La ave­ni­da más her­mo­sa

Los Cam­pos Elí­seos, la ar­te­ria más fa­mo­sa de Pa­rís, se re­nue­va con tien­das de al­ta ga­ma y se es­pe­ra que lle­guen más tu­ris­tas y re­cu­pe­re al pú­bli­co lo­cal

El Observador Fin de Semana - Lugares - - Viajero Frecuente... - MA­RÍA D. VAL­DE­RRA­MA

Co­no­ci­da co­mo una de las ave­ni­das más her­mo­sas del mun­do, los Cam­pos Elí­seos tra­tan de re­cu­pe­rar su lus­tre pa­ra atraer a los pa­ri­si­nos que la rehú­yen, aho­ra que re­co­no­ci­das mar­cas co­mo Ap­ple, Ni­ke, Chanel o los al­ma­ce­nes de lu­jo Ga­le­ries La­fa­yet­te se apres­tan a abrir en ella gran­des ins­ta­la­cio­nes.

El em­ble­ma ur­bano por ex­ce­len­cia del es­plen­dor fran­cés, pa­sa­re­la de sus gran­des mo­men­tos, des­de el des­fi­le mi­li­tar del 14 de ju­lio has­ta la lle­ga­da de sus cam­peo­nes del Mun­dial de fút­bol, ve pa­sar por sus an­chas ca­lles cer­ca de 100 mil per­so­nas ca­da día que de­jan allí en torno a € 1.500 mi­llo­nes al año. Esa ci­fra po­dría au­men­tar con la aper­tu­ra de tien­das de al­ta ga­ma.

Ni­ke pre­pa­ra un es­pa­cio de 10 mil me­tros cua­dra­dos, más de la mi­tad de su­per­fi­cie co­mer­cial y el res­to pa­ra sus ofi­ci­nas; Ap­ple ha com­pra­do un in­mue­ble de 5.500 me­tros cua­dra­dos pa­ra tien­da y des­pa­chos, y la mar­ca de ma­qui­lla­je Ki­ko o Ga­le­ries La­fa­yet­te preparan ope­ra­cio­nes si­mi­la­res.

Ade­más, otras fir­mas, co­mo Adi­das, Sam­sung o L’Oc­ci­ta­ne, han reabier­to tras obras pa­re­ci­das y mar­cas de be­lle­za co­mo Dior y Lan- cô­me inau­gu­ra­rán pró­xi­ma­men­te am­plios es­pa­cios.

La re­no­va­ción “crea­rá una ofer­ta más adap­ta­da al pú­bli­co pa­ri­sino, aun­que hay que ha­cer un tra­ba­jo a un ni­vel glo­bal pa­ra pre­pa­rar los jardines, re­no­var las fuen­tes”, se­ña­la Edouard Lé­feb­vre, de­le­ga­do general del Co­mi­té de los Cam­pos Elí­seos, que sir­ve de puen­te en­tre los co­mer­cios de la zo­na y los po­de­res pú­bli­cos.

En la dé­ca­da de 1990, la ave­ni­da que atra­vie­sa Pa­rís en 2,2 ki­ló­me­tros des­de el Ar­co del Triun­fo has­ta la pla­za de la Con­cor­dia, su­frió una re­no­va­ción en la que se do­bla­ron las ace­ras y se re­du­jo el tráfico, dan­do prio­ri­dad a su ca­rác­ter pea­to­nal y al ma­tiz co­mer­cial que tie­ne aho­ra.

Pe­ro más allá de los tu­ris­tas, los pa­ri­si­nos evi­tan es­ta ar­te­ria del ala oes­te de la ca­pi­tal, sal­vo los que tra­ba­jan en la zo­na.

“Hay que re­cor­dar que su prin­ci­pal uso es pa­ra pa­sear y no pa­ra com­prar”, des­ta­ca el Ayun­ta­mien­to, que de­ta­lla la crea­ción de un ca­rril bi­ci­cle­ta de aquí a 2019, la ins­ta­la­ción de te­rra­zas, la ce­le­bra­ción de even­tos cul­tu­ra­les o la pea­to­na­li­za­ción un do­min­go al mes, des­de 2018.

