Ma­jes­tuo­si­dad ni­po­na

El cas­ti­llo de Na­go­ya, que fue de­sig­na­do te­so­ro na­cio­nal en 1930 y des­trui­do por un bom­bar­deo en la se­gun­da gue­rra mun­dial, fue com­ple­ta­men­te res­tau­ra­do

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente -

El cas­ti­llo de Na­go­ya, uno de los más fa­mo­sos de Ja­pón, re­abrió sus puer­tas por com­ple­to tras cer­ca de 10 años de re­pa­ra­cio­nes en va­rios de los edi­fi­cios que lo in­te­gran, in­clui­do el pa­la­cio prin­ci­pal en el que re­si­dió la fa­mi­lia go­ber­nan­te de los To­ku­ga­wa.

El pa­la­cio Hon­ma­ru, la edi­fi­ca­ción prin­ci­pal del cas­ti­llo y cons­trui­do en 1615 por or­den de Ie­ya­su To­ku­ga­wa, el pri­mer sho­gún de la di­nas­tía de cau­di­llos mi­li­ta­res que do­mi­na­ron el país has­ta 1868, que­dó reabier­to a los vi­si­tan­tes.

Es­te edi­fi­cio, que ha­cía las ve­ces de re­si­den­cia y sa­la de au­dien­cias de la fa­mi­lia, las to­rres y otras es­truc­tu­ras del cas­ti­llo fue­ron de­sig­na­das te­so­ro na­cio­nal en 1930, pe­ro en la se­gun­da gue­rra mun­dial que­dó des­trui­do por un bom­bar­deo efec­tua­do por las Fuer­zas Aé­reas del Ejér­ci­to de los Es­ta­dos Uni­dos. Fue la ma­yor des­truc­ción que su­frió el cas­ti­llo a lo lar­go de su his­to­ria.

El go­bierno lo­cal de Na­go­ya fue el en­car­ga­do de las la­bo­res de re­pa­ra­ción, que se ini­cia­ron en 2009 y que han te­ni­do un cos­te de 13.000 mi­llo­nes de ye­nes (€ 100 mi­llo­nes), se­gún ci­fras re­co­gi­das por el dia­rio ni­pón Yo­miu­ri Shim­bun.

Las la­bo­res de res­tau­ra­ción se rea­li­za­ron en 30 ha­bi­ta­cio­nes dis­tri­bui­das en 13 de los edi­fi­cios del pa­la­cio, que se fue­ron abrien­do pro­gre­si­va­men­te al pú­bli­co des­de ma­yo de 2013.

La lu­jo­sa ha­bi­ta­ción de Ie­mit­su, el ter­cer sho­gún To­ku­ga­wa, ca­rac­te­ri­za­da por sus de­co­ra­cio­nes lu­jo­sas en oro, así co­mo su sau­na o la co­ci­na, son al­gu­nos de los nue­vos es­pa­cios que po­drán vi­si­tar­se.

El clan To­ku­ga­wa fue uno de los más po­de­ro­sos en Ja­pón du­ran­te el pe­río­do Edo (1603-1867) y fue el ter­cer y úl­ti­mo sho­gu­na­to que os­ten­tó en el país asiá­ti­co, tras los de Ka­ma­ku­ra y As­hi­ka­ga.

EFE / JNTO

El cas­ti­llo sir­ve co­mo dra­má­ti­co re­cor­da­to­rio de la im­por­tan­cia de Na­go­ya en la his­to­ria de Ja­pón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.