro de las com­pras, en la in­ter­sec­ción de Ox­ford Street y Re­gent Street.

Es­ta zo­na, muy atrac­ti­va du­ran­te el día, de no­che tie­ne el en­can­to de dis­fru­tar de las tien­das muy bien ilu­mi­na­das y de­co­ra­das.

Por la ca­lle Re­gent, me­nos con­ges­tio­na­da que Ox­ford, se lle­ga al “Ti­mes Squa­re”, en Pi­ca­dilly Cir­cus, don­de dia­ria­men­te tran­si­tan mi­les de per­so­nas.

Allí se ubi­can las ca­sas más co­no­ci­das en el mun­do, co­mo H&M , Nike, Uniq­lo, Man­go, Ur­ban Out­fit­ters, Za­ra, Pri­mark, Tops­hop, Top­man, Dis­ney Sto­re..., y las gran­des tien­das por de­par­ta­men­to, co­mo Sel­frid­ges (aho­ra tam­bién Miss Sel­frid­ge), Hou­se of Fra­sier, John Le­wis, Marks & Spen­cer, Li­berty Lon­don y Fen­wick.

Tam­bién es­tán ins­ta­la­das fir­mas fa­mo­sas co­mo Ap­ple, Ham­ley y Li­berty.

Ad­ya­cen­te es­tá el Soho, zo­na va­rio­pin­ta si las hay, don­de tomar un ca­fé, una bue­na cer­ve­za, com­prar al­gún ob­je­to vin­ta­ge y cu­rio­sear en los sex shops, ca­sas de dis­cos de vi­ni­lo, de co­mics, de ar­tícu­los de to­do ti­po; o aden­trar­se en el Chi­na­town y de­gus­tar al­gún pla­to tí­pi­co, o sim­ple­men­te cu­rio­sear.

Ber­wick Street es un ca­pí­tu­lo apar­te, un clá­si­co lon­di­nen­se, fa­mo­sa por la se­da eco­nó­mi­ca y tam­bién por­que en sus ta­lle­res a la vis­ta se con­fec­cio­nan los tra­jes pa­ra los es­pec­tácu­los del West End.

Car­naby Street es otra vía pa­ra vi­si­tar; cru­zan­do su ar­co se aden­tra en la cu­na de la mo­da se­ten­to- sa (tam­bién en sus ca­lles cer­ca­nas): ro­pa, ba­res y res­tau­ran­tes con una at­mós­fe­ra in­creí­ble. Ofre­ce la po­si­bi­li­dad de sa­lir­se del cir­cui­to co­mer­cial tra­di­cio­nal y co­no­cer más so­bre di­se­ña­do­res in­de­pen­dien­tes.

St. Ch­ris­top­her’s Pla­ce es uno de los lu­ga­res don­de huir, cuan­do ya no se pue­da car­gar con más bol­sas. Es una ca­lle­ci­ta don­de tam­bién hay tien­das im­por­tan­tes, mu­chos ba­res y res­tau­ran­tes don­de dis­fru­tar de un me­re­ci­do des­can­so.

Si de lu­jo se tra­ta, no es­tá mal dar­se una vuel­ti­ta por la fa­mo­sí­si­ma Bond Street, y May­fair o en las gran­des tien­das co­mo Vuit­ton y Tiffany & Co.

Los fi­nes de se­ma­na, don­de uno se lo pue­de tomar con más cal­ma, se pue­de dis­fru­tar de un brunch, por ejem­plo, en Cop­pa Club’s y por la tar­de­ci­ta tomar un tra­go en al­guno de los roof­tops, co­mo el Roof deck, de Sel­frid­ges.

Es muy atrac­ti­vo ver el cui­da­do e ilu­mi­na­ción de las tien­das du­ran­te las ho­ras de la no­che

AU­GUST BILL-FLICKR

PAUL ROBERTSON-FLICKR

Ox­ford Street.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.