El con­sis­to­rio asu­me que “los pa­ri­si­nos ya no acu­den a la ave­ni­da” y es­pe­ra que es­te la­va­do de ca­ra ayu­de a que re­gre­sen.

“Nues­tro cre­do es que hay que tra­ba­jar en fa­vor de los tu­ris­tas y de la ima­gen in­ter­na­cio­nal, pe­ro no hay que ol­vi­dar a los pa­ri­si­nos y hay que desa­rro­llar una ofer­ta pa­ra ellos con una res­tau­ra­ción más mo­der­na e in­for­mal”, ar­gu­ye Lé­feb­vre.

Los nue­vos cam­bios em­pe­za­ron es­pe­cial­men­te des­pués de va­rios en­cuen­tros en­tre los pro­pie­ta­rios de los co­mer­cios de la ave­ni­da, en 2014, que de­ba­tie­ron so­bre sus pro­ble­mas y pro­pu­sie­ron ac­tuar en la re­for­ma de edi­fi­cios, la crea­ción de te­rra­zas y la adap­ta­ción al pú­bli­co “mi­llen­nial”, lo que cul­mi­nó en la ins­ta­la­ción de wi­fi pú­bli­co en 2016.

En el ca­mino de es­ta mo­der­ni­za­ción, los al­qui­le­res se si­túan en la ac­tua­li­dad en € 20 mil el me­tro cua­dra­do en el la­do par (más ca­ro por ser más so­lea­do), y “de­be­rían se­guir en au­men­to” con la lle­ga­da de los nue­vos ne­go­cios, se­gún di­jo al dia­rio Le Fi­ga­ro Thierry Bon­niol, ana­lis­ta de BNP Pa­ri­bas Real Es­ta­te Fran­ce.

El gru­po de lu­jo EPI, pro­pie­ta­rio del edi­fi­cio don­de se asen­ta­rá Ap­ple, pa­gó a la tien­da IKKS más de € 15 mi­llo­nes pa­ra que aban­do­na­ra el lo­cal an­tes del fin del con­tra­to. Ap­ple le pa­ga­rá €14 mi­llo­nes anua­les por ocu­par­lo.

El pre­cio de las ofi­ci­nas au­men­ta igual­men­te, con € 850 el me­tro cua­dra­do al año de me­dia y una ocu­pa­ción ple­na, an­he­la­das es­pe­cial­men­te por fir­mas que bus­can atraer el ta­len­to in­ter­na­cio­nal uti­li­zan­do la mar­ca Cam­pos Elí­seos co­mo re­cla­mo.

Los nue­vos co­mer­cios que se ins­ta­lan lo ha­cen en detrimento de los gran­des mues­tra­rios de co­ches, co­mo To­yo­ta, Peu­geot o Mercedes, que no quie­ren pa­gar ren­tas desor­bi­ta­das pa­ra pre­sen­tar sus úl­ti­mos mo­de­los, pues pue­den ha­cer­lo a tra­vés de apli­ca­cio­nes di­gi­ta­les.

Seis sa­las de ci­ne han ce­rra­do tam­bién en las úl­ti­mas tres dé­ca­das, en mu­chos ca­sos mu­dán­do­se al es­te de la ca­pi­tal. Con ca­si una de­ce­na de obras en mar­cha en la ave­ni­da, el ros­tro de los Cam­pos Elí­seos em­pe­za­rá sin du­da a cam­biar a par­tir de 2019 con la ex­pec­ta­ti­va de si vol­ve­rán los pa­ri­si­nos a pa­sear por la ave­ni­da más her­mo­sa del mun­do.

WI­KI­PE­DIA

Fa­mo­sas tien­das en los Cam­pos Elí­seos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.