La tie­rra de vi­ñe­dos

La exi­gen­te ge­ne­ra­ción de los mi­llen­nials en­cuen­tra en la vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra de la pro­vin­cia ar­gen­ti­na de Men­do­za un alia­do ideal pa­ra el tu­ris­mo de aven­tu­ra

El Observador Fin de Semana - Lugares - - En Tránsito - RA­QUEL SÁN­CHEZ

La cre­cien­te de­man­da por los des­ti­nos de aven­tu­ra y na­tu­ra­le­za con agre­ga­dos de lu­jos en sus en­tor­nos, con­vier­te a la re­gión ar­gen­ti­na vi­ti­vi­ní­co­la de Men­do­za en uno de los fa­vo­ri­tos pa­ra la ge­ne­ra­ción de los mi­llen­nials, que ca­da vez se po­si­cio­nan co­mo los via­je­ros que más exi­gen­cias tie­nen.

“A las per­so­nas les gus­ta ex­pe­ri­men­tar, los más jó­ve­nes via­jan pa­ra des­pués re­la­tar su vi­ven­cias, en ese sen­ti­do el tu­ris­mo de aven­tu­ra vin­cu­la­do con el vino per­mi­te te­ner am­bas”, ase­gu­ró la pre­si­den­ta del En­te de Tu­ris­mo de Men­do­za, Ga­brie­la Tes­ta.

La pro­vin­cia de Men­do­za es co­no­ci­da por su fuer­te vin­cu­la­ción al vino: genera el 70 % de la pro­duc­ción na­cio­nal y al­re­de­dor del 85 % de las ven­tas de esa be­bi­da en bo­te­lla, pe­ro cuen­ta tam­bién con una gran can­ti­dad de ho­te­les de cin­co es­tre­llas y ca­ba­ñas de lu­jo en sus vi­ñe­dos.

Es­tá re­gión ar­gen­ti­na bor­dea­da por la Cor­di­lle­ra de los An­des al­ber­ga unas 1.000 bo­de­gas pro­duc­to­ras y frac­cio­na­do­ras, y al­re­de­dor de 150 ya fue­ron acon­di­cio­na­das pa­ra re­ci­bir vi­si­tan­tes an­te el au­ge del tu­ris­mo eno­ló­gi­co.

“No so­lo es vi­si­tar una bo­de­ga, aho­ra el via­je­ro tie­ne la op­ción de pre­pa­rar su pro­pia com­bi­na­ción de vino y eti­que­tar­lo, co­se­char uvas de los vi­ñe­dos y pa­sear­se por los ca­mi­nos ha­bi­li­ta­dos que es­tán cer­ca de su ru­ta tu­rís­ti­ca”, en­fa­ti­zó Tes­ta.

Ase­gu­ró que es co­no­ci­do que los mi­lle­nials, las per­so­nas na­ci­das en­tre 1980 y 1995, con­si­de­ran al vino co­mo un pro­duc­to “atrac­ti­vo y as­pi­ra­cio­nal”, de­jan­do de con­su­mir ca­da vez más otras be­bi­das al­cohó­li­cas po­pu­la­res, co­mo la cer­ve­za.

La re­pre­sen­tan­te ar­gen­ti­na, in­di­có que el tu­ris­ta ya no quie­re ser el hués­ped co­mún de una ha­bi­ta­ción de ho­tel, sino que in­ten­ta sen­tir­se e in­vo­lu­crar­se co­mo un ciu­da­dano del lu­gar, aun­que sin re­nun­ciar a ser­vi­cios de lu­jo, tec­no­lo­gía y pri­va­ci­dad.

La zo­na cos­mo­po­li­ta de Men­do­za se en­cuen­tra ata­via­da con atrac­ti­vos de aven­tu­ra co­mo ca­no­ta­je, pes­ca, es­ca­la­da de mon­ta­ña y sen­de­ris­mo, ac­ti­vi­da­des pre­fe­ri­das por ese seg­men­to ge­ne­ra­cio­nal que pa­sa de ser un sim­ple tu­ris­ta a un ex­plo­ra­dor. Lla­ma­da tam­bién “la Tie­rra del Sol” y cu­na de la li­ber­tad de va­rios paí­ses sud­ame­ri­ca­nos, Men­do­za es la más vi­si­ta­da por tu­ris­tas pro­ve­nien­tes de Es­ta­dos Uni­dos, Bra­sil y Eu­ro­pa, se­gún re­la­tó Tes­ta, pe­ro aho­ra el mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano es la si­guien­te eta­pa pa­ra po­ten­ciar la fa­mo­sa pla­ta­for­ma eno­ló­gi­ca ar­gen­ti­na.

“Los paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca re­pre­sen­tan pa­ra Men­do­za un eje im­por­tan­te pa­ra acre­cen­tar nues­tra ofer­ta, te­ne­mos en co­mún el mis­mo idio­ma e his­to­ria. Creo que no he­mos te­ni­do su­fi­cien­tes in­ter­cam­bios tu­rís­ti­cos de­bi­do a que no hay tan­ta co­nec­ti­vi­dad aé­rea”, de­cla­ró. Tes­ta ar­gu­men­tó que en los dos años de ges­tión del pre­si­den­te ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, han rea­li­za­do la mo­der­ni­za­ción del Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal El Plu­me­ri­llo. En la ciu­dad, de ca­si 2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, se di­ce que em­pe­zó la cul­tu­ra vi­ní­co­la cuan­do lle­ga­ron los con­quis­ta­do­res es­pa­ño­les. Des­de en­ton­ces ha cre­ci­do sin pa­rar y una nue­va ge­ne­ra­ción de vi­ti­cul­to­res produce al­gu­nos de los vi­nos más de­li­cio­sos y com­pe­ti­ti­vos del mun­do.

Vi­ñe­dos; unas 150 bo­de­gas men­do­ci­nas ex­plo­tan el tu­ris­mo eno­ló­gi­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.